Usted se encuentra en: »

¿Cómo afecta el marketing en nuestra dieta?

¿Somos conscientes del colapso indirecto que sufrimos por culpa de toda la publicidad en nuestro día a día? Una gran pregunta que habría que reflexionar, y es que, por donde vayamos nos topamos con múltiples carteles engañosos de publicidad, algunos ejemplos como; “Dos hamburguesas por un euro 100 % vacuno, patatas fritas con aceite de oliva, o bollos rellenos de chocolate enriquecido con nutrientes básicos para crecer más fuertes, así como galletas, cereales intensificados de azucares que te incitan a alimentar a tus hijos sin especificar los nutrientes que aportan”.

¿Realmente es publicidad engañosa? ¿Por qué nos incita tanto esta alimentación a comprarla y no tenemos publicidad de alimentos saludables como verduras o frutas?

Hoy en día, se relaciona los anuncios publicitarios con la obesidad infantil. La publicidad, así como el fácil acceso de estos alimentos (los puedes encontrar en cualquier parte a un precio muy económico) es lo que hace que los consumamos, muchos de los profesionales en nutrición apuntan que es culpa de la publicidad el consumir este tipo de alimentos.

¿CUAL ES LA REALIDAD?

La realidad, es que las empresas publicitarias, engordan su economía mientras nosotros engordamos con sus productos, y es que, es muy fácil mostrar debilidad acerca de los mismos debido a nuestra filosofía de vida: “Tengo estrés, necesito dulce, hoy no me siento bien, compraré un bollo, hoy llueve, es día de manta y un chocolate con dulce, ¿fin de semana? Puedo pecar, vayamos al Burger! “y así un sinfín de cosas más.

No somos conscientes ni suficientemente fuertes, de llevar una vida sana o al menos de elaborarnos nuestros productos de forma natural en casa.

LOS CLAVES PARA CONSUMIR.

  1. PRECIO

Es una buena táctica poner los precios a los productos, y con más razón, si estos son muy económicos, llama mucho la atención ver dos hamburguesas  a un euro o dos pizzas por 6. Te incitará antes que irte a un buen restaurante.

 

  1. PUNTOS DE VENTA.

Es esencial que estos productos tengan un fácil acceso en nuestras vidas, así como fácil preparación, los puedes encontrar en máquinas emprendedoras, quioscos, por cualquier zona, en cualquier supermercado, en cualquier gasolinera e incluso en hospitales. Expertos demuestran, como este fácil acceso a estos productos hace aumentar la obesidad en nuestros países

 

¿COMO NO HACER CASO A ESTA PUBLICIDAD?

1. Sé realista, la calidad es cara

2. La calidad nunca la indica el precio,

3. Sé consciente de tus debilidades

4. No te dejes llevar por imágenes falsas

5. Cuidado porque los productos baratos no suelen ser saludables y tienen gran aporte de calorías.

6. Mira etiquetas antes de ingerirlo.

Recuerda, que sucede lo mismo con las bebidas, existe una amplia gama de zumos de marca elaborados con gran cantidad de azucares así como bebidas gaseosas nada saludables.

Consulta siempre a un profesional en nutrición o en Fitnes, que te pueda asesorar acerca de tu alimentación adecuada, y no te dejes llevar por falsos anuncios que incitan a la obesidad y a llevar una vida insana, y sobre todo, intenta no tomar productos procesados, si es necesario, elabóralos tú mismo en casa, te saldrá aún más económico y mucho más saludable.

Si se realiza cualquier deporte, una buena alimentación y equilibrada alimentación junto a la adecuada y puntual suplementación es la clave para un máximo rendimiento físico. Conoce los secretos de esta combinación en nuestro curso de Especialista en Nutrición para el Alto Rendimiento Deportivo