Usted se encuentra en: »

Hablemos sobre motivacion

Hablemos sobre motivacion

Todo el mundo habla de ella, pero pocos son los que conocen su alcance. Cuando alguien se decide a practicar un deporte, la primera premisa es que esté motivado, pero ¿sabemos lo que ello implica?. Hay quien considera que la motivaciónse tiene o no se tiene, es decir, se está o no se está motivado.

Los que abordamos el deporte tanto desde la práctica como desde la Psicología, sabemos que esta variable está íntimamente ligada a otros factores, ¿sabemos identificar cuáles son esos factores?.

Imaginemos que llega alguien nuevo al gimnasio, esta persona requiere la ayuda y/o servicios de un/a entrenador/a personal, salvo raras excepciones, podemos asegurar que esta persona que llega nueva al gimnasio, tiene un interéspor la actividad que va a realizar y valora las consecuenciasque va a tener la práctica de dicha actividad. Hablaremos entonces de una motivación básica, valora los beneficios que le aportará la actividad y minimiza sus costes (cuota mensual, desplazamientos, dejar de hacer otras actividades, etc.), pero, ¿es suficiente para garantizar la continuidad de esta persona en la práctica de la actividad física en cuestión?. No, no es suficiente, esta motivación básica, ha de complementarse con una motivación cotidiana, como su propio nombre indica, es esa motivación del día a día dentro de la actividad elegida y la gratificación inmediata que ésta produce, me refiero sobre todo al grado de disfrute que obtiene esta persona realizando la actividad.

Una vez que sabemos de la importancia de esta motivación cotidiana, ¿sabemos determinar qué factores influyen en ella?.

Los factores en los que, como profesionales del deporte, podemos y debemos trabajar, son los siguientes:

  • Interés del contenido de la actividad diaria.
  • Planteamiento de retos inmediatos o muy cercanos.
  • Novedad y variedad de las tareas.
  • Diversión.
  • Reforzamiento social.
  • Percepción de dominio de las tareas.
  • Percepción de progreso.
  • Satisfacción personal.

 

De esta manera estaremos reforzando también la motivación básica, que hace que la persona siga manteniendo el interés por la práctica deportiva elegida.

 

Plantearnos estas cuestiones, hace que la calidad de nuestros entrenamientos y nuestro grado de implicación sea mayor.

¿Cuánta gente abandona la práctica deportiva?, ¿cuántos de ellos abandonan porque nadie trabaja o se ocupa de esos factores que inciden en su motivación?.

Si de verdad creemos que la motivación es la clave para lograr el compromiso y la adherencia al deporte, profundicemos y trabajemos en aquellos factores implícitos en ella.