Usted se encuentra en: »

Entrenar las Piernas es Más Importante de lo que Piensas

Las piernas son esa parte del cuerpo que un gran número de personas no entrenan nunca en los gimnasios o, si lo hacen, es casi “por obligación”, a desgana y sin intensidad. Vamos a ver el por qué es importante entrenarlas y los beneficios que nos puede aportar.

El primer motivo por el cual se debe entrenar la pierna tanto como cualquier otro músculo de nuestro cuerpo es algo lógico, evitar un cuerpo descompensado. No resulta demasiado estético un cuerpo con un tren superior bastante desarrollado acompañado de unas piernas que desmerezcan el conjunto.

Dejando de lado el apartado estético, ya que sobre gustos no hay nada escrito, vamos a pasar a la parte funcional. Un correcto e intenso entrenamiento de piernas con ejercicios como las sentadillas o el peso muerto ayudará a ganar masa muscular en nuestro tren superior, ya que al tratarse de movimientos multiarticulares, el torso se va a encontrar bajo una tensión isométrica máxima. Por ejemplo, al realizar el peso muerto se encuentran bajo tensión isométrica los hombros, trapecios, abdominales, dorsales y lumbares. Esta tensión provoca un estímulo muy efectivo ya que, si estamos entrenando hipertrofia, por ejemplo, cuantos más músculos estimulemos, mayor será la respuesta anabólica, la realización de ejercicios multiarticulares como los que acabamos de citar favorece la producción de testosterona de forma natural.

En un gran número de los deportes existentes, las piernas son las que nos proporcionan la estabilidad y potencia necesaria para realizar diversos movimientos. Tenerlas bien trabajadas  mejorará esta respuesta al tener mayor fuerza y aguante, ya que éstas van a ser nuestra base.

No valen las excusas, la gran mayoría de los “No Entrenadores” de pierna justifican su falta de entrenamiento voluntario con diversas y variadas excusas. En rutinas de tres días semanales o cuando se falla algún día al entrenamiento el primer descarte siempre es el día de pierna, teniendo en cuenta que haciendo esto dejamos de entrenar una gran cantidad de músculos lo ideal es redistribuir la rutina.

Otros alegan que ya realizan demasiado ejercicio, por ejemplo fútbol o ciclismo, y que no necesitan entrenar pierna en el gimnasio, en estos casos y dependiendo de la intensidad y objetivos de la actividad aeróbica lo que se deberá hacer es realizar un entrenamiento adecuado o específico, y compatible, lo que nos ayudará a mejorar en dicha actividad al tener más potencia o velocidad, además de trabajar otros músculos de nuestras piernas que quizá no trabajemos tanto. Los deportistas profesionales trabajan pierna en el gimnasio además de competir a nivel de élite… ¿por qué tú no?

Las sentadillas, zancadas, peso muerto… son ejercicios tan importantes como el press banca o el curl de bíceps. Si nos motiva tener un torso trabajado y definido, ¿por qué no lo va a hacer el tener también unas piernas musculadas? Esperemos que después de haber leído hasta aquí, si eres de los que buscan excusas para no entrenarlas, a partir de ahora lo hagas con el fin contrario, entrenarlas tanto como cualquier otro músculo y con la máxima intensidad. Si no lo crees, consulta a tuentrenador personal!