Usted se encuentra en: »

Método Pilates

Método Pilates

Esta pregunta ya no resulta difícil de contestar en nuestra península, ya que por fin se le ha dado forma y fiabilidad al día de hoy. ¿Quién no ha leído artículos en revistas, periódicos, o ha visto documentales en televisión, o a escuchado entrevistas en la radio acerca del método Pilates?.

 Pues bien, la intención mía, después de haber leído artículos que van en contra de Pilates, no es más que la de defender este método en base a mi experiencia profesional y conocimiento del mismo. 

¿Quiénes tienen confianza en el método pilates?

La confianza en el método la sostienen aquellos seguidores practicantes y conocedores de la mecánica y el control de los ejercicios aprendidos. Es considerado como un trabajo, nada convencional, sino más bien particular de nuestros antepasados que hacían hincapié en el trabajo integral de cuerpo-mente. Podemos apreciar métodos como: feldenkrais, Alexander, pilates, entre otros. Tenían en particular el cuidado y desarrollo del cuerpo trabajado siempre desde la concentración y junto con la respiración. Además con una máxima atención y un menor esfuerzo al hacer el movimiento.

Mi confianza en el método llega en el momento a partir del cual me consta de los beneficios de gran cantidad de alumnos/as míos con los que he contrastado cambios en la mejora de la salud tanto mental como corporal. He hablado con ellos y me han contando que viven sin dolores, que se sienten más firmes para afrontar las actividades diarias y cómo no, que el tipo de trabajo les ayuda a desconectar de la rutina a cambio de un trabajo placentero y cómodo de llevar. Se dan cuenta del bien que les hace este método de trabajo y difieren del trabajo que realizaban anteriormente en que ahora sienten más los movimientos y controlan mejor sus cuerpo.

Me he sorprendido al comentar este trabajo con otros compañeros del mundo de la actividad física que piensan que son meros ejercicios sin más, ejercicios muy simples y sin mucha “miga”. Claro está, ellos no han interiorizado el método con una práctica constante y por tanto no llegan a tener una apreciación clara y específica.

Otros comentarios consideran inadmisible la aparición del método en nuestra sociedad actual, dentro del siglo XXI, por estar a la vanguardia entre otros métodos o formas de practicar actividad física, y que creen que es una venta sin beneficios.

Consideran increíble que deportistas de élite o profesionales del espectáculo lo utilicen. 

He de responder a esto que: el marketing anuncia, vende y provoca a los oyentes pero luego viene la parte real que la gente prueba y se convence por sí misma. Y creerme que quien prueba y espera el tiempo imprescindible para obtener los resultados, ya no lo deja.
La aceptación de este tipo de trabajo lleva vigente en el mundo desde principios de siglo XX y se ha extendido a nivel mundial. ¿Cómo puede ser que tanta gente acepte que este método funciona? ¿será por los beneficios internos y externos que aporta a la persona?

¿PARA QUÉ SIRVEN LOS EJERCICIOS DE ESTE MÉTODO?, ¿SON REALMENTE LOS EJERCICIOS LO IMPORTANTE O QUIZÁS SEAN PARTE IMPORTANTE DEL MÉTODO EN SÍ QUE SE CONFIGURA SOBRE UNOS PRINCIPIOS DE TRABAJO QUE LO DIFERENCIAN DE OTROS MÉTODOS?

Los ejercicios de Pilates no son más que meras herramientas válidas para poner en funcionamiento la capacidad humana de desarrollar <>. Entendiéndose por “control del cuerpo” el uso apropiado de los músculos elegidos para determinado movimiento, trabajados a una intensidad adecuada y regulada por uno mismo, en el tiempo o momento exacto, consiguiendo equilibrar el sistema músculo-esquéletico, buscando una alineación correcta y una buena postura. 

Con esto, estamos consiguiendo que “el cuerpo donde vivimos” se proteja cada día de los agentes externos como pueden ser: malos hábitos posturales, tensiones sostenidas por una vida estresada o lesiones provocadas por atrofias óseas entre otras, debido al poco uso apropiado o desuso inapropiado del funcionamiento corporal. En definitiva, la práctica constante de este tipo de trabajo permite alcanzar la comprensión del cuerpo, importantísimo para poder ayudarnos a funcionar con mejor salud. Por desgracia, nos damos cuenta demasiado tarde cuando el paso de la vida ha deteriorado nuestro cuerpo. En mi opinión, no basta con descansar las horas de sueño para recuperar el desgaste diario, sino que, hay que dedicarle un poco de trabajo de reeducación postural que vendrá bien para mantener firme el sistema músculo-esquelético y los demás sistemas funcionales del cuerpo, además de conseguir despejar la mente.

Otro tema importante que se ve difuso y nada claro es acerca del <>. Es obvio que este método no hipertrofia. Pero….

  • ¿ quién prefiere hipertrofiar los músculos superficiales y en cambio acortar la musculatura de sostén de la columna vertebral que te impida sentir todas las posibles funciones de la columna (flexión, extensión, lateralización y rotación) con gran amplitud de movimiento?.
  • ¿crees que así ganas salud?.
  • ¿o es que es más saludable lo que acabamos de nombrar que tener un cuerpo con un tono muscular equilibrado en la medida justa que le corresponde a cada musculatura?.
  • ¿no es mejor mantener un buen tono muscular que te aporte un buen sostén corporal (con aspecto erguido) al mismo tiempo que te aporta la fuerza apropiada y necesaria junto con la flexibilidad ideal para ejecutar con agilidad la movilidad libre de todo el cuerpo?.
  • ¿ te has parado a pensar cómo te sentirías dentro del cuerpo de un bailarín?, pues hazlo, y te darás cuenta de las posibilidades que tiene un cuerpo humano para desarrollar y todo lo que puedes disfrutar.

 El método pilates no tiene límites y, avanzando con la progresión adecuada para cada persona, dedicándole tiempo y constancia, uno siempre puede mejorar a partir de su propio estado físico actual. Con esto quiero decir que cualquier persona se puede beneficiar para mejorar su salud. Y lo mejor es que el esfuerzo es controlado y nada asfixiante, por lo que a cualquier edad uno puede iniciarse.

Con esto no quiero decir que no se pueda trabajar con intensidades y esfuerzos mayores. Recalcaré que el método no tiene límites y existe un rico y amplio abanico de posibilidades de trabajo que modifican la dinámica y la intensidad de los movimientos que en principio son sencillos y asequibles para luego buscarlos de mayor nivel de dificultad.

¿Cómo aumentamos la intensidad de trabajo en una sesión de matwork (en colchoneta)?

No sólo aumentamos la intensidad de una sesión a base de ejercicios de nivel intermedio o avanzados, también jugamos con la variación de la respiración, el uso de accesorios como el theraband (que te aporta una resistencia variable), el fit-ball (cuya forma permite tanto el apoyo ergonómico como una resistencia constante, incluso el reajuste del equilibrio), el círculo (aporta una resistencia variable y un trabajo cómodo y eficaz), y así entre otros tantos más accesorios. 

¿Qué importancia tiene que el trabajo se englobe dentro de los trabajos de cuerpo-mente?. 

Dado que el cuerpo es dirigido por el centro neurológico situado en el cerebro a partir del cual se desarrollan las conexiones neuro-motoras (neuronas y músculos), existirá con este tipo de trabajo una mejora del control de los músculos y por tanto, el cuerpo se beneficia en mayor porcentaje si se le considera íntegro y dirigido durante el movimiento sincronizado por la mente a través de la concentración.

¿Por qué LE DAMOS IMPORTANCIA AL MOVIMIENTO CONSCIENTE?

 La gran mayoría de personas al nacer nos educamos en el movimiento de forma inconsciente, desarrollando patrones de movimiento adaptados a la necesidad del momento. Los que dedicamos la vida a alternar los hábitos de vida a cualquier práctica deportiva o actividad física llegan a tener un control de movimiento amplio y rico facilitando un mejor desarrollo personal en otras áreas. 

Pero esto no supone una práctica de reeducación o control postural. ¿cuántas veces hemos oído decir….<<no paro de hacer ejercicio y no consigo una figura esbelta>>, o, <<hago un montón de abdominales y sigo con el mismo contorno de cintura>>, o también….<< me siento cargado de una zona después de practicar deporte>>. 

Con esto no quiero decir que una cosa sea mala y pilates sea lo mejor, con esto quiero decir que el trabajo y los beneficios no van a ser iguales ni tienen por qué serlos. Lo importante para el practicante es saber diferenciar y buscar lo que más le conviene. 

Si pensamos en lo que busca un determinado deportista como por ejemplo: el que juegue en un equipo de rugby perseguirá las sensaciones que se tienen al enfrentarse a los contrarios o el escapar a gran velocidad con el balón para pasar la línea de meta, o el que maneja una raqueta con agilidad pretenderá afinar el punto de caída de la pelota para marcar tanto….en definitiva cada cual puede sentir de forma diferente su deporte favorito. Al finalizar terminará agotado lo más provable y habiéndose divertido un montón.

En cambio, si al margen de todo esto uno practica Pilates, os aseguro que al cabo de un tiempo podrá sentir que el cuerpo lo maneja con más precisión, su capacidad de esfuerzo durante su práctica habitual deportiva habrá aumentado tanto por una mejora de la capacidad cardiovascular como por un ajuste de fuerzas musculares o coordinación del cuerpo. Esta práctica puede servir de complemento del entrenamiento y siempre va a beneficiar.

Así pués, ¿a que le llamamos “trabajo consciente del control del cuerpo”?.

Este tipo de trabajo facilita el conocimiento de todo el cuerpo recibiendo en todo momento respuestas de los músculos, ya no solo de los superficiales sino también de los más internos como son los de la columna vertebral (multífidus, intertransverso, etc) y los de la cavidad pélvica (que permiten un correcto funcionamiento y disposición del periné) muy interesantes no descuidarlos para evitar con la edad pérdidas de orina entre otros posibles traumatismos.

Otra ventaja que podemos apreciar con este tipo de trabajo consciente es poder captar las dificultades que puedan existir por falta de cualidades físicas (como fuerza, flexibilidad en determinadas zonas, equilibrio, coordinación…etc), la percepción total del cuerpo hace que puedas dirigir el movimiento de forma consciente hacia su mejora, hacia un trabajo compensado de fuerzas internas de los músculos participantes en los movimientos, tratando de regular la intensidad de las mismas. Lo difícil es conseguir trabajar sin excesivas tensiones de forma que el movimiento parezca fluido y sencillo. Así se pretende conseguir una buena técnica de ejecución y una eficiencia muscular.

¿CUÁL ES LA APLICACIÓN DEL TRABAJO MUSCULAR A PILATES? (EFICACIA / EFICIENCIA).

EFICACIA: la acción muscular es eficaz cuando uno de los puntos de inserción está estabilizado.

En Pilates son claves varias zonas, entre ellas:

  1. La sujeción de la espalda: la sujeción de los omóplatos facilita el movimiento de los músculos del miembro superior.
  2. La fijación de la pelvis impidiendo su vascularización anteroposterior favorece el trabajo de la musculatura da la cadera.

EFICIENCIA: existe una eficiencia en la contracción.

Quiere esto decir que se reduce el número de músculos activos al mínimo y el movimiento resulta CLARO, SIMPLE, ÚTIL, FÁCIL Y EFICIENTE. En resumen, se ve fácil. Por ejemplo: no tensar el trapecio y el cuello para hacer abdominales.

¿Por qué REEDUCAR EL CUERPO?

Así pues, se trata de enseñar al cuerpo de nuevo a moverse de forma consciente y controlada, de educar y construir nuevos patrones de movimientos que luchen sobre los malos hábitos que hayan podido perjudicar el soporte esquelético del cuerpo, en definitiva de mejorar la higiene postural a base de movimientos que se construyen sobre posturas lo más correctas posibles.

 Todo este trabajo requiere de un tiempo de adaptación tanto para el sistema nervioso que controlará cada vez más una mayor parte de músculos, como de la adaptación de las fibras musculares, esperando a que vayan ganando longitud todos aquellos músculos que de entrada están demasiado acortados.

¿Por qué GANAS EN SENSACIONES?

La concentración que se necesita para trabajar correctamente pretende que el organismo esté a la espera de las respuestas de los músculos durante cada ejercicio. Esto hace que hasta los ejercicios más básicos que llevas trabajando mucho tiempo te parezcan distintos, que sientas el control de nuevos músculos, sobre todo de los internos. 

Puedes llegar a sentir el control de todo el cuerpo en un mismo movimiento dando la tensión equilibrada y regulada que necesitan los músculos (principales y no principales) para ejecutar el ejercicio con una mayor EFICIENCIA.

Si deseas ser un monitor de Pilates y no sabes donde acudir, nosotros te podemos instruir, consulta nuestro temario del cursos