Usted se encuentra en: »

Coaching deportivo, ¿moda o herramienta eficaz?

Si buscamos en internet coaching, nos salen innumerables páginas, webs, artículos, blogs que hablan sobre ello. Aún así, son pocas las personas que sabrían explicar o definir qué es el Coaching. En casi todos los resultados que encontramos, nos hacen una traducción literal de lo que significa Coaching en inglés, “entrenamiento”y Coach, “entrenador”. Pues bien, si nos quedamos con esta idea, nos quedamos muy lejos de lo que de verdad es Coaching.

No cabe duda que el Coaching es parecido a un entrenamiento, pero ¿qué se hace en un proceso de Coaching Deportivo?. Para aclarar y corregir falsas ideas, empezamos por lo que nose hace o noes Coaching:

- Noes psicoterapia, aquí no se tratan desequilibrios o alteraciones psicológicas.

- Noconsiste en decirle al deportista lo que debe hacer, así que desechamos cualquier comentario del tipo, “lo que deberías hacer es, …”o “a ti lo que te pasa es, …”.

- En un proceso de coaching nose enseña ni se dan respuestas, el deportista es quien aprende activamente y obtiene sus propias respuestas.

 

Teniendo en cuenta lo anterior, vamos a describir de forma cercana y sencilla los fundamentos de esta herramienta. En primer lugar, aclarar dos conceptos básicos:

Ø Coach es la persona que facilita el proceso de Coaching.

Ø Coachee es la persona que demanda el proceso, ya sea un deportista, un entrenador, un juez deportivo o incluso un directivo.

 

El Coach deportivo, acompaña al atleta (Coachee) en el logro de sus metas deportivas a través de la elaboración de un plan de acción. Le ayuda a superar obstáculos que puedan surgir y a realizar el seguimiento de las acciones que le llevarán al éxito, con la potenciación de sus puntos fuertes. Todo este proceso nace del deportista (Coachee) y es él con su implicación el que consigue los resultados.

Tras esta breve descripción, vamos a profundizar un poco más. A continuación, observamos en la imagen posterior que todo proceso comienza con un área de mejora, es decir, con algo que el deportista quiere cambiar. Tras esta toma de conciencia de la situación actual, habría que establecer un objetivo, es decir, qué es lo que el deportista quiere conseguir. En base a esto, el atleta (coachee) propone una serie de posibles pasos para conseguir su objetivo o estado ideal. Así, pasamos al establecimiento de un plan de acción, pactado con el deportista y generado por él mismo, el Coach NOdebe decirle al deportista lo que ha de hacer, de lo contrario la responsabilidad caería sobre el Coach y no sobre el deportista, de ahí la importancia de la toma de conciencia y responsabilidad del Coachee. Por último, realizamos un control y seguimiento de aquello a lo que el deportista se ha comprometido, nosotros evaluamos si está siguiendo el plan de acción o no. En caso afirmativo alcanzaría el objetivo deseado y en caso negativo, deberíamos trabajar para comprobar qué le ha llevado a no seguir dicho plan y replantearse, si procede, un plan de acción alternativo que pueda cumplir.

width=618

El Coaching, en otras palabras, es un proceso de entrenamiento-aprendizaje, ya que entrenamos al Coachee para que mediante un proceso de cambio:

1. Tome conciencia de sus objetivos o metas a conseguir.

2. Quiera conseguir sus metas sabiendo que el proceso va a entrañar alguna dificultad, va a tener que salir de su zona cómoda para conseguir nuevos retos.

3. Sepa como llevar a cabo su deseo, es decir, que aplique una serie de herramientas para conseguir sus objetivos.

4. Lo realice mediante un plan de acción con objetivos bien definidos.

 

A modo de resumen, en esencia, el Coaching efectivo se basa en la concienciay la responsabilidad.La conciencia implica conocer tanto lo que está ocurriendo a mi alrededor, como conocer lo que estoy experimentando o sintiendo en cada momento. El deportista y cualquier persona en general, sólo es capaz de controlar aquello de lo que es consciente. La plena conciencia nos permite liberar todo el potencial que llevamos dentro.

La responsabilidad es asumir que nuestros actos son consecuencia de nuestros pensamientos. Si me responsabilizo de mis pensamientos, podré tomar decisiones y elegir, incluso rectificar aquello que me produce un perjuicio.

Ya por último, veamos en qué nos puede beneficiar el Coaching, además de ayudarnos a conseguir nuestros objetivos:

§ Aumentar la autoestima, la confianza y la seguridad en uno mismo. Cuando un deportista tiene estos tres factores elevados, sus conductas son efectivas y sus metas alcanzables. El deportista en estas condiciones se encuentra motivado y con energía para afrontar cualquier reto.

§ Eliminar dudas y miedos que afectan a nuestra conducta.

§ Aprender a establecer planes estratégicos que nos ayude a conseguir nuestras metas deportivas. El coaching allana el camino al deportista, ya que planifica las acciones, los lugares y los tiempos para obtener los objetivos.

§ Desarrollar el talento del deportista.

§ Conectar con el “yo interior”, con tus valores, con tu esencia e identidad. Cuando sabes quien eres y hacia donde vas, las piezas comienzan a encajar y todo comienza a fluir.

§ Tener mayor conciencia de la vida y ser responsable de nuestros actos. Esto conlleva tener más poder pero también mayor responsabilidad.

 

El Coaching no es mágico ni milagroso. Además de cambiar tu manera de pensar, de sentir, tienes que cambiar sobretodo tu conducta.

“Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”. Albert Einstein.