Usted se encuentra en: »

Verano, Sal de la Rutina y Benefíciate de sus Efectos

Con el verano, llegan los días soleados y calurosos y con ellos, nuestras deseadas vacaciones estivales, la oportunidad de salir de la rutina, y de romper con nuestro día a día, sin embargo, hay muchos beneficios importantes que seguramente no te has detenido a observar y a disfrutar de ellos.

Aquí os dejamos sus grandes beneficios, ¡Aprovéchalos!

  • Reduce el estrés. Es temporada de vacaciones, de sol, piscina, playa o monte, intenta cortar con la rutina del día a día, mejora tu estado de ánimo así como tu actitud para afrontar las cosas. Salir de la rutina para descansar protege de numerosas enfermedades cardíacas.
  • Previene infecciones y otras enfermedades. El sudor que generamos en verano aumenta constantemente, este, ayuda a liberar toxinas y mantiene nuestra piel libre de bacterias y también de hongos. Pero cuidado, existen sitios donde la humedad es mayor y si no nos secamos bien sí que podemos coger hongos con más frecuencia, utiliza siempre chanclas de goma y sécate correctamente.
  • En verano mejora la alimentación.  Esta época del año, está llena de productos bajos en calorías y saludables, muchos de ellos son antioxidantes y aportan muchas vitaminas, son ideales para prevenir el envejecimiento prematuro, la diabetes, bajar el colesterol  entre otros.
  • Actividades saludables. Con esta época son numerosas las actividades que nos llaman la atención, desde nadar en la playa o piscina, hasta un partido de pádel o tenis, o simplemente hacer senderismo  o ir en bici. La natación es un buen aliado para relajarnos y trabajar todos los músculos del cuerpo, además, alivia la depresión y mejora el estado de ánimo.
  • Sal a andar por la playa y benefíciate del agua salada. ¿Sabías que pasear por la playa mejora los niveles de circulación y es un gran aliado para reducir grasas de forma más rápida? El hundimiento de la arena hace que hagas más esfuerzo para andar, además de que mejora el riego de la circulación de las piernas. Las piedras y la arena mojada previenen enfermedades en los pies, utilizándose en muchas ocasiones como exfoliante, además, el agua del mar tiene un gran poder curativo para enfermedades en la piel.
  • Aprovéchate de los cocteles refrescantes y con pocas calorías. En esta época nos apetece disfrutar del sol y con él, un buen coctel que nos endulce un poco el día. Pero cuidado, muchos de ellos aportan muchas calorías.

Aquí os dejamos algunas ideas:

- Frappuccino de vainilla sin azúcar. Mezcla en la licuadora media taza de café frío, media taza de crema de vainilla baja en grasa, tres cuartos de taza de hielo, unas gotas de extracto liquido de stevia, y un poquito de esencia de vainilla. Y Listo para servir y tomar. Tiene pocas calorías y es una buena bebida veraniega para los más golosos.

- Té helado; añade el jugo de dos limones, una cucharadita de stevia, una taza de té helado sin endulzar, cinco cubos de hielo. La combinación perfecta para que nos sirva de antioxidante, bajo en calorías y con un gran sabor.

Puedes combinar también con batidos, licuando frutas y helados o leche desnatada.

La clave para disfrutar de estas bebidas es que sean sabrosos, refrescantes y sobre todo, con pocas calorías.

Como verás, hay muchas formas de disfrutar de esta temporada, mejorar tu calidad de vida y sobre todo centrarte más en tu cuerpo y en tu salud.

Recuerda que en la mayoría de opciones antes mencionadas, siempre puedes echar mano de un entrenador personal, ya que te ayudará a aprovechar el tiempo todo lo posible, maximizando de esta forma los beneficios.

Aprovecha cada minuto para llenarte de la energía que aportan los rayos de sol y de lo beneficios del agua salina, descansa e hidrátate correctamente, salir de la rutina nos beneficia a todos.

 

¿Y tú, como gozas del verano?