Usted se encuentra en: »

Consejos para cuidar tus Articulaciones

Consejos para cuidar tus Articulaciones

Para cualquier persona, el buen estado de las articulaciones es importante para desarrollar el día a día con total normalidad, si además esa persona es deportista, el cuidado de estas adquiere más importancia todavía, ya que cualquier molestia o lesión le impedirá ejercitar su actividad deportiva con total plenitud, además, el hecho de ser una persona deportista es motivo suficiente para preocuparse de su estado y cuidado ya que sufrirán más que las de una persona que no practica ningún deporte.

¿Qué son las articulaciones?

Son la unión de dos o más huesos y gracias a ellas podemos movernos. En una articulación encontramos:

  • Los cartílagos, cuya función es reducir la fricción que provocan los movimientos.
  • Los ligamentos, que rodean la articulación, la protegen y limitan sus movimientos.
  • Las bursas, que son unas capsulas que contienen líquido y también reducen la fricción.
  • Los tendones, situados en los lados de la articulación y unidos a los músculos, controlan los movimientos.
  • La membrana sinovial, que posee un liquido espeso, pegajoso e incoloro (el líquido sinovial) que lubrica la articulación.

Nuestro cuerpo cuenta con distintos tipos de articulaciones , estas son las articulaciones uniaxiales, las biaxiales y las multiaxiales.

 Dentro de las uniaxiales, que son las articulaciones que permiten el movimiento en un solo eje, encontramos:

  • Articulaciones en bisagra: permiten movimientos de flexión y extensión, son el codo, la rodilla o los dedos.
  • Articulaciones en pivote: solo permiten rotaciones, tanto laterales como mediales, como por ejemplo el cuello.

Dentro de las biaxiales, que como se puede suponer, son las que permiten el movimiento en dos ejes encontramos:

  • Articulaciones planas: aquellas en las que los huesos tienen una superficie articular plana o prácticamente plana, el movimiento se reduce al deslizamiento en dos ejes. Son, por ejemplo, las articulaciones intercarpianas, entre el carpo y el metacarpo de las palmas de las manos.
  • Articulaciones de encaje recíproco: también llamadas articulaciones en silla de montar debido a la similitud de su forma. Un ejemplo es la articulación carpometacarpiana del pulgar.
  • Articulaciones elipsoidales: son aquellas formadas donde un hueso es cóncavo y otro convexo, la mandíbula es un ejemplo.

Y por último las articulaciones multiaxiales, que son las que permiten el movimiento en tres o más ejes:

  • Articulaciones esféricas: como su nombre indica, tienen forma de esfera y permiten moverse en cualquier dirección, por ejemplo la articulación coxofemoral.

Cualquier movimiento que realicemos va a ser posible gracias a las articulaciones, exponemos unos cuantos consejos para cuidarlas y mantenerlas en buen estado:

  • Mantener el peso corporaldentro de unos rangos ideales, un exceso de peso se traduce en mayor carga e impacto sobre las articulaciones, especialmente en las del tren inferior y en la espalda.
  • Ejercitar la musculatura, si los músculos que rodean las articulaciones se encuentran en un buen estado de entrenamiento y fortaleza, las articulaciones se encontrarán más protegidas frente al desgaste y frente a movimientos violentos en algún accidente.
  • No aguantar una posición estática durante largo tiempo, cambiar de posición con regularidadayuda a disminuir la rigidez muscular y articular.
  • Evitar movimientos que concentren la tensión en la articulación, la fuerza deben realizarla los músculos y nunca las articulaciones.
  • Utiliza el equipamiento adecuado para el deporteque practiques, si una persona que practica running se dedica a correr con zapatillas casuales de suela plana, seguramente termine lesionando la articulación de las rodillas o los tobillos. De la misma manera, una persona que practique ciclismo deberá llevar la bicicleta perfectamente ajustada para su estatura, evitando alturas de sillín incorrectas o posiciones incómodas.
  • Una correcta hidratación durante el ejercicio ayudará a mantener el nivel de líquido sinovial, y, por ende, una correcta lubricación de las articulaciones.
  • Incluir en la dietapescados azules, ricos en omega 3. También se puede incorporar algún suplemento de colágeno si nuestra actividad deportiva es muy intensa.
  • Un correcto calentamientoantes de empezar la práctica de ejercicio ayudará a evitar lesiones tanto musculares como articulares.