Usted se encuentra en: »

Ensaladas, Fuentes de Proteínas

Las ensaladas, han sido siempre un plato muy tradicional, tanto como acompañante de un plato principal, o como plato único, además, son grandes aliadas de las dietas, pues depende de cómo sean, son muy ricas en proteínas y vitaminas.

Beneficios

  • on refrescantes, ideales para épocas de calor.
  • Tienen un enorme poder saciante, genial para las dietas.
  • Son una fuente importante de proteínas y vitaminas, según como la acompañes.
  • Se trata de una comida rápida y fácil de hacer, con lo que es ideal para el poco tiempo que tenemos.
  • Puedes combinar varios ingredientes a tu antojo.

¿Qué tipo de ensaladas nos beneficia?

Existen muchísimos tipos y formas de hacer ensaladas refrescantes y con pocas calorías, no obstante, hoy os apuntaremos algunas ideas más saludables para probar en casa.

  1. Ensalada de pasta y salmón ahumado; es un plato muy saludable, saciante por acompañarlo de hidratos y sobre todo por las vitaminas del salmón. Puedes poner la pasta hervida y acompañarlo con un poco de aceite de oliva, unos trocitos de salmón ahumado y listo para comer.
  2. Ensalada de atún, huevo y patata; es fácil de hacer,  básicamente, consiste en hervir la patata, cortarla a trocitos al igual que el huevo. El atún puedes ponerle la cantidad que quieras
  3. Ensalada de pollo y fruta fresca; puedes acompañar las ensaladas con un toque de fruta, cualquiera es buena, pero la naranja, la manzana y el melón le dan un toque de sabor muy especial. El  pollo, te aportará las proteínas que necesitas.
  4. Ensalada mediterránea, puedes ponerle lo que se te ocurra; lechuga, atún, maíz, atún, aceitunas, tomate o incluso espárragos blancos, muy saludable.
  5. Ensalada de arroz; puedes servirla fría, y además acompañarle con un poco de brócoli. Como toque final, puedes cortar unos pedazos de piña, será ideal para darle un toque dulce y de vitaminas. 

CUIDADO CON LOS ALIÑOS.

 A veces, no es tanto los ingredientes pero si los condimentos; puede ser, que para tener la sensación de saciarnos más, acudamos a especias no del todo saludables, cuidado con ponerle demasiada sal acompañada de pimienta, orégano o pasarnos de aceite. 

No obstante, y si es necesario poner algún condimento, podéis  hacer una salsa o mayonesa de forma natural, con huevo, emulsionando leche desnatada un poco de zumo de limón y aceite. Será, la manera más natural de darle algún toque de sabor a tu ensalada, además, también puedes probar a echarle solo unas gotas de limón o bien un poco de vinagre. Si esto no es suficiente, unas gotas de yogur blanco desnatado puede ser ideal para acompañarlas. 

Como ves, se trata de una comida muy sana, puedes combinarlas de mil maneras, pero siempre incorporando una fuente importante de proteína y vitaminas. Te sentirás ligero y muy saludable.