Usted se encuentra en: »

La Readaptación Deportiva, un Nuevo Camino.

 

Hace algunos años que venimos oyendo hablar del “readaptador”, pero tu conoces alguno? Son un misterio? A que se dedican?

 

El readaptador es un profesional de la actividad física que posee amplios conocimientos sobre salud, lesiones y su evolución. El papel del readaptador se encaja entre el “momento” del Fisioterapeuta y la vuelta al estado óptimo para incorporarnos al 100% a nuestra actividad deportiva.

 

En un deporte colectivo, sería el profesional que te ayuda a, una vez finalizada la etapa de fisioterapia, volver a alcanzar el nivel adecuado para volverte a integrar en el trabajo de equipo al nivel del resto del equipo.

 

 

La manera ideal de iniciar una recuperación sería acudir al médico traumatólogo, al fisioterapeuta para realizar el tratamiento de camilla o aparataje específico, y una vez recibimos el alta, pasaríamos al readaptador quien nos acompañaría generalmente realizando ejercicios “funcionales” que como ya explicamos nos acercan la transferencia al máximo rendimiento.

 

En el momento nos encontramos al 100% para iniciar nuestros entrenamientos habituales, junto a nuestro entrenador es aconsejable mantener una planificiación guiada por el readaptador que implique un proceso de continua prevención.

 

 

Por lo tanto podemos fijar el papel profesional  del readaptador al final del proceso recuperatorio y de forma continua en la prevención de lesiones.

 

Que medios utiliza un readaptador para devolvernos al 100%?

 

-          Ejercicios “funcionales” personalizados para cada caso. Taras analizar biomecanicamente la disciplina/deporte al que se dedica el cliente y conociendo el mecanismo lesional y su grado de recuperación, se crea un protocolo específico y personalizado para dicho deportista.

 

-          Progesiones lógicas y adaptadas a cada deportista. Dado que cada cliente, incluso con una misma lesión, avanza de modo diverso, las progresiones de los ejercicios, su frecuencia, volumen, carga, capas de dificultad deben ser específicas, no servirán planes estándar .

 

-          Recorta el tiempo de incorporación a la competición. Los desportistas necesitan volver cuanto antes a su disciplina y por lo tanto el readaptador influirá en la recuperación, alimentación y entrenamiento para conjugar la mejor fórmula que acorte los periodos de recuperación.

 

 

-          Electroestimulación en “dinámico”. Generalmente en la fase aguda o fisioterápica se utiliza la electroestimulación de forma isométrica / estática, pero en la siguiente fase, se utiliza de forma dinámica, permitiendo aumentar la carga de cada ejercicio de forma localizada sin sobrecargas otras zonas y obteniendo el mejor estímulo muscualr.

 

-          Entrenamiento acuático. Sin duda una de las mejores instalaciones para iniciar de forma prematura la movilidad articular con seguridad y aprovechando todos los beneficios del agua

 

-          Activación Muscular. Permitiendo testear cada eslabón muscular de la cadena cinética para re-activar su eficiencia y así mejorar la calidad del movimiento y disminuir el riesgo de lesiones por abuso de compensaciones.

 

-          Entrenamientos de Fuerza. La base para cualquier readaptación deportiva.

 

-          Entrenamiento de reeducación postural. Con infinidad de métodos que se ajusten a las necesidades del momento.

 

-          Alimentación específica. Mediante una alimentación/suplementación adecuada podemos acelerar procesos de regeneración en los tejidos blando, por lo tanto, es necesario prestarle atención para cumplir con toda la calidad necesaria.

 

-          Cámaras de regeneración (hiperbárica, calor infrarojos..)

 

-          Cocahing. Mediante el cual poder ayudar en la parte mental al deportista.

 

Puedes especializarte en readaptación deportiva con nuestra formación