Usted se encuentra en: »

Hablando de AquaFitness

Hablando de AquaFitness

Cualquier persona que acuda con cierta frecuencia a una piscina o centro con instalación de este tipo podrá comprobar que el Aquafitness puede considerarse como una de las actividades más populares. 

Esta es la razón que me lleva a pensar que deberíamos aprovechar esta ventaja y tratar de potenciarla, aún más si cabe. Pues personalmente creo que todavía queda mucho camino por recorrer, muchas cosas por aplicar, por aprender, por conseguir…. 

Estas últimas razones representan las cuestiones claves a comentar en este artículo. Pero antes de profundizar en estas, pienso que es importantísimo hablar de los beneficios tanto de esta actividad, como del deporte en general. Así, un resumen de estos podría ser el siguiente:

 · En primer lugar, se puede decir que el músculo más importante de nuestro cuerpo, el corazón, se fortalece. Con lo cual, se produce una mejora de la resistencia cardiovascular y una disminución de la frecuencia cardiaca en reposo.

 · En cuanto al sistema circulatorio, contribuye a una mejora de la circulación en los músculos, a una disminución de la presión arterial y a una reducción en la formación de coágulos en arterias (aspecto importante si tenemos en cuenta la variedad de enfermedades provocados por estos)

 · En general, se consigue una mejora de la condición física en general.

 · Contribuye a retardar efectos perjudiciales que surgen como consecuencia del envejecimiento o hábitos típicos de una vida sedentaria.

 · Contribuye a una mejora de la composición corporal del practicante, debido a un aumento del consumo de grasas durante la actividad, y también durante períodos de reposo.

 · Fortalece nuestro cuerpo ante infecciones y enfermedades, debido a una mejora de las respuestas inmunológicas.

 · Reduce y evita los estados de estrés, favorece la integración social, el estado de humor y el bienestar en general, sin olvidar la mejora en el mantenimiento de las relaciones sexuales.

Aún así, y a pesar de que son múltiples los beneficios que se han nombrado, existen otros que hacen referencia únicamente al aquafitness. Estos son; 

- A pesar de trabajar en posición vertical, se consigue una reducción en los desgastes articulares por impacto, pues debido a la flotación se reducen los efectos de la gravedad y la carga del peso sobre las articulaciones.
- Favorece el retorno venoso. Pues al encontrarnos trabajando en el agua, la sangre que se halla por debajo del nivel del corazón regresa a éste con menor esfuerzo.
- Podemos ofrecer un trabajo mas equilibrado y balanceado, pues el medio acuático permite un entrenamiento de pares musculares. Es decir, que se puede aplicar la misma intensidad, en un mismo movimiento, tanto a los músculos agonistas como a los antagonistas.
- Contribuye a preservar y readquirir flexibilidad y rango o amplitud de movimiento.
- El agua enfría al cuerpo con mayor rapidez con lo que se evita del acaloramiento y agobio típico de la actividad en seco.
- Sensación de bienestar y relajación al acabar la sesión, gracias a las propiedades del agua

Una vez hecho este resumen, me gustaría realizar, a modo de reflexión y bajo una apreciación muy personal, una serie de recomendaciones. Pues pienso, que a pesar de todas las ventajas y beneficios que encierra esta actividad, a menudo está mal considerada (Así no son pocos los que piensan que es una actividad poco intensa, “floja”, sólo para personas mayores…). Por tanto, ahí van unas recomendaciones generales:

  1. Los beneficios anteriormente descritos no se producen solos, verdad??...Pues entonces reesfuérzate por implicar y “enganchar” al alumno, MOTIVÁNDOLO CONTINUAMENTE A TRABAJAR AL MÁXIMO (dentro de sus posibilidades) para que el cuerpo perciba el trabajo realizado. Cualquiera puede tener un día malo, no encontrarse bien anímicamente… pero no son la mayoría, ASÍ QUE TODOS A TRABAJAR!!!!
  2. Se debe tener en cuenta que en Aquafitness se trabaja, en la mayoría de ocasiones, en posición vertical y con el agua a la “altura del pecho”. Esto puede contribuir a que el alumno “ se escaquee” o no se mueva, ya que no hay riesgo de hundirse…”. Por esta razón debes de prestar mucha atención a como transmitir a través de tus movimientos y explicaciones. Motivando a través de ellos a que el alumno mueva mucho el agua, a que la sienta, a que se ejercite vigorosamente…
  3. Mantén al corriente a tus coordinadores o responsables técnicos en cuanto a la aparición de nuevos materiales didácticos, nuevas tendencias…propón masterclasses o sesiones diferentes para días especiales. Todo esto te ayudará a dinamizar tus clases, la actividad en general y a mejorar tu imagen como Instructor dinámico y competente.
  4. Planifica adecuadamente tu programa de entrenamiento. Organiza tus sesiones teniendo en cuenta la intensidad, la frecuencia, la edad…así como todas aquellas variables que contribuirán a que tus sesiones sean útiles y eficientes. Llegar a clase, y hacer que tus alumnos muevan de un lado a otro sin ningún sentido, no sirve para nada. ... ESTO NO ES AQUAFITNESS…!!!!!!!
  5. Compórtate siempre de manera correcta y profesional. De esta manera ayudarás a tus alumnos .a conseguir resultados positivos.
  6. Y como no, trata de reciclarte continuamente. La formación se muestra como una variante de vital importancia para tu crecimiento profesional

¡¡¡¡VENGA CHICOS QUE SOIS CAPACES DE ESTO Y MÁS…….!!!!