Usted se encuentra en: »

El Engaño de los productos Light/Zero: La ciencia no respalda que ayuden a las dietas de adelgazamiento

El Engaño de los productos Light/Zero: La ciencia no respalda que ayuden a las dietas de adelgazamiento

¿Que son los productos light?

Actualmente, hemos llegado a un punto en el que vamos al supermercado y encontramos casi la misma cantidad de productos tradicionales como sus homónimos light. El consumo de estos alimentos ya no se limita a la temporada estival, si no que son consumidos todo el año.

Son alimentos light aquellos los cuales las calorías son al menos un 30% inferiores a su alimento de referencia.

Su utilización no es necesaria en personas saludables, pero si se consideran alimentos adecuados para las personas que quieren limitar los azúcares y las grasas, ya sea por algún trastorno alimenticio, enfermedad o control de peso.

Como mucha gente cree, los productos light no adelgazan, simplemente, como hemos dicho antes, tienen un aporte calórico inferior. Lo que significa que en algunos casos como los quesitos o la mayonesa, siguen teniendo gran cantidad de grasa, por tanto, el consumidor debe moderar igualmente su consumo y no abusar de ellos.

Además, si se dejan de tomar los normales a favor de los ligeros, se pueden sufrir carencias de algunos nutrientes necesarios para el organismo, como el azúcar y las grasas (conductoras de ácidos grasos esenciales y de vitaminas liposolubles), que son necesarias para el organismo.

Por otra parte, si se ingieren pocos hidratos de carbono (nuestro principal combustible energético), se puede alterar el funcionamiento normal del organismo. Esto suele pasar en ocasiones cuando se suman el poco consumo de pan, cereales, legumbres, etc. Con el uso o abuso de productos ligeros.

Cuando queramos introducir un alimento light en la dieta, debemos siempre mirar la etiqueta y compararla con la del tradicional, tanto la composición energética como el valor nutricional. Debemos fijarnos también en los valores por ración y no solo en la composición por cada 100 gramos.

Por último, debemos saber, que hacer nuestra alimentación ligera, es adecuado desde el punto de vista dietético y nutricional, pero que también podemos comer más sano sin recurrir a este tipo de alimentos, como por ejemplo comiendo menos cantidad de ciertas cosas o cocinando los alimentos de forma adecuada, se puede reducir las grasas y los azúcares sin recurrir a los productos Light.

¿Que son los productos ZERO?

Los productos Zero se han convertido actualmente en un gran reclamo en todos los supermercados. Todos los anuncios televisivos intentan proporcionarnos la idea de qué la opción de los productos light que es la más saludable para nosotros, sin embargo, el etiquetado que ha apoyado la Unión Europea en relación a los productos ligh o zero,  dispone que estos productos tiene al menos un 30% menos de calorías que un producto normal, sustituyendo el azúcar por edulcorantes artificiales y utilizando productos menos grasos.

Nos damos cuenta que muchos de los productos que se venden como Light o Zero en el supermercado  no cumplen del todo está normativa.

Como productos light,  podemos encontrar desde embutidos, quesos refrescos, así como bollería y otro tipo de productos, estos, convencen más a los consumidores que la versión de los productos light. Los productos light o Zero, se venden como sinónimo de que sea más saludable o que engorde menos, pero esto, es una de las confusiones de  la industria alimenticia.

La gran confusión

Hoy en día, la gran confusión, es principalmente  indicar que un producto Zero o light engorda mucho menos o que es mucho más saludable que un producto normal, no puedes decir que un refresco o un donut que tenga 0 calorías sea más saludable qué otra clase de alimento y por ello, ponerte a consumirlo.  La palabra Zero, se refiere a un ingrediente concreto, normalmente, hace referencia o bien al azúcar o bien a la grasa.

Las calorías de estos productos, se refieren generalmente a 0 azúcares, pero se suelen sustituir el azúcar por otro tipo de edulcorante artificial, por ello, es necesario leer etiquetado del producto que vas a consumir.

¿Que significa que el alimento sea ZERO por ciento?

Cuando nos encontramos ante un alimento que tiene 0%, tampoco significa que esté libre de calorías ,0 por ciento, hace referencia como hemos dicho, o bien a nivel de azúcar, o bien al nivel de grasa, en general, muchas veces se aumenta el contenido de azúcares para compensar la reducción de grasas.

Según la legislación vigente, un alimento puede considerarse como 0% de grasas, cuando contiene menos de 0,5 de grasa por ración, esto mismo se aplica para los azúcares ,es decir, debe de contener 5 calorías.

También muchas veces en el etiquetado se puede leer que es 0% en colesterol, esto hace referencia a que tiene que contener como máximo 2 gramos por porción. Hay que tener en cuenta  que se hace referencia siempre a porción y ración, con lo que si consumes más de una, estarás ingiriendo calorías mayores que de lo normal, por ello, hay que tener especial cuidado, y por ello, es tan importante leer las etiquetas.

Si lees el etiquetado puedes encontrarte con distinta información: Por una parte, encontrarás el listado de ingredientes, debe de tener en cuenta que los ingredientes se ordenan siempre de mayor a menor peso, el primer alimento de la lista será el que contiene mayor número de peso, además en el etiquetado suelen separar por una parte grasas, de las cuales saturadas y cantidad de hidratos de carbono, de los cuales azúcares, es muy importante conocer estos dos tipos de apartados.

¿Como leer las etiquetas de los alimentos light?

 

A continuación, haremos hincapié en cómo leer el etiquetado de los alimentos. Seguro que habitualmente te has encontrado con alimentos costosos de descifrar su etiqueta. En 2016 se abogaba por la claridad de la información en el etiquetado, es decir, la información debía de ser más visual y contener una letra más grande para poder facilitarnos su lectura. Esta nueva normativa debía contener:

  1. El etiquetado debe contener todos los alérgenos, cómo se pueden ver en la etiqueta de la imagen.
  2. Debe de poner sí contiene huevo, si contiene leche, si contiene cacahuetes o frutos secos por los alérgenos.
  3. Es muy importante determinar si contiene aceite de girasol, aceite de palma, aceite de oliva…
  4. Deberá contener siempre la fecha de caducidad.

A parte el etiquetado nutricional  debe de indicar las cantidades por 100 gramos o 100 mililitros si es líquido, y sobre todo, el porcentaje de cantidad diaria recomendada para cada adulto. La normativa, también determina donde puede encontrarse, nos referimos a que sección determinada, además la información nutricional debe de estar todo en el mismo campo visual, es decir, no desperdigada por diferentes caras del producto.

 Aparte el producto debe de contener también el origen, es decir, si se ha fabricado en España o en Marruecos o en cualquier otro sitio. Además, el tipo de alimento que estás consumiendo, si es carne de cerdo, si es un producto derivado de aves de corral, de ovejas, de cabra…

 También es importante determinar el tipo de sal y la cantidad, la palabra sodio se prohíben en todos los sitios por ser poco clara y por llevar a confusiones, además, es importante la congelación, si el producto está congelado es necesario que el comprador lo sepa y también determinar en el etiquetado  cuando ha sido elaborado.

La ciencia no respalda estos productos

No hay evidencia científica que respalde que los productos light o Zero engordan menos, es muy frecuente acudir al consumo de productos light o de productos Zero.

No hay ninguna evidencia científica que demuestre que estos alimentos sean buenos para dietas de adelgazamiento, solo encontramos teorías aisladas de Canadá y de otras partes del mundo, sin embargo, es importante aclarar que se trata de investigaciones que no permiten obtener tampoco conclusiones muy fiables.

 No obstante, existen teorías respecto algunos lácteos, como por ejemplo, los yogures griegos que  se han vinculado a menor peso corporal, por ello, se lleva a pensar que los lácteos enteros y no los desnatados, ayudan a adelgazar.

 Hay que tener en cuenta que muchos productos que se venden en el supermercado, como por ejemplo, los yogures light que determinan que son 0% en grasas, se convierten en una gran cantidad de azúcares.

La moda de los productos light y los Zero, invaden todos los supermercados, parece que hoy en día solo preferimos alimentos que sean ligeros, digeribles, líquidos, light o Zero, o también los famosos productos dietéticos, sin embargo, los alimentos que contienen 0% bajo en grasas con bajo aporte calórico, en realidad no lo son tanto, hemos pensar si son o no son saludables.

Las palabras light ,o 0%  no son siempre del todo saludables, muchas veces las grasas o azúcares que no contienen, lo complementan con otros ingredientes menos saludables, por ello, que hay que decidir con qué frecuencia vas a consumir este tipo de alimento a pesar de que se ve reducido su contenido en grasa puesto que a veces supone añadir azúcares.

 Otro error que se comete a nivel nutricional, es pensar que la grasa es perjudicial para nuestro organismo necesita, nuestro cuerpo necesita grasas para funcionar bien, los productos que determinan que son 0% en grasa no son muy  malas pero tampoco son del todo saludables como quieren venderlo.

Como hemos visto, la creencia a nivel social de que los productos light ayudan a mantener la línea, puede ser un poco en contra para alguien que quiere adelgazar, pues para que una persona goce de buena salud no tiene por qué consumir productos light sino naturales y frescos, sin embargo, la información que puede llevar un producto de este tipo es muy extensa, veamos a continuación algunas etiquetas de este tipo de alimentos bajo contenido en grasas como la leche de semidesnatada, está por ejemplo, contiene un 1,8 de grasa por 100 mililitros.

Los alimentos sin grasas, son aquellos que no contienen más de 0,5 de grasa por 100 gramos o los de bajo contenido energético no contienen más de 40 kilocalorías por 100 gramos, o 2,5 por 100 mililitros si son líquidos. Sin azúcares añadidos, son aquellos que no contienen azúcar pero pueden contener otros edulcorantes, no obstante, si los azúcares están presentes deben de contenerlo expresamente.

Según la normativa del Parlamento Europeo del 2007, suelen agruparse en dos grupos: Con menos grasa, y con menos azúcares.

Los productos con menor grasa son los destinados a personas con sobrepeso, aquellos que quieren controlar el consumo de productos grasos son buenos para controlar el colesterol o los triglicéridos altos, en esta categoría podemos encontrar tanto margarinas y mantequillas bajas en grasas, productos lácteos, desnatados, así como quesos.

Los del segundo grupo, el de los azúcares, son destinados a personas diabéticas generalmente que no pueden consumir azucares.

Realmente, como vemos que todo se mide en raciones o en porciones, por lo que los efectos sobre el organismo serán de un alimento normal, si superas la ración o la porción que te ponen para ingerir ya no será el consumo diario normal, o dará lugar a que al final te engorde como el alimento clásico.

En cuanto a los azúcares, como sabemos, no decir el contenido de azúcares en nuestra dieta siempre es bueno, pero no todos los productos que contienen menos azúcar son más bajos en calorías, depende del tipo de edulcorante usado, ya que existen edulcorantes artificiales que engordan.

También existen determinadas grasas que son  importantes en la dieta, como hemos dicho, eliminar las grasas de nuestra dieta, no es del todo bueno para nuestro organismo, pues lo necesita para funcionar, el no consumir nada de grasas dificultaría la absorción de algunas vitaminas determinados casos como por ejemplo el omega 3.

Para concluir, diremos que son muchas las personas que en esta época empiezan a consumir este tipo de productos para comer alimentos que a la vista parecen iguales pero que sin embargo en la etiqueta ponen que son bajos en grasa, por ello, debe de quedar claro que cantidad de estos alimentos consumes, pues está claro que los sustituyen por otros aditivos que puede ser que no sean del todo saludables.

Recuerda que si quieres adelgazar, ponte en manos de un profesional que te asesore correctamente o te elabore una dieta de productos saludables y naturales.