Usted se encuentra en: »

Deporte y Estatus Social

Tal y como sabemos, el deporte es algo que todos deberíamos practicar. Contribuye a nuestro enriquecimiento personal, mejorando nuestra salud física, nuestras relaciones interpersonales e incide favorablemente en nuestro estado anímico.

Debido a la gran demanda obtenida, con el paso de los años han sido multitud las variantes que se han obtenido del deporte con el objetivo de tratar de atraer a cualquier persona y así adaptarse a sus gustos.

Por tanto, no hay excusa posible para no practicar deporte, ya que de una manera u otra tenemos la posibilidad de realizarlo. Desde salir a la calle y correr, coger una pelota y ponerse a jugar a fútbol hasta acudir al campo de golf a practicar unos golpes.

Podríamos extraer que la práctica deportiva se puede adecuar a cualquier tipo de bolsillo. De todos modos lanzamos al aire la siguiente pregunta y es si se encuentran todos los deportes a nuestro alcance en el aspecto económico.

 

DEPORTES ELITISTAS

Pues bien, el dinero sí que es un factor muy a tener en cuenta en el mundo del deporte. Tal y como comentábamos, hacer deporte está a la orden del día para casi todas las personas, al tratarse de un método para divertirnos a la vez que ejercitamos nuestro cuerpo de una manera muy sencilla.

De todos modos siempre habrá algunos deportes “prohibidos”  por ser demasiado caros y sólo podrán practicarlos determinados niveles de la sociedad.

Uno de los deportes que ha estado de auge desde hace pocos años ha sido el pádel. Comenzó siendo algo que únicamente practicaban los ricos debido a las escasas pistas existentes aunque ha sido tal la acogida que hoy en día cualquiera puede tener acceso. El crecimiento de las instalaciones ha sido exponencial y, esto, ha posibilitado que podamos jugar una partida cuando queramos.

 

Un claro ejemplo de deporte fuera del alcance de muchos de nosotros sería el golf. La equipación es muy costosa y para practicarlo debes ser miembro de un club adecuado para su práctica.

 La hípica también sería un deporte de los denominados elitistas ya que, aparte del material, debemos tener un caballo que supone una gran inversión inicial y, sobre todo, conlleva un mantenimiento muy costoso.

 Si somos lo suficientemente pudientes para tener un barco, tendremos la posibilidad de practicar la vela. De todos modos no todo acaba ahí, ya que deberemos formarnos previamente para ser capaces de navegar por nuestros propios medios.

 Existen otros deportes de los denominados para ricos pero estos, en esencia, serían los más conocidos y practicados.

Por tanto, hacer deporte es una práctica que todo el mundo debería realizar de un modo u otro. Los beneficios que reporta son múltiples por lo que ha de formar parte de nuestra rutina diaria.

De todos modos, no todos los deportes están a nuestro alcance, así que si no podemos practicar alguno de ellos por ser demasiado caros, no debemos preocuparnos porque existe una amplia variedad capaz de adaptarse a nuestras necesidades y que posibilitará una mejoría notable en nuestras vidas.