Usted se encuentra en: »

Aquafitness: ¿Qué es y qué beneficios tiene?

Aquafitness: ¿Qué es y qué beneficios tiene?

Una de las actividades deportivas más interesantes que se pueden realizar en una piscina es el Aquafitness o, también llamado, Fitness Acuático.

Esta animada actividad, además de resultar muy amena y refrescante, ofrece una serie de beneficios que es más que recomendable conocer para, de esta forma, tenerla en cuenta e incluirla dentro de nuestras opciones deportivas.

¿Qué es el Aquafitness?

¿Qué es el Aquafitness?

El Aquafitness es una actividad deportiva que se desarrolla dentro del agua de una piscina, y que consiste en la realización de diferentes tipos de ejercicio, consiguiendo realizar un trabajo muy diferente al realizado fuera del agua.

La piscina empleada, por lo general, cuenta con poca profundidad; aunque siempre es recomendable contar con zonas de mayor profundidad para poder realizar ciertos ejercicios. Lo habitual es que el agua llegue hasta la altura del pecho.

Podrá tratarse de una piscina climatizada (en caso de climas fríos o épocas invernales), o de una piscina convencional y al aire libre

Estos ejercicios a realizar son muy similares a los realizados en una clase de aerobic convencional, y de otros tipos de actividades dirigidas. De hecho, las clases van a transcurrir al ritmo de una música a modo de coreografía, tal y como ocurre en estas actividades.

Al realizar estos ejercicios dentro del agua va a costar más realizar los movimientos, pero, en cambio, el cuerpo “pesará” menos al contar con la ayuda del agua.

¿Cuáles son los beneficios del Aquafitness?

¿Cuáles son los beneficios del Aquafitness?

Uno de los puntos fuertes del Aquafitness es, además de lo característico que resulta como actividad deportiva acuática, el gran número de beneficios que ofrece a aquellas personas que lo practican.

Minimiza en gran medida el impacto articular

Uno de los principales inconvenientes de un elevado número de actividades deportivas es el hecho de que, durante su práctica, se produce un notable y constante impacto articular.

Correr, jugar al fútbol o al baloncesto, practicar aeróbic, determinados tipos de baile… podríamos enumerar un elevado número de deportes que, tarde o temprano, terminan por generar algún tipo de molestia en las articulaciones.

En el Aquafitness este problema se puede dar por resuelto, ya que al desarrollarse la actividad dentro del agua, el impacto articular producido va a ser mínimo o inexistente.

Por lo tanto, encontramos que el Aquafitness es una actividad especialmente indicada para todas aquellas personas que padecen problemas articulares, y que han superado o se están recuperando de una lesión.

Permite un fortalecimiento general de la musculatura

El tipo de ejercicio que se realiza en una clase de Aquafitness permite que, en cada sesión, se realice un trabajo muscular muy completo de todo el cuerpo en general.

Tren superior y tren inferior se van a ver beneficiados gracias a esta actividad deportiva. Las piernas en general, los glúteos, brazos y abdominales se van a ver sometidos a un intenso trabajo que va a permitir tonificar y fortalecer nuestro cuerpo.

Este tipo de actividades, las cuales realizan un trabajo físico general, son muy recomendadas en cualquier caso pero, especialmente, como complemento a otras actividades deportivas en las cuales solo se realiza el trabajo de una mitad del cuerpo.

Sirven como ejemplo el ciclismo, running, fútbol, el remo… ya que son actividades en las cuales solo se trabaja el tren inferior, o el tren superior. Complementar estos deportes con el Aquafitness nos permitirá completar el trabajo físico realizado, además de ayudarnos a salir de la rutina.

Es una excelente forma de perder grasa corporal

Uno de los motivos por los cuales algunas personas deciden realizar algún tipo de actividad deportiva, es el hecho de disminuir su nivel de grasa corporal acumulada.

Las calorías quemadas en Aquafitness permiten que se pueda perder grasa acumulada, ya que es una actividad que somete al cuerpo a un intenso trabajo físico (adaptable siempre, eso sí, al tipo de alumnos que están recibiendo la clase).

Consigue mejorar la capacidad respiratoria

El Aquafitness es un ejercicio aeróbico, lo que hace que el trabajo realizado por nuestro aparato respiratorio sea notable.

El monitor o monitora que dirige la clase, si se lo propone, puede llegar a conseguir que se acabe la sesión al límite de las posibilidades de los alumnos, y esto es otra de las ventajas que tiene esta actividad y que más adelante trataremos.

Esforzarse en cada clase de Aquafitness hará que vayamos mejorando, gradualmente, nuestra capacidad aeróbica, y ello repercutirá de manera positiva en nuestro día a día y, también, en otros deportes que practiquemos de manera habitual.

Mejora el estado cardiovascular y la circulación

Realizar ejercicios en el agua es muy diferente a realizarlos fuera de ella.

Por una parte, el agua genera presión sobre nuestra piel, lo que favorece la circulación, ya que el efecto es similar al que producen las conocidas medias de compresión ideadas para este fin en personas con problemas circulatorios.

Por otra parte, el agua suele contar con una temperatura inferior a la que tiene nuestro cuerpo. Este hecho va a favorecer también la circulación en nuestro organismo, ya que el “frío” es beneficioso para conseguir este propósito.

Por lo tanto, observamos que el Aquafitness es una actividad muy interesante para todas aquellas personas que padecen problemas de circulación.

Permite relajarnos física y mentalmente

¿Cómo nos vamos a relajar haciendo ejercicio? Pues sí, es posible emplear el Aquafitness como terapia acuática.

Es cierto que como actividad deportiva que es, al finalizar las clases vamos a terminar cansados (ese es el objetivo, de lo contrario es que no nos ha servido de mucho), pero como muy bien sabemos a estas alturas del artículo, esta actividad se desarrolla en el agua.

Sentir en agua en el cuerpo siempre es algo placentero y relajante, ya que aunque nos encontremos en plena actividad física, siempre van a existir momentos en los cuales nos podamos quedar unos segundos flotando relajadamente.

Esto también resulta muy beneficioso a nivel mental, ya que al finalizar la clase puede existir la posibilidad de quedarnos un rato más en el agua de la piscina, relajarnos y, de paso, relajar también la musculatura tras el trabajo realizado.

Ayudará a mejorar la postura

Realizar deporte en el agua ayuda a mejorar nuestra postura corporal, y esto es debido a que minimizamos el efecto que tiene la gravedad sobre nosotros.

Al reducir el efecto de la gravedad nos va a costar menos movernos, y también liberaremos a la columna vertebral y a la zona lumbar del peso que soportan habitualmente.

Es adaptable a todas las edades y condiciones físicas

Antes hemos comentado que un monitor de Aquafitness puede, si se lo propone, hacer que la sesión sea “insufrible”.

Pues bien, de la misma forma que esto puede ser así, también es posible adaptar el nivel de clase para hacerla accesible a  todos los públicos.

Gracias a esto se puede orientar una sesión de Aquafitness para personas mayores (o de la 3ª edad), para niños, para mujeres embarazadas…

Además, al transcurrir las clases en el agua, todos estos grupos de población se van a ver favorecidos gracias a todos los beneficios enumerados hasta el momento.

Favorece las relaciones sociales

Trabajo, estudios, situaciones familiares, obligaciones… Cada día tenemos que lidiar con todos estos elementos que no hacen otra cosa más que generarnos preocupaciones y dolores de cabeza.

Las clases de Aquafitness son un tipo de actividades dirigidas y, por lo tanto, se van a desarrollar en grupos más o menos grandes.

Realizar una clase de Aquafitness supone formar parte de un grupo con el cual se podrá interactuar intercambiando opiniones, realizando ejercicios en pareja o pequeños grupos, formando amistades…

Se trata, pues, de una vía de escape a la rutina y de una forma de ampliar el círculo de amistades de una persona.

Fortalece el sistema inmunitario

Ya hemos comentado que el hecho de meternos en el agua supone encontrarnos en un medio más frío que el que suele ser el aire.

Este frío va a suponer un estímulo para el sistema inmunitario, que le va a motivar a fortalecerse y ser más efectivo y resistente al ataque de virus y enfermedades.

Mejora la coordinación de los movimientos

Durante las sesiones de Aquafitness se deben seguir las indicaciones y movimientos realizados por el monitor o monitora, los cuales, muchas veces, requieren de cierta habilidad.

Saber coordinar estas acciones y movimientos va a hacer que, además de trabajar físicamente, lo hagamos también mentalmente al tener que coordinar todos los movimientos realizados.

Esta habilidad es de gran importancia en muchos otros deportes, como por ejemplo las artes marciales; o para algunos grupos como pueden ser las personas mayores.

¿Cómo es una clase de Aquafitness?

¿Cómo es una clase de Aquafitness?

Las sesiones de Aquafitness van a estar estructuradas de forma que se va a seguir un orden, independientemente del centro donde lo practiquemos.

Sí que es cierto que van a existir algunas diferencias que van a depender del monitor o monitora que imparte la clase, pero por lo general van a constar de:

Calentamiento

Como en cualquier otra actividad deportiva, es necesario realizar un calentamiento acorde al trabajo que se va a realizar posteriormente. Este calentamiento se realizará, preferiblemente, dentro del agua.
De esta forma se habituará la musculatura a la temperatura del agua, la cual se encontrará entre 28 y 30 grados; temperatura ideal para no ser excesivamente caliente ni excesivamente fría.

Parte aeróbica

Se trata del desarrollo de la actividad del Aquafitness propiamente dicha. Es la parte más exigente de la sesión y, por lo tanto, la que mayores beneficios va a ofrecer.

Durante la clase se van a realizar diferentes ejercicios, y también se incluye el uso de algunos elementos como balones, steps, aletas, guantes, bolsas de lastre… algo que permite aumentar la variedad de estos ejercicios y trabajar diferentes cualidades.

Algo que le suma atractivo a esta actividad es que se desarrolla al compás de una animada música, lo que hace que sea un deporte muy ameno y variado.

Gracias a la música empleada se podrá controlar el ritmo de la clase, así como las diferentes partes que la componen.

Vuelta a la calma

Una vez realizado el grueso de ejercicios, es necesario emplear un tiempo para poder recuperar pulsaciones relajar poco a poco los músculos y, en resumidas cuentas, recuperar el aliento.

Esta es la parte en la cual cualquier alumno de Aquafitness puede relajarse y disfrutar del agua de la piscina, para poder terminar la sesión de la forma más placentera posible.

En este punto se puede optar también por realizar una serie de estiramientos musculares.

¿Para quién está recomendado el Aquafitness?

¿Para quién está recomendado el Aquafitness?

El Aquafitness es un deporte que puede ser practicado por un gran número de personas, tal y como ya hemos avanzado.

Esto se debe a que algunos grupos de población que presentarían dificultades para practicar cualquier otra disciplina deportiva, pueden realizar Aquafitness sin ningún tipo de problema, es más, resulta ser un deporte recomendado para este tipo de personas.

Dentro de estos grupos para los cuales se recomienda el Aquafitness encontramos:

  • Personas de la tercera edad
  • Personas que se están recuperando de una lesión
  • Personas que padecen problemas articulares
  • Personas que padecen enfermedades relacionadas con las articulaciones (artritis, artrosis, osteoartritis, reuma…)
  • Personas que padezcan problemas circulatorios
  • Personas que padezcan problemas posturales
  • Personas con sobrepeso
  • Mujeres embarazadas

 ¿En qué casos no está recomendado el Aquafitness?

Pese a que la mayoría de las personas pueden realizar una sesión de Aquafitness sin ningún tipo de problema, sí que van a existir ciertos riesgos en casos muy concretos como son:

  • Personas que padecen arritmias
  • Personas que han padecido o presentan riesgo de padecer una angina de pecho
  • Personas que padecen hipertensión arterial
  • Padecimiento de asma
  • Diversas enfermedades de la piel como hongos
  • Personas que padecen insuficiencia cardíaca
  • En casos puntuales de tener una herida abierta

Como ocurre siempre que se padece cualquier tipo de enfermedad, patología o problema (aunque no se encuentren aquí citados), se deberá consultar con el personal médico correspondiente la decisión de iniciarse en este deporte.

¿Quién imparte una clase de Aquafitness?

¿Quién imparte una clase de Aquafitness?

La persona encargada de dirigir este tipo de sesiones es el monitor de Aquafitness. Se trata de una figura profesional capacitada para poder impartir este tipo de clases colectivas en todo tipo de piscinas.

Es importante que un monitor de Aquafitness cuente con la titulación específica que permita acreditar que ha adquirido unas competencias y unas habilidades que le capacitan para el ejercicio de esta profesión.

Las formaciones orientadas a la obtención de esta titulación buscan dotar a estos profesionales de una serie de conocimientos y características como son:

  • Todos aquellos relacionados con el medio acuático (Ley de Newton, fuerza boyante, viscosidad, presión hidrostática, tensión superficial…)
  • Adquirir la capacidad para dirigir una clase (capacidad de comunicación, liderazgo, entusiasmo…)
  • Conceptos relacionados con la actividad del Aquafitness, así como los ejercicios a realizar.

¿Dónde se imparten las clases de Aquafitness?

Cómo es lógico, las clases de Aquafitness se imparten en una piscina. Ahora bien, puede tratarse de una piscina pública (como es el caso de las piscinas municipales), o de una piscina privada, como puede ser un gimnasio con piscina de los muchos que abundan actualmente.

Debido al éxito que han tenido los deportes acuáticos, existe una amplia oferta de piscinas en las cuales se ofrece esta actividad, llegando incluso a incluirse como parte del programa de los complejos turísticos residenciales y urbanizaciones.

¿Es el Aquafitness un deporte sólo de verano?

¿Es el Aquafitness un deporte sólo de verano?

No, ya que es posible realizar Aquafitness en cualquier época del año. Sí que es cierto que durante el verano es cuando mayor oferta existe respecto a esta actividad, debido a que las piscinas abiertas pueden ofrecerla.

Sin embargo, gracias a la existencia de un gran número de piscinas cubiertas y climatizadas se puede disfrutar del Aquafitness durante todo el año, ¡e incluso en los países más fríos del planeta!

Variantes del Aquafitness

Como es lógico, con el paso del tiempo han ido surgiendo diferentes actividades dirigidas basadas en el Aquafitness, y que permiten ampliar aún más las opciones de elegir una actividad deportiva con la cual ocupar nuestro tiempo mejorar nuestra salud.

  • Aquaerobic: es una de las modalidades que apareció casi a la par que el Aquafitness. Se trata, básicamente, de una clase de aerobic desarrollada dentro de una piscina y con las adaptaciones oportunas.
  • Aquastep: es una adaptación de las animadas clases de step para poder ser desarrolladas dentro del agua.
  • Aquarunning: ¿cómo eliminar las molestias de correr en el asfalto? Pues muy sencillo, corriendo en el agua! El Aquarunning es una actividad dirigida basada en diferentes ejercicios que consisten en correr de diferentes formas y a diferentes intensidades dentro de la piscina.
  • Aquacycling: en esta actividad se emplean unas bicicletas especiales, similares a las de spinning, pero adaptadas para poder permanecer fijas bajo del agua.
  • Aquabox: es la adaptación de la actividad del cardiobox para ser mucho más refrescante, divertido y efectivo.

En definitiva, el Aquafitness es una actividad muy interesante por todo lo que ofrece, tanto a nivel físico (fruto de los beneficios que hemos explicado), como a nivel psicológico, siendo un deporte que nos puede ayudar a salir de la rutina que suponen las opciones más clásicas.