Usted se encuentra en: »

Los Síntomas de tener un Metabolismo Acelerado

Los Síntomas de tener un Metabolismo Acelerado

Lograr tener un metabolismo acelerado es importante para diversos fines, uno de ellos es el de perder grasa. Gracias a un metabolismo acelerado quemaremos más cantidad de calorías por unidad de tiempo que en un estado en el cual el metabolismo se vea ralentizado, en el primer caso todos los procesos que tienen lugar se producirán mucho más rápido. Pero ¿cómo saber si nuestro metabolismo está acelerado o qué debemos hacer para lograrlo?

Qué es el metabolismo

Antes de nada tendremos que definir que es el metabolismo. Pues bien, el metabolismo es un proceso químico que tiene lugar en nuestro organismo, en el cual obtenemos calorías para satisfacer la demanda energética de nuestro cuerpo, y así poder desarrollar todas las funciones que requiere (funcionamiento de sistemas y órganos, funciones digestivas, regeneración celular...) Estas calorías las obtenemos de los alimentos que ingerimos y una vez hemos terminado de digerirlos es cuando el metabolismo se activa y comienza el proceso de reabsorción y transformación de esos alimentos. Si este proceso se lleva a cabo de manera más rápida que la establecida como "normal" estaremos hablando de un metabolismo acelerado.

Factores que influyen a la hora de conseguir un metabolismo acelerado

Se debe mencionar primero el término metabolismo basal, este hace referencia a la cantidad de energía mínima que necesita el organismo para poder llevar a cabo todos los procesos esenciales que requiere.  Cada persona tendrá un metabolismo basal distinto en el que influirán la edad, sexo, peso, genética... Por ejemplo, las células que forman los músculos requieren más energía que las células que forman la grasa, por lo tanto, una persona con una gran masa muscular tendrá un metabolismo basal mayor que otra que esté muy delgada. También cuanto mayor es la edad de la persona, menor será su metabolismo basal.

Lo frecuente es que los hombres suelan tener el metabolismo más acelerado que las mujeres, ya que poseen mayor masa muscular y menor acumulación de grasa, pero siempre hablando de manera general, ya que, como podemos imaginar, encontraremos infinitos casos distintos.

Cada persona va a tener un metabolismo basal diferente, y esto es uno de los factores que influyen en la mayor o menor facilidad para ganar peso o perder grasa

Cómo acelerar el metabolismo

Si se desea conseguir la aceleración del metabolismo, algo que se debe tener muy en cuenta es la actividad física, ya que cuanto mayor y más frecuente sea esta actividad física, más calorías quemaremos. Dentro de la actividad física se incluyen tanto la aeróbica como la anaeróbica, en esta última los entrenamientos en intervalos o HIIT resultan muy recomendables.

Como decimos, la cantidad y frecuencia con la que realicemos estas actividades van a ser muy importantes para lograr obtener un metabolismo acelerado. En el caso de la actividad aeróbica es necesario que se realice a diario, no es necesario salir a correr todos los días, también se incluye la acción, por ejemplo, de andar o desplazarnos en bicicleta hasta el trabajo, pero cuanto mayor sea la exigencia y duración de la actividad, más aceleraremos nuestro metabolismo.

En cuanto a la actividad anaeróbica, deberemos realizarla de 2 a 4 veces por semana y no superando los 45 minutos.

¿Qué va a pasar cuando consigamos tener el metabolismo acelerado?

Cuando nuestro metabolismo empiece a funcionar más aceleradamente se darán una serie de cambios en nuestro organismo:

  • Mayor consumo de energía: Nuestro cuerpo empezará a obtener energía de todas las fuentes posibles debido al incremento de actividad al que se está viendo sometido, y de esta manera poder seguir realizando todas las funciones que necesita.
  • Mayor frecuencia cardíaca: Lo normal es que en un estado de reposo, la frecuencia cardíaca sea bastante baja, y cuanto mejor sea el estado de forma de la persona menor será esta frecuencia. En cambio esto no se cumple en las horas posteriores a un entrenamiento intenso, ya que podremos percibir como nuestro pulso está más acelerado de lo habitual. Esto es un síntoma de que nuestro organismo se está recuperando de dicho entrenamiento ya que se necesita velocidad para lograrlo.
  • Aumento del calor corporal: Cuando el metabolismo se encuentra acelerado, nuestro organismo consume más energía y esto conlleva a un aumento del calor que emitimos.
  • Aumento de la transpiración corporal: consecuencia del aumento del calor corporal, ya que la respuesta de nuestro cuerpo frente a este hecho será producir sudor.
  • Aumento de la respiración: cuando finalizamos un entrenamiento intenso, nuestro cuerpo empezará el proceso de recuperación, y ello incluye aumentar el aporte de oxígeno y nutrientes a los músculos a través del riego sanguíneo, por lo tanto es normal que en las horas posteriores a este entrenamiento notemos que respiramos con mayor intensidad.
  • Cambios a nivel hormonal: se hace más notable en el organismo masculino ya que lo habitual es que se produzca mayor cantidad de testosterona, esto hace que se sienta mayor confianza en uno mismo y que el tiempo de recuperación disminuya después de cada entrenamiento.
  • Mayor velocidad de digestión: en un estado de metabolismo acelerado el estómago digiere los alimentos más rápidamente y así poder obtener los nutrientes necesarios para la recuperación en el menor tiempo posible. Por lo tanto se tiende a comer más ya que aparece con mayor frecuencia a sensación de hambre.

    Fórmate y trabaja como instructor de Fitness, Musculación y Entrenador Personal