Usted se encuentra en: »

Pilates, una apuesta segura

Lejos de representar una moda puntual o pasajera, el Método Pilates es reconocido a nivel mundial como una de las mejores y más completas disciplinas deportivas que existen en la actualidad.

Nació a principio del s. XX de la mano de Joseph Hubertus Pilates, quien lo ideo basándose en los conocimientos que cosechó durante su trayectoria profesional en distintas especialidades como la gimnasia la traumatología el ballet o el yoga.

Los principios fundamentales en los que se asienta el Método Pilates, van desde la correcta alineación del cuerpo hasta la estabilidad del mismo, pasando por la precisión, la fluidez, la elasticidad, , la flexibilidad y agilidad, contribuyendo todo a reducir el estrés y facilitar el aprendizaje del control de la concentración y la respiración.

Una de las principales características y a su vez una de las grandes diferencia con otras disciplinas es, que el Método Pilates permite personalizar el entrenamiento, adecuarlo a cada alumno y programar las sesiones de acuerdo a las necesidades y carencias de cada cuerpo haciendo de él “el entrenamiento por excelencia” accesible a todas las edades y cuerpos.

Cuidarnos ya no es únicamente una necesidad, es una responsabilidad que nos corresponde a cada uno llevar a buen término y el Método Pilates nos ayuda a conseguirlo, de ahí que lo practiquen tanto deportistas de élite como amas de casa, artistas, médicos, jubilados, adolescentes, niños, bailarines, ejecutivos, modelos y todo aquel que haya decidido ganar la batalla al sedentarismo, al estrés, a la falta de agilidad, al sobrepeso, a los dolores musculares, a las malas posturas, así como combatir y mejorar algunas de enfermedades óseas y musculares más comunes en nuestra sociedad (escoliosis, cifosis, lordosis..) En resumen, el Método Pilates nos ayuda a sentirnos bien y todo el mundo conoce los efectos de sentirse bien consigo mismo.

Los resultados comienzan a notarse enseguida: en la primera sesión ya se siente que los músculos se están trabajando. Hay una frase famosa de Joseph Hubertus Pilates sobre la efectividad de su método:

"En diez sesiones sentirás la diferencia, en veinte sesiones verás la diferencia, y en treinta sesiones te cambiará el cuerpo".

Podríamos llenar páginas y páginas hablando del Método y de su creador, pero como realmente se conoce y se siente su poder es practicándolo. El Método habla por si mismo, hay que probarlo y quien lo hace ya no lo abandona. 

A tenor de lo expuesto podríamos decir sin lugar a dudas que formarse como profesor de Pilates es una apuesta segura de futuro, una garantía de futuro laboral, un aval en tu vida profesional que te permitirá alcanzar la excelencia. ¿Hasta donde quieres llegar? …… solo tienes que decírnoslo y te ayudamos a conseguirlo.