Usted se encuentra en: »

8 Razones para contratar un Entrenador Personal

8 Razones para contratar un Entrenador Personal

Hacer ejercicio debería ser una práctica habitual y cotidiana, porque los beneficios que reporta sobre nuestro organismo son innumerables. De todos modos, antes de comenzar, deberíamos tener claras una serie de pautas que nos facilitarán en gran medida una correcta ejecución y la consecución de los objetivos marcados.

Llega el momento en el que entramos por primera vez al gimnasio. Es aquí cuando estamos  punto de explorar un mundo que muchas veces pensamos que dominamos mucho más de los que realmente lo controlamos.

Sería éste el momento en el que deberíamos plantearnos el hecho de acudir a algún profesional que nos orientara en la materia y nos ayudara a conseguir llegar al punto que nos hemos propuesto alcanzar.

Durante el presente artículo trataremos de explicar la importancia de contratar los servicios de un entrenador personal para poder realizar todos los ejercicios de la manera adecuada y, sobre todo, para no desistir en el intento y avanzar por el camino adecuado.

 Razones por las que contratar un entrenador personal

 A continuación trataremos de enumerar una serie de beneficios que, a nuestro parecer, nos llevará contratar un entrenador personal.

  • Llevo tiempo entrenando igual y no veo resultados: Existen muchas maneras de entrenar un mismo músculo que quizás desconocemos y con las que podríamos potenciar nuestros grupos musculares, por lo que sería importante que nos diera unas pautas o nos confeccionara unas rutinas adecuadas.
  • Desconozco si realizo los ejercicios de la manera adecuada: Unas de las primeras premisas será evitar lesiones. Por ello, bajo una supervisión adecuada que nos corrija cualquier vicio a la hora de realizar los ejercicios, conseguiremos unos mejores resultados y sin riesgo para nuestra salud.
  • No tengo mucha disponibilidad: Con la ayuda de un entrenador personal que se amolde a nuestros horarios no tendremos excusas. Cualquier espacio será bueno para poder realizar nuestro entrenamiento.
  • Tengo algún problema de salud: Sería importante que nos realizaran un programa especializado para evitar cualquier tipo de dolencia.
  • No veo cambios en mi estado físico ni en mi salud: La clave es tener un programa de entrenamiento bien estructurado y adaptado a nuestras necesidades. Resultaría imprescindible para ello contratar los servicios de un entrenador personal. 
  • No soy capaz de ver mis mejoras: Teniendo un entrenador que nos controle ciertos aspectos técnicos como la masa muscular, el % de grasa, etc...conseguiremos ver nuestra evolución de una manera demostrada y fiable.
  • No tengo la motivación suficiente: Las ganas son fundamentales, por lo que sería muy importante contar con el apoyo de un profesional que nos anime a continuar y a seguir con la ilusión del mismo día.
  • No me he marcado una meta adecuada: Es importante que nos definan unos objetivos adecuados, claros y asumibles. Querer alcanzar retos imposibles no hará otra cosa que desmotivarnos y hacer que decaigamos y dejemos de intentarlo antes de tiempo.

Por tanto, lejos de auto entrenarnos, será altamente recomendable contar con la ayuda de un entrenador personal, que sea capaz de sacarnos partido de una manera más eficaz y nos posibilite alcanzar aquello que nos proponemos de la manera rápida y fiable.