Usted se encuentra en: »

Las Funciones De Las Vitaminas Del Complejo B

Seguro que todos hemos oído alguna vez que tomar vitamina C es muy importante, entre otras cosas porque nos ayuda a evitar contraer los resfriados y que la vitamina A es buena para la vista, pero… ¿y la vitamina B?

Vamos a hablar sobre ella, o, mejor dicho, ellas, ya que la vitamina B es un complejo de vitaminas, que incluye las vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9 y B12.

Una de las funciones principales de este complejo vitamínico es la de la metabolización de la energía, ya que es la vitamina B1 la encargada de transformar los hidratos de carbono que ingerimos en glucosa, y esta glucosa es transformada en energía por las vitaminas B2, B3, B5, B6 y B7. Esta función hace que, si somos aficionados al deporte, la vitamina B sea más imprescindible si cabe, ya que un nivel anormalmente bajo de cualquiera de éstas disminuirá la producción de energía de nuestro organismo y hará que la sensación de fatiga sea más habitual de lo normal. Ahora vamos a ver más pormenorizadamente la función que cumple cada una de las vitaminas B que tienen relevancia a nivel deportivo:

Vitamina B1: Es la Tiamina, como acabamos de comentar es la encargada de la transformación de los hidratos de carbono ingeridos en glucosa. Tiene especial importancia sobre todo en aquellas personas que practiquen deportes de resistencia. Alimentos ricos en esta vitamina son las nueces de macadamia, las habichuelas o las pipas, de entre los pescados, la trucha es la que más vitamina B1 contiene y de entre las carnes, el lomo de cerdo.

Vitamina B2: La Riboflavina, es necesaria para que puedan funcionar las vitaminas B3 y B6, por lo que un déficit de B2 minorará las funciones de las otras. También actúa como antioxidante. Almendras, huevo, champiñones y las semillas de sésamos son alimentos que contienen una cantidad notable de vitamina B2.

 

Vitamina B3: Niacina, una de las encargas de convertir la glucosa procedente de los hidratos de carbono en energía, pero si su nivel es muy elevado en el organismo puede llegar a bloquear el uso de los ácidos grasos como combustible, obligando a los músculos a recurrir únicamente del glucógeno y los carbohidratos, esto resultará contraproducente en deportes que requieran resistencia durante un elevado período ya que la sensación de fatiga aparecerá antes de lo esperado.

Vitamina B5: Es el Ácido Pantoténico, también implicado en el proceso de transformación de la glucosa en energía. Un nivel adecuado de esta vitamina en el organismo favorecerá la reducción de la acumulación de lactato y puede favorecer la eficiencia en el consumo de oxígeno, esto nos llevará a un mejor rendimiento en nuestra actividad debido a la menor sensación de cansancio. El aguacate o el huevo contienen vitamina B5.

Vitamina B6: Piridoxina, presenta el mismo problema que la vitamina B3, un exceso en el organismo tiende a aumentar el gasto de glucógeno frenando el de ácidos grasos. Sería positivo en deportes de esfuerzos cortos y explosivos pero negativo en deportes que requieran resistencia o fondo. Es necesaria para fabricar la hemoglobina, que son los glóbulos rojos de la sangre y que transportan el oxígeno. El salmón, atún, las lentejas o las zanahorias contienen vitamina B6.

 

VitaminaB12: Es la Cianocobalamina, mejora la producción de glóbulos rojos en la sangre, es importante para transformar los ácidos grasos en energía y ayuda al correcto funcionamiento del sistema nervioso central. Se suele encontrar sobre todo en carnes rojas, pescados y lácteos.

Especialízate con nuestro curso de Nutrición para el Alto Rendimiento Deportivo