Usted se encuentra en: »

La Pájara Deportiva

Cuántas veces hemos oído hablar de la pájara deportiva. A quien no le suene este concepto es que por suerte no le ha sucedido.

Debemos saber en qué consiste, cómo prevenirla y, sobre todo, si aparece qué hacer para salir de ese estado.

Hoy en día vivimos en una sociedad donde escasea el tiempo, por lo que comer bien o prepararnos previamente a salir a correr o a un entrene duro resulta altamente complicado. Nos conformamos con “tomar algo “antes de hacer un gran esfuerzo y no sabemos que eso puede ser un arma letal para nuestro organismo.

La llamada “PAJARA DEPORTIVA” se da en aquellas personas que están sufriendo un sobre esfuerzo o un exceso de agotamiento. Esto sucede durante el entrenamiento y en la mayor parte de los casos a ciclistas y corredores, aunque también puede ocurrir en entrenes comunes como en gimnasios.

Las causas más comunes para que pueda aparecer son dos, una mala alimentación previa al esfuerzo y una mala hidratación. Por tanto, ya tenemos aquí los dos tipos de pájara.

Se desarrolla en forma de cansancio físico y mental transitorio que el deportista sufre durante el ejercicio y le obliga a parar en seco.

Los primeros síntomas de la pájara se encuentran a nivel físico y mental.  Nuestro cuerpo empieza a agotarse, decae y los niéveles de energía son casi nulos. El índice de glucógeno es reducido. Podemos comenzar por un malestar a nivel general que se va expandiendo por varias partes del cuerpo que se ven afectadas como veremos más tarde. Además,  al bajar los índices de glucógeno en nuestro cuerpo, la vista empieza a hacerse borrosa incluso podemos llegar a desmayarnos, pues nuestro cerebro no puede interactuar con nuestro cuerpo.

El corazón y nuestra circulación también se ven muy afectados.  Sabemos que nuestro corazón amplía su ritmo mientras la actividad sea aeróbica pero aquí estamos en proceso de decaimiento así que si a esto le sumamos la acumulación de ácido láctico en los músculos que hace que aún la circulación sea más baja y entonces el agotamiento es mayor y mucho más rápido.

 

¿CÓMO EVITAR LA PÁJARA DEPORTIVA?

Existen varios métodos con los que combatir este problema. Se trata de soluciones fáciles y que cualquiera de nosotros podríamos realizar:

-        Tomar glucosa antes y durante el entrenamiento sería una solución. Debemos acudir al entrene con los índices de glucosa elevados para evitar la aparición estos trastornos.

-        Ingerir hidratos de carbono de asimilación lenta antes de entrenar también sería recomendable como por ejemplo cereales o pasta dos días antes del entrenamiento.

-        Existen otras soluciones como hidratarse al máximo, como siempre decimos, e intentar acudir a la carrera o al ejercicio lo más descansados y lo mejor alimentados posibles.


Con todo ello hay que tener en cuenta que si encontramos algún síntoma de los que hemos descrito, debemos hacer una pausa y bajar la intensidad del ejercicio. Si podemos, deberemos tomar algo de glucosa rápida y sobre todo hidratarnos. Además, subir las piernas en alto puede ayudar momentáneamente a la circulación y al mareo o desmayo.