Usted se encuentra en: »

Productos Light

Actualmente, hemos llegado a un punto en el que vamos al supermercado y encontramos casi la misma cantidad de productos tradicionales como sus homónimos light. El consumo de estos alimentos ya no se limita a la temporada estival, si no que son consumidos todo el año.

Son alimentos light aquellos los cuales las calorías son al menos un 30% inferiores a su alimento de referencia.

Su utilización no es necesaria en personas saludables, pero si se consideran alimentos adecuados para las personas que quieren limitar los azúcares y las grasas, ya sea por algún trastorno alimenticio, enfermedad o control de peso.

Como mucha gente cree, los productos light no adelgazan, simplemente, como hemos dicho antes, tienen un aporte calórico inferior. Lo que significa que en algunos casos como los quesitos o la mayonesa, siguen teniendo gran cantidad de grasa, por tanto, el consumidor debe moderar igualmente su consumo y no abusar de ellos. Además, si se dejan de tomar los normales a favor de los ligeros, se pueden sufrir carencias de algunos nutrientes necesarios para el organismo, como el azúcar y las grasas (conductoras de ácidos grasos esenciales y de vitaminas liposolubles), que son necesarias para el organismo.

Por otra parte, si se ingieren pocos hidratos de carbono (nuestro principal combustible energético), se puede alterar el funcionamiento normal del organismo. Esto suele pasar en ocasiones cuando se suman el poco consumo de pan, cereales, legumbres, etc. Con el uso o abuso de productos ligeros.

Cuando queramos introducir un alimento light en la dieta, debemos siempre mirar la etiqueta y compararla con la del tradicional, tanto la composición energética como el valor nutricional. Debemos fijarnos también en los valores por ración y no solo en la composición por cada 100 gramos.

Por último, debemos saber, que hacer nuestra alimentación ligera, es adecuado desde el punto de vista dietético y nutricional, pero que también podemos comer más sano sin recurrir a este tipo de alimentos, como por ejemplo comiendo menos cantidad de ciertas cosas o cocinando los alimentos de forma adecuada, se puede reducir las grasas y los azúcares sin recurrir a los productos Light.