Usted se encuentra en: »

Tarta de Requesón y Manzana. Un Dulce muy Proteico

Casi todos somos conscientes que para lograr un buen rendimiento tiene mucha importancia el qué y cómo comer antes y después de hacer ejercicio.

Los profesionales del fitness tenemos muy claro que para poder soportar la carga física diaria tenemos que preocuparnos de nuestra alimentación para poder mantener el ritmo de nuestro trabajo.  Pero también es verdad que no podemos estar vigilando los gramos que perdemos o ganamos durante nuestra práctica deportiva. Seamos sensatos e intentemos buscar el equilibrio.

La obsesión por comer pasteles responde al instinto humano de comer dulce,  el primer sabor que degustamos es la leche materna y es dulce. Por eso nos resulta tan placentero este sabor.

Una de las formas de calmar los antojos de azúcar es tomar proteína. Esto ocurre porque las proteínas ponen un freno en el sistema de recompensa del cerebro.

En muchas ocasiones tenemos la necesidad de comer dulces y la frase típica que todos hemos dicho  “es que me lo pide el cuerpo”…. El comer dulce no tiene por qué estar unido a una ingesta mayor de calorías y a las grasas, comer algo dulce tendrá un efecto psicológico positivo el dulce no siempre engorda si sabemos cómo gestionarlo. La receta que os presento se basa en el requesón, es una de las proteínas lácteas más magras, y además, a diferencia del yogur o la leche, brinda más proteínas de buena calidad. Incluso, poseepotasio, calcio y vitamina D, necesarios para un adecuado funcionamiento muscular.

Proponemos una receta al que le guste la cuchara.

 

TARTA DE REQUESON Y MANZANA

300 gr de requesón

3 huevos

3 manzanas Golden (las golden son muy dulces pero podéis elegir otro tipo de manzanas)

6 cucharadas de miel o 3 cucharadas de stevia (Cuidado con este azúcar natural  tiene entre 200 y 300 veces más dulzor que el azúcar)

Ralladura de un limón

Canela

…………………………………………………………………………………………………………………..

En un bol se mezcla el requesón, las yemas (las claras las pondremos a parte en otro bol),  la mitad de la miel o 1cucharada y media de stevia y la ralladura del limón.

Con las claras las batiremos y las pondremos a punto de nieve y las mezclaremos en el bol donde tenemos los otros ingredientes. Y mezclamos suavemente y añadimos una pizca de canela.

Tendremos preparado un recipiente para hornear puede ser redondo o rectangular como os guste más.

Pondremos la mitad de la mezcla que hemos preparado anteriormente en el recipiente para hornear,  pelaremos las manzanas y pondremos parte de las manzanas cortadas a rebanadas finas, cuando la mezcla este cubierta por las rebanadas de manzana,  pondremos la otra mitad de la mezcla y adornaremos con las manzanas restantes. (Tener en cuenta que estas manzanas servirán para adornar la tarta cortarlas finas y bonitas).

Espolvorearemos otra vez un poco de canela y la miel restante o el azúcar de stevia,  lo introduciremos en el horno, que lo tendremos  precalentado 10 minutos).

A 180º grados  durante 30 o 35 minutos más o menos. Para comprobar que la tarta está hecha cuando ha pasado el tiempo, coge un cuchillo de punta y pincha la tarta si sale limpio es que ya está hecha.

Antes de desmoldarla déjala enfriar para que no se rompa.

 

Si quieres especializarte y adquirir conocimientos en Nutrición deportiva, echa un vistazo a nuestro curso de Especialista en Nutrición para Deportiva para el Alto Rendimiento