Usted se encuentra en: »

¿Conoces tu Edad Metabólica?

Alguna vez has oído este término? La edad metabólica es diferente a la edad biológica. Esta edad metabólica es la edad real de nuestro cuerpo conforme a parámetros fisiológicos. Es decir, la edad metabólica será distinta según diversos factores y según lo que nos hayamos cuidado anteriormente.

La edad metabólica es lo que nos hace diferente a dos personas aparentemente iguales pero que han llevado estilos de vida diferentes. Es un parámetro que nos muestra nuestra edad a niveles fisiológicos y que debería de ser inferior o al menos igual que nuestra edad cronológica, si fuera lo contrario ello significaría que no gozamos de una buena salud.

A menudo, podemos encontrarnos con personas de 50 o 60 años pero con una edad metabólica de 30 o 40. Son casi diez años menos y ellos es debido a una sana alimentación, al deporte y ejercicio físico o a la buena hidratación, en definitiva a un estilo de vida saludable.

Es muy importante calcular la edad metabólica antes de someternos alguna práctica de ejercicio o alguna dieta de adelgazamiento, normalmente la recomiendan los médicos, o entrenadores personales para comprobar nuestra masa corporal.

¿Cómo podemos averiguar nuestra edad metabólica?

La edad metabólica puede determinarse a través de sistemas que ofrecen mucho de los portales y páginas webs actualizadas con una serie de preguntas acerca de la edad, estatura, peso o sexo.

Pero lo más acertado es acudir a especialistas los cuales miden la grasa corporal. Es recomendable saber cuál es nuestra edad distinta a la biológica a la hora de practicar algún ejercicio físico o someternos a dietas estrictas de adelgazamiento, por ello es frecuentemente recomendado también por entrenadores personales.

El sistema más frecuente es lo que se llama la bioimpedancia, el cual mide las diferentes formas de masa como por ejemplo la masa magra la grasa o la visceral así como la densidad de los huesos y el metabolismo basal con todo ello se calcula exactamente nuestra edad metabólica.

Pero además de esto también tenemos otros sistemas, como marcadores biológicos. Entre estos podemos nombrar las hormonas, la insulina en sangre o también la presión sanguínea, datos de envejecimiento, el colesterol, los niveles auditivos o bien visuales. Con todo este conjunto de datos se puede calcular de forma exacta también la edad metabólica

 Lo más perfecto seria que coincidieran las dos edades, nuestra edad metabólica con la edad biológica, pero a veces no es así y existe una diferencia abismal en muchos de los caso. Para ello, deberemos de someternos a controles médicos o de especialistas que nos ayuden a tener una vida más saludable para aproximarnos así a nuestra edad bilógica.

 Recordemos, como siempre, que las claves son un ejercicio moderado y la alimentación sana. Estos dos factores bastaran para que nuestras edades coincidan.

Lo más óptimo es que coincidan tanto la edad cronológica, como la edad metabólica; sin embargo, si existe una mayor diferencia respecto a la segunda frente a la cronológica, es indispensable comenzar a realizar los cambios de hábitos necesarios para un mejor estado de salud.

Anímate a calcular tu edad metabólica y a llevar un estilo de vida saludable.