Usted se encuentra en: »

Algunas Claves Para La Pérdida De Grasa

Es posible que una vez pasadas las fiestas navideñas te encuentres con algún que otro kilo encima no deseado… si es así no te preocupes, te damos algunas claves para eliminar aquello que has ganado después de los excesos  y que así no te cueste tanto subir la tan temida cuesta de enero.

Claves para la pérdida de grasa

  • Empezamos por el tiempo que debemos practicar ejercicio aeróbico en cada sesión, seguramente hayas oído que el cuerpo comienza a quemar grasa a partir de los 30 minutos de ejercicio, esto es debido a que previamente tenemos que agotar las reservas de glucógeno muscular y glucosa, aquí es cuando nuestro organismo empieza a obtener la energía que requiere de nuestras reservas de grasa.  Por lo tanto, cuanto más tiempo estemos practicando ejercicio aeróbico más grasa estaremos quemando, lo ideal sería que realizáramos sesiones superiores a los 40 minutos.
  • Un factor importante es la intensidad con la que realizamos el ejercicio. Según nuestra condición física previa deberemos trabajar en intensidades comprendidas entre el 65 y 80% de nuestra frecuencia cardiaca máxima, por lo que sería conveniente el uso de un pulsómetro si hemos decidido salir a correr o montar en bicicleta en vez de usar una máquina elíptica o bicicleta estática, ya que muchas máquinas de este tipo, desde hace años, incorporan aparatos para la medición de nuestro pulso.
  • A la hora de quemar grasa es importante mantener  activo nuestro metabolismo, de poco nos servirá salir a correr un día y dejar pasar semana y media hasta la siguiente sesión. Lo ideal sería que, como mínimo, realizáramos tres sesiones semanales. Una buena idea es alternar días de trabajo aeróbico con días de sesión de pesas en el gimnasio, de esta manera no llegaremos a aburrirnos rápidamente.
  • Si hemos decidido realizar en el mismo día una sesión de pesas con un trabajo aeróbico, lo correcto sería, primero el trabajo anaeróbico con las pesas y una vez finalizado pasar a la parte aeróbica, así habremos consumido ya parte del glucógeno de nuestro organismo y facilitaremos la quema de grasa en nuestra sesión de ejercicio aeróbico.
  • Habrá días en los que nos costará un poquito más salir a la calle a correr o ir al gimnasio para subirnos en la elíptica… es inevitable y a todos nos ha pasado alguna que otra vez… En este caso una buena idea para no perder ese día es salir simplemente a andar a buen ritmo, recuerda, es importante mantener activo nuestro metabolismo y de esta manera lograremos que así sea.
  • De nada nos servirá seguir estrictamente nuestra actividad deportiva para perder grasa si no llevamos una dieta adecuada, por lo que deberemos evitar ingerir alimentos que contengan una alta cantidad de grasas saturadas, fritos, bollerías, golosinas, salsas calóricas, refrescos y, en general, toda comida insana.
  • Recuerda realizar un correcto calentamiento al inicio de cada sesión, ve subiendo el nivel progresivamente.
  • Es importante conseguir un déficit calórico llegado el final del día, es decir, haber ingerido menos calorías que las que hemos gastado durante ese día.
  • Si somos tolerantes a la cafeína, tomar un par de cafés los días que no realicemos ejercicio aeróbico o beber  té verde nos ayudará a mantener activo nuestro metabolismo.

 

Estas son algunas claves que nos ayudarán a eliminar ese exceso de grasa que hemos ganado.