Usted se encuentra en: »

La importancia de trabajar los músculos olvidados: Trapecios y Antebrazos

La importancia de trabajar los músculos olvidados: Trapecios y Antebrazos

Cuando pensamos en trabajar nuestro cuerpo en el gimnasio seguramente lo primero que se nos viene a la cabeza es el realizar ejercicios tales como el press banca, remo en polea, prensa, press militar... Evidentemente no vamos a poner en duda que es imprescindible realizar estos ejercicios, es obvio, pero, ¿qué pasa con aquellos músculos que rara vez se ejercitan de manera directa? El antebrazo o los trapecios son músculos que rara vez se ejercitan, especialmente los primeros ¿Cómo influye el tener trabajados estos músculos a la hora de realizar ejercicios para grupos musculares mayores?

 El antebrazoes una zona que se ejercita indirectamente al realizar casi cualquier ejercicio del tren superior, pero este trabajo puede no resultar suficiente. Tener los antebrazos entrenados va a influir positivamente en la protección de la articulación de las muñecas, hecho importante ya que estas soportan una gran carga en la mayoría de ejercicios que realizamos, y aumentará nuestra capacidad para mover pesos en aquellos ejercicios en los que entren en juego y de esta forma no vernos limitados por la falta de fuerza en ellos, como puede ser en las dominadas.

Además aumentaremos la fuerza de nuestra cogida, importante para aquellos practiquen artes marciales como el judo o jiu-jitsu, por ejemplo.

A la hora de trabajarlos no es necesario mover cargas elevadas, ejercitarlos con poco peso es suficiente para su desarrollo, además de conseguir un buen resultado estético, ya que no resulta vistoso tener unos bíceps y tríceps bien desarrollados y unos antebrazos poco más gruesos que las muñecas... Un par de ejercicios de 3 o 4 series son suficientes para un buen entrenamiento de este músculo, debiendo tener en cuenta no entrenarlo en días próximos al entrenamiento de espalda o del siguiente músculo del que vamos a hablar, los trapecios.  Como apunte, al realizar curl de barra con la barra Z se implica mucho menos al antebrazo que si lo realizásemos con la barra recta.

 

Los trapeciosson otro músculo que alguna vez se ejercita incluido dentro del entrenamiento de los hombros o de la espalda, pero a los que poca gente les presta especial atención y continuidad en la rutina. Pese a lo que pueda parecer, no son un músculo pequeño, ya que abarcan desde la zona superior de nuestros hombros hasta cerca de la zona media de la espalda. Tienen una gran funcionalidad en nuestro cuerpo y están estrechamente relacionados con las escápulas u omoplatos. Los omoplatos cumplen la función de articular los brazos y de soportar el peso de nuestra cabeza, los trapecios unen los dos omoplatos y los mantienen en su lugar, de ahí su importancia, por tanto, los trapecios también están implicados en la función de sostén de la cabeza y entran en juego cuando elevamos peso por encima de esta. El fortalecimiento de los trapecios conllevará aparejado un fortalecimiento de los hombros y un corregimiento de la postura ya que se subsanarán posibles desviaciones consecuencia de la falta de fuerza en algunas zonas de la espalda.

Un buen entrenamiento de estos músculos conllevará una mejora en ciertos ejercicios que solemos realizar habitualmente, como es el caso del press banca inclinado, el press militar, elevaciones laterales y frontales o remo en punta. Es necesario que tanto el deltoides como el trapecio estén compensados en cuanto a fuerza y resistencia, ya que de no ser así corremos el riesgo de lesionarnos al no poder realizar la función que le estamos solicitando alguno de los dos músculos.

Si hasta este momento no habías realizado nunca un entrenamiento específico de estos dos músculos ahora es un buen momento para empezar después de conocer la importancia que tienen tanto funcionalmente como para el buen progreso en nuestro entrenamiento general.

 

 Fórmate y trabaja como instructor de Fitness, Musculación y Entrenador Personal