Usted se encuentra en: »

El Aprendizaje y el Método Pilates

El aprendizaje en el método Pilates.

El aprendizaje forma parte de la existencia , las experiencias quedan grabadas en los genes, en el interior de cada célula, pasando la información genética de una a otra y de generación en generación. El aprendizaje dependerá de las capacidades que tiene todo ser viviente por y para adaptarse al medio en el cual vive, desde el ser humano, pasando por mundo animal hasta el vegetal. El aprendizaje es concebido como el cambio de la conducta debido a la experiencia.

El método Pilates activa los órganos sensoriales favoreciendo un mejor funcionamiento cerebral, el método Pilates es un método ampliamente propioceptivo, el cual desarrolla mejores capacidades psicomotoras, por el contrario  si no utilizamos los estímulos que nos llegan de nuestro exterior,  la parte del cerebro responsable de dichos estímulos se puede atrofiar, debido a la poca actividad neurológica.

Hoy en día nos exponemos  a altos niveles de estrés, el cual determina y dificulta todavía más nuestro aprendizaje limitándonos en la mayoría de ocasiones, ya que dependeremos íntegramente de cuál sea la adaptabilidad de cada uno frente al entorno para poder adaptarnos a los cambios venideros.

 

Existen 4 etapas básicas del aprendizaje:

Incompetencia inconsciente:

“No percibimos que no sabemos” es cuando le damos la pauta al alumno y todavía lo sigue realizando mal a pesar de estar escuchándonos. Por ejemplo:” coger aire sacar abdomen y expulsar meter ombligo hacia dentro” el alumno coge aire metiendo abdomen y expulsa sacándolo.

Incompetencia consciente:

“Empezamos a darnos cuenta que lo hacemos mal” cuando empezamos a reconocer que no sabemos y a observar donde fallamos, es cuando nos desprendemos de la ignorancia  y  ponemos más atención por aprender. Esta etapa será la más difícil, ya que la consciencia corporal de los alumnos dependerá de sus experiencias en los movimientos que les estamos dictando.

Competencia consciente:

“Comenzamos a ser competentes  en lo que estamos aprendiendo”, es el paso final para el aprendizaje. Todavía no hemos aprendido y se necesita una gran atención en los movimientos  que realicemos.

Tenemos que estar conscientemente todo el rato para eliminar los estímulos que nos hacen volver a caer en las posturas inadecuadas.

Competencia inconsciente:

“Somos competentes  en lo que hemos aprendido”. Hacemos las cosas sin pensar cómo lo hacemos, al aprenderlo lo realizaremos de forma casi automática, inconscientemente, permitiéndonos, en esta etapa del aprendizaje, hacer varias cosas al mismo tiempo, ampliando la capacidad de coordinación.

pensar

El proceso de aprender:

Nuestro cerebro filtra la información que le llega del exterior, haciéndonos interpretar lo que llamamos realidad, realidad subjetiva. Cuando un profesor del método Pilates quiere hacerle llegar al alumno información propioceptiva , antes debe haberlo experimentado por el mismo y así poder inducir al alumno a que lo sienta mejor, no basta con solo leer, hay que experimentar y aprender con ello.

Nuestro cerebro tiene diferentes mecanismos para interpretar la información que llega del exterior:

EL CEREBRO GENERALIZA:

Hace referencia a la forma que tenemos las personas de establecer reglas y formas de actuar acuerdo a las experiencias vividas, podemos imaginar una situación, pero no la podemos sentir igual que si la hemos experimentado

EL CEREBRO ELIMINA:

Mediante este proceso cognitivo el alumnos solo pone la atención a una parte en concreto de la experiencia del movimiento y deja otra mucha información que puede ser de vital importancia para el aprendizaje de nuevos movimientos.

 Y POR ULTIMO DISTORSIONA:

Aquí eliminamos lo que creemos que no nos interesa en base a nuestra comprensión o interés personal por lo que realizamos, transformamos la experiencia y con ella el movimiento.

 

Mejorar el aprendizaje mejora nuestra percepción:

 

La percepción es una cualidad que forma la estructura del aprendizaje. Imaginemos que la percepción es como el cemento de construcción, el aprendizaje serian los ladrillos y la comunicación  seria la casa construida como resultante,  por lo tanto si nuestra casa está hecha de materiales de baja calidad, correría mayor peligro de derrumbe o de degradación.

Al igual pasa con nuestro cuerpo, si aprendemos como funciona, podemos darle lo que necesita en cada momento y fortalecer sus cimientos.

Sin el aprendizaje no hay control corporal, y si lo hay es muy restringido, el aprender hace referencia a introducir nueva información en nuestro cerebro y construir nuevas conexiones neuronales, las cuales se deberán reforzar a diario hasta que queden establecidas por la mente subconsciente. Tenemos que darnos el placer de equivocarnos y sobre todo a los que nos rodean, para poder aprender hay que experimentar gracias a la percepción de lo que nos rodea y sobre todo como respondemos a estímulos externos. 

 

Conclusión:

 “ El aprendizaje reside en el interior, ya que leer sin aprender es como sembrar en un campo sin arar. “

El aprendizaje está influenciado por nuestra capacidad de percepción del entorno y las experiencias que obtengamos de él.

Existen 4 etapas básicas del aprendizaje, de ellas dependen nuestro crecimiento personal. 

El proceso del aprendizaje depende de cada uno, no todos los alumnos tienen la misma capacidad de aprender y eso lo debemos saber los profesores, respetando sus limitaciones y los objetivos de cada uno.

La principal influencia en el aprendizaje de nuestros alumnos recae sobre y ante todo en el emisor del mensaje (el profesor), ya que dependerá de la calidad gramatical o perceptiva que lo haga llegar dicha pauta.

El método Pilates desarrolla capacidades de mejor adaptación frente al entorno de una forma holística, porque no olvidemos que su creador no le llamo método Pilates, sino “Contrología” el arte de controlar el cuerpo, la mente y el espíritu.