Usted se encuentra en: »

¿En qué puede ayudarme la psicología deportiva?

¿En qué puede ayudarme la psicología deportiva?

Cada vez se habla más y más frecuentemente de la Psicología Deportiva, de su importancia y de los beneficios que aporta tanto a deportistas, entrenadores/as y directivos/as.

Son muchas las disciplinas que cuentan con un/a Psicólogo/a Deportivo/a en su cuerpo técnico, tanto en deportes de equipo como individuales. Fundamentalmente, trabajan codo con codo con los entrenadores, en la mayoría de casos asesoran a éstos para sacar el máximo partido de las sesiones de entrenamiento, también trabajan sobre las variables psicológicas que influyen en el rendimiento (motivación, atención, autoconfianza, estrés y nivel de activación, entre otras).

En este artículo, voy a comentar de qué manera la Psicología Deportiva puede ayudar a los entrenadores/as deportivos complementando su trabajo, favoreciendo que los deportistas puedan recibir un entrenamiento más completo y efectivo.

Cuatro grandes áreas de intervención

  1. Facilitar una formación psicológica que sirva de orientación al entrenador acerca de las variables psicológicas que son relevantes en su trabajo.
  2. Entrenamiento específico dirigido a que los entrenadores adquieran habilidades con el objeto de influir favorablemente en el funcionamiento de los deportistas.
  3. Asesoramiento para favorecer una mejor toma de decisiones, así poder actuar de una manera más útil y eficaz.
  4. Entrenamiento específico en habilidades para favorecer su autocontrol y así, poder optimizar su rendimiento como entrenador.

Estos cuatro puntos pueden trabajarse con mayor o menor profundidad, dependiendo siempre de las necesidades del entrenador y/o deportistas y el nivel de exigencia, dependiendo si el entrenamiento deportivo está orientado o no a la competición.
Dentro del entrenamiento deportivo, los puntos en los que puede intervenir la Psicología Deportiva, son los siguientes:

  1. La planificación del entrenamiento.
  2. La adherencia de los deportistas.
  3. El aprendizaje de habilidades y otras conductas relevantes.
  4. El ensayo repetitivo de habilidades.
  5. El desarrollo de la capacidad competitiva.
  6. La preparación específica de competiciones.
  7. Evaluación del entrenamiento.

La incorporación de la Psicología al método de trabajo de un entrenador, puede contribuir a que éste comprenda mejor las necesidades y problemas de sus deportistas, adopte las decisiones más favorables y aplique, eficazmente, las técnicas psicológicas que, desde su rol de entrenador, resulten más apropiadas. De ahí la importancia de que los entrenadores integren estos conocimientos en su repertorio de recursos profesionales, aportando mayor valor a su forma de entrenar y dirigir a sus deportistas.

La siguiente tabla muestra ejemplos de posibles contenidos de la intervención psicológica con entrenadores:

 

Llegados a este punto, podemos preguntarnos ¿de qué manera pueden trabajar ambos profesionales conjuntamente? Varias son las opciones, pero las más habituales son:

  • Reuniones periódicas fuera de las sesiones de entrenamiento
  • Presencia como observador del Psicólogo/a Deportivo/a en las sesiones de entrenamiento, con el fin de observar conductas tanto del entrenador como de los deportistas
  • Intervención directa con el entrenador y los deportistas en las sesiones de entrenamiento, si se ha llegado a la conclusión de que es conveniente trabajar el conocimiento de variables psicológicas, para así poder ponerlas en funcionamiento por parte de los deportistas.

No olvidemos que por mucho que el entrenador adquiera conocimientos en Psicología, el verdadero profesional en esta área es el Psicólogo/a del Deporte, de la misma manera que éste no puede ni debe inmiscuirse en el entrenamiento deportivo, más allá de lo establecido con la figura del entrenador.

A modo de esquema/resumen, observamos en el cuadro de abajo como se desarrolla y en qué medida la labor profesional de ambos. Es evidente que cada uno trabaja en un ámbito concreto ya que son trabajos diferentes pero complementarios.

 

A grandes rasgos hemos podido ver como es la relación y la interacción entre ambos profesionales, no cabe duda, que el trabajo de uno y de otro es de mayor complejidad y requiere en ocasiones de análisis más profundos. No obstante, el objetivo de este artículo es acercar a todo aquel, que de alguna manera tenga relación con el deporte, a la disciplina de la Psicología Deportiva.

Para casos concretos y necesidades específicas es recomendable contar con los servicios de un profesional.