Usted se encuentra en: »

A la Hora de Entrenar en el Gimnasio... ¿Peso Libre o Máquinas?

 

Todo aquel que haya visitado de forma más o menos asidua la sala de musculación de un gimnasio se habrá percatado de la gran variedad de máquinas y aparatos disponibles para trabajar los diferentes grupos musculares de nuestro cuerpo. Podemos encontrar incluso diferentes máquinas para ejercitar un mismo músculo, como por ejemplo, el press de banca sentado y el press de banca tumbado en máquina. Estas máquinas llevan tras de sí un proceso de diseño, desarrollo y creación bastante importante, a la par que sus precios, en cambio, la tecnología que emplean unas barras y unas mancuernas se podría decir que ya estaba inventada casi casi en la edad de piedra.

Así pues, nos puede surgir la duda de cuál es la mejor manera de ejercitar un determinado músculo, ¿con barras, discos y mancuernas?, ¿o mejor utilizar las máquinas que hay específicas para ello?

Utilizar uno u otro método va a tener sus ventajas y sus desventajas o puntos débiles, aunque quizá uno sea más adecuado en la mayoría de los casos.

Ventajas de entrenar con pesos libres

Cuando entrenamos con barras o mancuernas,los movimientos que realizamos son naturales y nuestras articulaciones realizan su movimiento de forma normal sin verse forzadas a extrañas posiciones que podemos adoptar en las máquinas.

Al trabajar con un peso libre también ejercitaremos los músculos de manera conjunta, no centrando el esfuerzo únicamente en el músculo implicado principalmente. Esto también implica que trabajando de esta forma se van a ver involucrados los músculos estabilizadores que actúan al mover las cargas sin la ayuda de guías, un ejemplo muy claro es el press militar con barra o el press militar realizado en la máquina multipower, en la que únicamente nos deberemos centrar en subir y bajar el peso, en cambio, al realizarlo con barra, además de subir y bajar la barra deberemos saber hasta donde bajar y mantener el movimiento vertical de esta sin que se nos vaya hacia delante o atrás. Si nos acostumbramos a trabajar únicamente en máquinas no estaremos fortaleciendo estos músculos estabilizadores y, a la hora de mover pesos libres puede que tengamos algún problema.

Cuando movemos pesos libres estamos levantandola carga que realmente podemos mover ya que es simplemente eso, un peso que lo podremos levantar o no. En cambio, al trabajar en una máquina, aparte de contar con poleas, lo cual nos permitirá levantar pesos mayores, el movimiento del peso va guiado, y podremos ejercer fuerza desde distintos ángulos sin que por ello desviemos la carga de su recorrido, esto puede resultar de ayuda en ciertas máquinas y, por tanto, nuestro nivel de fuerza no se corresponde con la realidad del peso que estamos levantando.

Otra ventaja que presenta y que afecta a los propietarios de los gimnasios es que, por el preciode unas pocas máquinas se puede adquirir el equipamiento completo para entrenar con barras, discos y mancuernas.

Ventajas de entrenar con máquinas

En las máquinas el movimiento viene guiado, y, por tanto, los detalles a cuidar para una correcta ejecución del ejercicio son menores que si trabajamos con el peso libre. Esto es ideal para aquellas personas novatas o que carecen de técnica para realizar el ejercicio. De esta formael riesgo de lesión o accidente se minimiza si somos coherentes con el peso que vamos a mover y no queremos aparentar ser mas fuertes de lo que somos.

Para los que buscan ejercitar una zona muy específicason el método ideal, ya que permiten aislar completamente la zona que nos interesa trabajar. Por ejemplo, aunque no sean exactamente el mismo ejercicio, no es lo mismo realizar aperturas para pectoral tumbado con mancuernas que utilizar la máquina de contractor, en el segundo caso centramos el esfuerzo solo en la zona central de los pectorales sin que entren en juego los demás músculos, o al menos, que entren de forma tan directa.

Si en algún momento no tenemos a nadie que nos pueda ayudar en las últimas repeticiones o, al menos, que esté pendiente por si tenemos algún problema, el trabajar en máquinas puede ser una buena solución ya que no correremos el riesgo de quedar atrapados bajo la barra.

 

Una vez expuesto esto, queda a la vista que tanto un método como el otro tienen sus puntos a favor y en contra, lo adecuado sería, en personas con experiencia, trabajar la mayor parte de los ejercicios con pesos libres y reservar las máquinas para ejercicios específicos o días puntuales.

 

 Fórmate y trabaja como instructor de Fitness, Musculación y Entrenador Personal