Usted se encuentra en: »

¿Qué es la amilopectina y la amilosa?

¿Qué es la amilopectina y la amilosa?

Como personas deportistas que somos, debemos saber que la alimentación es un factor importantísimo que va a influir enormemente en nuestro rendimiento deportivo. Es a través de los alimentos de donde obtenemos la energía y los nutrientes que requieren nuestros músculos para hacer frente al esfuerzo que les exigimos durante la actividad deportiva.

Un aporte insuficiente o deficiente de nutrientes se traducirá en la pronta aparición de la sensación de fatiga, el padecimiento de calambres, en el aumento de las posibilidades de sufrir algún tipo de lesión muscular... entre otros problemas.

La principal fuente de la cual obtenemos energía son los hidratos de carbono, y la amilopectina es un hidrato de carbono que posee propiedades muy interesantes para una persona que practique deporte con cierta regularidad e intensidad.

¿Que es el almidón?

Para hablar de la amilopectina primero debemos hacer referencia al almidón. El almidón es un polisacárido con funciones de reserva ya que es la forma en la cual se almacena la glucosa en las raíces de las plantas, en los tubérculos y en las semillas, de hecho, la patata es una buena fuente de almidón, y también lo podemos encontrar en el maíz, en el arroz y en el trigo. Todos los almidones, sea cual sea la fuente de la cual provengan, están formados por la unión de dos polisacáridos: la amilosa y la amilopectina, formados los dos por unidades de glucosa. En cuanto a las proporciones en las cuales están presentes estos dos polisacáridos, el 20% aproximadamente del almidón esta formado por la amilosa y el resto es amilopectina. Ambos polisacáridos pueden ser separados de manera fácil, lo que permite la obtención de amilopectina, en la cual nos vamos a centrar.

Algunos ejemplos de la distribución de estos carbohidratos son:

Alimento% de amilosa% de amilopectina
Patatas2476
Maíz2674
Trigo2575
Arroz1783



La amilopectina para que sirve

Una vez que sabemos de donde procede la amilopectina, vamos a conocerla un poco más a fondo. Se trata de un carbohidrato de elevado peso molecular, gracias a esto presenta una muy baja osmolaridad que provoca que su paso por el estómago sea bastante rápido. De hecho llega a ser más rápido que el de una molécula de azúcar o de maltodextrina. Al presentar esta baja osmolaridad no provoca la absorción del agua que contienen las células de nuestro organismo, produciéndose un aporte notable de fluidos al torrente sanguíneo.

Debemos tener en cuenta que la amilopectina es considerada un carbohidrato complejo al estar constituida por numerosas cadenas de moléculas de glucosa, pero pese a este hecho, su digestión es bastante rápida. Recordemos que los carbohidratos simples también son llamados carbohidratos rápidos debido a la velocidad con la cual son digeridos, y que estos están formados por una o dos moléculas de glucosa, en cambio, la amilopectina, pese a estar formada por un elevado número de moléculas de glucosa presenta una velocidad de digestión rápida, es decir, se trata de un carbohidrato complejo con el comportamiento de un carbohidrato de elevado índice glucémico, pero que no va a producir un aumento tan brusco de la insulina en el organismo.

Todo esto es posible gracias a que la amilopectina contiene un número elevado de puntos de unión enzimática, por lo cual la glucosa es liberada de forma rápida al entrar en contacto con las enzimas digestivas. ¿La principal ventaja de todo esto? La rapidez con la cual está disponible la energía para nuestros músculos, tanto para su recuperación post-entrenamiento como para seguir trabajando durante la actividad.

Cuando ingerimos almidón a través de los alimentos, este atraviesa una serie de etapas en nuestro organismo, siendo la primera de ellas lo que se conoce como el vaciado gástrico y que consiste en su paso desde el estómago hacia el intestino. Una vez en el intestino tiene lugar la segunda fase, que es la absorción de nutrientes y de su paso al torrente sanguíneo. Una vez los nutrientes han alcanzado la sangre se da la tercera etapa, en la que se produce insulina por parte del páncreas, y por último tiene lugar la cuarta etapa en la que se repone el glucógeno muscular.
También resulta interesante conocer que, además de los alimentos, mediante los cuales aportamos este carbohidrato a nuestro organismo, podemos adquirir suplementos alimenticios deportivos de amilopectina aislada, y que deberemos ingerir disuelta en agua en determinados momentos de nuestra actividad física, consiguiendo completar las etapas anteriores de manera muy rápida.

Beneficios y ventajas que aporta la amilopectina a una persona deportista

Hasta ahora podemos hacernos una idea de cuáles van a ser las ventajas que puede aportar este carbohidrato a una persona que practique deporte con una cierta intensidad.

A la hora de adquirirlo como suplemento podemos hacerlo buscando dos objetivos diferenciados, por un lado, se puede pretender lograr un aumento de la masa muscular y una mejora del tiempo de recuperación si entrenamos musculación, o bien podemos buscar un aumento del rendimiento deportivo si practicamos deportes como el ciclismo o carrera a pie, es decir, deportes que requieren resistencia y un tiempo prolongado de trabajo de nuestros músculos.

La amilopectina presenta una velocidad de llenado de los depósitos de glucógeno más rápida que otros carbohidratos como pueden ser la dextrosa (glucosa) o la maltodextrina. Para una persona que practica deportes de resistencia, y que por lo tanto requiere un aporte de energía casi de manera instantánea, así como la reposición de electrolitos, el aporte de este carbohidrato disuelto en agua, junto a electrolitos en determinados momentos será de gran utilidad, evitando posibles padecimientos de calambres y mitigando la sensación de fatiga muscular. En este tipo de actividades deportivas es donde más se van a ver aprovechadas las características de la amilopectina.

Para una persona que busca una carga de hidratos de carbono tras haber finalizado una sesión de entrenamiento de musculación también puede resultar adecuada, aunque existen otras opciones más económicas, como la maltodextrina anteriormente citada, y que en este caso puede resultar más interesante, ya que también segrega un pico mayor de insulina que favorece contrarrestar un probable aumento del cortisol tras haber entrenado intensamente, aunque como decimos, la amilopectina puede cumplir perfectamente esta función si se desea elegir este suplemento.

Si enumeramos de forma concreta estos beneficios y ventajas tenemos:

  • La rápida absorción tras ser ingerida, dejando libre el estómago en poco tiempo, como ya hemos explicado unas líneas más arriba.
  • Aporte casi inmediato de energía durante la actividad física.
  • Retraso de la aparición de la sensación de fatiga muscular y mitigación de esta cuando ya ha aparecido. Esto resulta de especial importancia, sobre todo en los tramos finales de la actividad. Consecuencia de esto es un aumento del rendimiento deportivo, ya que, durante el ejercicio físico, nuestro organismo consume energía en forma de glucógeno y mediante el aporte de este carbohidrato lo vamos reponiendo constantemente.
  • Tomado una vezfinalizada la actividad favorece la rápida recuperación muscular al producirse el llenado de los depósitos de glucógeno. Además, cuando el entrenamiento ha sido muy intenso, el músculo ha sufrido pequeñas fisuras que deben ser reconstruidas, para favorecer este proceso, la ingesta de amilopectina (o de maltodextrina debido a que resulta más económica) junto con proteínas resultará muy favorable, evitando la destrucción de masa muscular hasta en un 80% ya que evita la destrucción de proteína en el músculo.

¿Cuánta cantidad, cuando y como tomarla?

Tomada antes del entrenamiento

Mejorará la resistencia durante la sesión física que vamos a realizar. Lo habitual es tomarla unos 30 o 45 minutos antes de comenzar, de esta forma los depósitos musculares de glucógeno estarán llenos y listos para afrontar el esfuerzo físico. Respecto a la cantidad, variará entre los 25 y los 50 gramos. Aquí influirá el tipo de alimentación que hayamos seguido los días anteriores o si hemos realizado esfuerzos de consideración que hayan agotado parcialmente los depósitos de glucógeno.

Tomada durante un entrenamiento de resistencia (ciclismo, carrera, triatlón, maratón...): Cuando se trate de un entrenamiento de alta intensidad, y que vaya a suponer un importante esfuerzo físico durante un tiempo prolongado, lo más habitual es que vayamos bebiendo cada poco tiempo para mantener una correcta hidratación del organismo. En este caso se recomienda utilizar una cantidad alrededor de los 80 gramos por litro de agua que deberemos empezar a tomar a partir de la hora de entrenamiento.

Tomada después del entrenamiento: En este caso la cantidad a tomar variará entre los 50 y los 100 gramos dependiendo de la intensidad y duración del entrenamiento. Evidentemente, a mayor duración o exigencia, mayor cantidad. Como ya se ha indicado, si se toma en este punto lo recomendable es hacerlo con un batido de proteínas.

Combinaciones de amilopectina con otros suplementos

Amilopectina y creatina

Esta combinación, tomada al finalizar un entrenamiento, ayudará a reponer los depósitos de glucógeno y ATP, por lo que a la cantidad de amilopectina le deberemos añadir entre 3 y 5 gramos de creatina.

Amilopectina y glutamina

 Otra combinación para favorecer la recuperación tras un entrenamiento físico. La cantidad de glutamina estará comprendida entre los 5 y los 10 gramos.

Amilopectina con proteína de suero

En este caso se puede tomar unos 30 o 45 minutos antes del entrenamiento para proveer al músculo de todos los nutrientes que va a necesitar durante la sesión. También se puede tomar al finalizar el entrenamiento para favorecer la recuperación muscular. En ambos casos las cantidades las incluiremos en una proporción 2:1, siendo la mayor la de la amilopectina, es decir, la cantidad de proteína será la mitad de la cantidad empleada de amilopectina.

Otros suplementos basados en la amilopectina

Además, poder adquirir amilopectina en estado puro, por llamarlo de alguna manera, en el mercado existe otro suplemento cuyo fin es mejorar el rendimiento deportivo en deportes que requieren resistencia. Estamos hablando de Vitargo.

Vitargo es un carbohidrato complejo con elevado peso molecular. De hecho, se trata de moléculas de almidón modificadas enzimáticamente y patentadas, ya que si comparamos los pesos moleculares de una molécula de almidón natural y una molécula de Vitargo, el peso del primero es mayor que el del segundo. Esta diferencia de peso molecular lo que permite es que Vitargo tenga una liberación más rápida consiguiendo que la velocidad a la cual ocurre esta liberación sea la adecuada para realizarse durante la práctica deportiva mejorando el rendimiento.

Vitargo se extrae del maíz ceroso, cuyo almidón contiene gran parte de amilopectina, y al cual se le ha modificado sus ramificaciones laterales para intervenir en su velocidad de liberación y comportándose como un almidón con un elevado índice glucémico.

Una persona deportista debe ingerir, en las principales comidas del día, carbohidratos de liberación lenta, reservando aquellos de liberación rápida para el momento de la actividad física y una vez finalizada esta. Al tomar un carbohidrato de alto índice glucémico durante la actividad deportiva se corre el riesgo de padecer una hipoglucemia, y este riesgo será más elevado cuanto más deficiente sea la alimentación diaria de la persona. ¿Por qué puede ocurrir esto? Cuando ingerimos un carbohidrato de alto índice glucémico, el organismo libera insulina por medio del páncreas para trasladar esa glucosa a la sangre de forma rápida y distribuirla a donde sea necesario, en este caso a los músculos que estamos ejercitando. La glucosa, además, cumple otras funciones vitales en nuestro organismo, y el problema aparece cuando la alimentación diaria no ha llegado a cubrir de manera eficiente esas funciones vitales que ha de cumplir, entonces, nuestro organismo empleará esa glucosa aportada durante la práctica deportiva para cubrir las funciones vitales citadas dejando en un segundo plano el apartado muscular, lo cual produce que, al seguir realizando ejercicio físico en esta situación aparezcan los mareos, fatiga e incluso desmayos o estados de coma si el esfuerzo continúa siendo muy intenso.

Gracias al elevado peso molecular de Vitargo y a su modificación, el aumento de glucosa se produce de manera rápida pero sostenida, lo cual permite al organismo emplearla para las funciones físicas (reposición de glucógeno) que nos interesan en ese momento y además cubrir las demás funciones vitales. De la misma forma que ocurre con la amilopectina, permanece poco tiempo en el estómago, lo que ayuda a evitar la pesadez estomacal que pueden producir otros carbohidratos.

Hasta aquí realmente no se ha aportado ninguna novedad sustancial respecto a la amilopectina "natural", ¿qué diferencia existe entre una y otro? En primer lugar la modificación molecular anteriormente citada y que Vitargo contiene, además de amilopectina, amilosa, En segundo lugar, la amilopectina tendrá una digestión más rápida que Vitargo, al contener este último amilasa.

En tercer lugar, la respuesta que produce la insulina en ambos va a ser diferente. Los dos productos son capaces de aportar glucosa a la sangre de manera rápida desapareciendo en poco tiempo del estómago, pero la amilopectina provoca un aumento leve de la insulina en el organismo, lo que le lleva a emplear más tiempo de aporte de unidades de glucosa a la sangre realizando la reposición de glucógeno de manera más lenta, mientras que Vitargo tiene un efecto más marcado en la reposición de glucógeno muscular en un período más corto de tiempo, y también aumentando algo más que la amilopectina el nivel de insulina en el organismo.

En definitiva, Vitargo resulta más efectivo a la hora de reponer el glucógeno muscular durante la actividad física que la amilopectina por sí sola, aunque, todo hay que decirlo, resulta sensiblemente más caro, por lo que en función de nuestros objetivos deberemos decidir entre uno u otro producto. Además, existen compuestos de Vitargo que se presentan junto con electrolitos, que proveerán al músculo de todos los elementos necesarios para seguir funcionando a pleno rendimiento durante la actividad física.

¿Tienen efectos secundarios este tipo de suplementos?

El consumo moderado de estos suplementos va a ser difícil que genere efectos secundarios que puedan poner en riesgo nuestra salud, pero se deben tener en cuenta ciertos aspectos, como el hecho de que sean carbohidratos y, por lo tanto, se trate de un producto calórico. Si consumimos estos productos, pero no realizamos un desgaste físico acorde, se traducirá en un aumento de grasa corporal. Este hecho se debe tener en cuenta si se emplea en etapa de definición de musculación, por ejemplo.

Como cualquier suplemento, el uso abusivo puede llegar a ser perjudicial. En el caso de querer consumir estos carbohidratos de manera casi diaria debido a una alta actividad física, sería recomendable realizar una consulta a un especialista para evitar posibles riesgos derivados de dicho consumo continuado.