45% de descuento en cursos de formacion online Black Friday 2020

Qué es Pranayama en Yoga y para qué sirve

Qué es Pranayama en Yoga y para qué sirve

Pranayama es un término que solemos oír con frecuencia en las explicaciones o conversaciones sobre yoga. Forma parte del léxico de esta disciplina, junto a palabras como asanas, chakras, saludo al sol, saludo a la luna, mudras… Para cualquier persona familiarizada con el yoga, como pueden ser las personas que lo practican desde hace mucho tiempo, o los instructores de yoga, el término Pranayama les resultará ya familiar. Sin embargo, los yoguis menos experimentados, e incluso algunas personas que ya lleven cierto tiempo dentro de este interesante mundo, puede que aún no sepan a qué se refiere esta palabra. Vamos a ver en este artículo que es un Pranayama en yoga, para que sirve, los diferentes tipos que existen, y algunos vídeos de cómo se hacen.

¿Qué es un Pranayama en yoga?

El Pranayama es un conjunto de técnicas para la respiración que se emplea en el yoga, con el objetivo de controlar la energía cósmica. Es decir, el Pranayama es una técnica para entrenar la respiración. Existen varias técnicas de Pranayama, las cuales se van aprendiendo poco a poco en las clases o sesiones de yoga. De esta forma, cualquier persona que desee dedicarse profesionalmente a la enseñanza del yoga, no solo deberá conocer las diferentes asanas que existen, sino también los diferentes Pranayamas para transmitir el conocimiento a sus alumnos.

¿Qué significa pranayama en sanscrito?

¿Qué significa pranayama en sanscrito?

Atendiendo a la etimología de la palabra, prânâyâma tiene dos raíces:

  • Prana: se refiere a energía vital, el conjunto del aire, la respiración y la vida.
  • Ayama: significa disciplina, control.

Por lo tanto, etimológicamente Pranayama significa la disciplina o el control de la energía vital, de la respiración. En sanscrito podemos interpretar la palabra Pranayama a partir del significado de prana que dice: lo que está de forma infinita en todas partes, siendo el elemento necesario para que se produzca el milagro de la vida; y del significado de ayama: viajar. Así pues, podemos interpretar el pranayama como el viaje de aquello que se extiende por todas partes. La energía vital que fluye a través de nuestro cuerpo, y para lo cual debemos aprender la técnica adecuada.

La respiración yóguica en el Pranayama

Los humanos realizamos tres tipos de respiración diferentes: la abdominal, la torácica y la clavicular. La respiración yóguica es aquella que comprende estos tres tipos de respiración. Las características de cada una de ellas son las siguientes: Respiración abdominal: la más habitual y la que se suele realizar de manera inconsciente.  Es la que tiene mayor capacidad. En ella el diafragma desciende al inspirar, y el abdomen se hincha. La parte inferior de los pulmones se llena de aire, y el descenso del diafragma genera un suave masaje a los órganos de la cavidad abdominal.

Puedes consultar más videos en nuestro canal de YouTube.
Respiración torácica o costal: en ella la caja torácica se expande y se separan las costillas. En este tipo de respiración, la parte que se llena de los pulmones es la zona media. Supone algo más de esfuerzo que la abdominal, y aporta menos oxígeno, ya que su capacidad es menor.
Puedes consultar más videos en nuestro canal de YouTube.
Respiración clavicular: es la que llena de aire la parte superior de los pulmones, y es la más rara de las tres respiraciones, ya que supone un mayor esfuerzo y aporta menos oxígeno que el resto. Se suele emplear para acompañar a otros tipos de respiración. La respiración completa es aquella que emplea los tres tipos de respiración a la vez, y va a ser importante dominar cada una de ellas al efectuar los Pranayama. La forma adecuada de respirar es llenar primero el abdomen, luego la zona torácica, y por último la zona clavicular. Al expulsar el aire se hará en orden inverso, es decir, zona clavicular, zona torácica y zona abdominal. Cuando somos conscientes de la respiración, podemos jugar con cada una de estas respiraciones en el yoga, bien durante los Pranayamas, o bien durante las asanas.

Técnicas de pranayama

En yoga podemos emplear diferentes técnicas de Pranayama para trabajar nuestra respiración. En estas técnicas vamos a tener que jugar con:
  • La postura corporal.
  • La postura de las manos.
  • La técnica respiratoria que se utiliza.
  • El ritmo respiratorio.
  • El objetivo que se busca.
  • El momento en el cual se realiza.
Veamos ahora cuales son las técnicas de Pranayama que se pueden emplear:

Ujjayi Pranayama

Ujjayi Pranayama

Ujjayi Pranayama es una técnica que produce un sonido muy característico, que puede llegar a asemejarse al sonido de las olas del mar. Es por ello que también se suele llamar respiración oceánica o sonora. El sonido en Ujjayi es producido por la proximidad de las cuerdas vocales entre sí, unido al estrechamiento de la glotis, tal y como explica Ramaswami en el libro Yoga para las tres etapas de la vida. Ujjayi Pranayama ayuda a preparar la mente para centrarse en el momento presente, en el ahora, para poder realizar la sesión de yoga con la mayor perfección posible. ¿Cómo se hace Ujjayi Pranayama? Seguiremos los siguientes pasos:
  • Nos deberemos sentar con las piernas dobladas y la espalda bien recta.
  • Mantendremos los ojos cerrados y, con las palmas de las manos hacia arriba, tocaremos las puntas de los pulgares con el dedo índice. Nos puede servir permanecer en la postura de Padmasana.
  • Expulsamos todo el aire de nuestro interior por la nariz, e inhalamos enérgicamente por ambas fosas nasales de manera que oigamos el sonido de la respiración, acercando ligeramente la barbilla al pecho.
  • Procuraremos llevar el vientre hacia adentro, centrándonos en llenar completamente los pulmones.
  • Durante la respiración, debemos sentir el aire pasando por el paladar.
  • Entre cada inspiración, esperaremos 1 segundo con los pulmones vacíos.
  • Al espirar apoyaremos ligeramente la lengua en el paladar, cerca de los dientes, de manera que el aire produzca un sonido susurrante con la boca cerrada.
  • Deberemos mantener esta posición de la glotis durante la inspiración. El mismo sonido lo deberemos producir en la inspiración y en la espiración.

Kapalabhati Pranayama

Kapalabhati Pranayama

Kapalabhati Pranayama es una técnica que permite limpiar y depurar el cuerpo, además de permitir aclarar nuestra mente. Se trata de una técnica ideal para poder calmar nuestra mente y obtener puntos de vista más claros. En realidad, Kapalabhati es una técnica Shat Kriya de Hatha Yoga, es decir, un ejercicio de limpieza para nuestro cuerpo, que permite eliminar impurezas del organismo. ¿Cómo se hace Kapalabhati Pranayama?
  • Nos sentaremos en el suelo o en una silla, manteniendo una postura cómoda. Como en el caso anterior, podemos optar por Padmasana.
  • Inspiramos por la nariz de manea natural.
  • Espiramos enérgicamente, también por la nariz, a la vez que contraemos el abdomen con fuerza. Esto hace que realicemos una espiración potente.
  • Ramaswami recomienda realizar 24 tandas en principiantes y 36 en avanzados, y descansar, completando 3 rondas.

Sama Vritti Pranayama

Sama Vritti Pranayama

Sama Vritti Pranayama también es conocido como respiración cuadrada. Se trata de un Pranayama que favorece la concentración, ayuda a alejar los malos pensamientos de nuestra mente, nos permite liberar el estrés, y trabaja la respiración consciente. Este Paranayama consta de 4 fases que duran los mismos segundos, de ahí que se le llame respiración cuadrada. ¿Cómo se hace Sama Vritti Pranayama?
  • Nos sentamos cómodamente con la espalda bien recta.
  • Cerramos los ojos y comenzamos a respirar profundamente durante unos minutos. De momento no nos debemos preocupar por los tiempos.
  • Pasados unos minutos comenzamos a realizar Sama Vritti Pranayama.
  • Inspiramos contando hasta 3 y retenemos el aire en los pulmones otros 3 segundos.
  • Espiramos contando nuevamente 3 segundos, y aguantamos otros 3 segundos con los pulmones vacíos.
  • Conforme vayamos adquiriendo experiencia podremos ir aumentando los tiempos de las fases, que siempre deberán ser iguales en las cuatro.

¿Te gustaría trabajar como Instructor de Yoga?

INSTRUCTOR DE YOGA

Curso ONLINE con diploma de VALIDEZ INTERNACIONAL

Brahmari Pranayama

Brahmari Pranayama

Brahmari Pranayama, o respiración de la abeja, es un Pranayama muy característico debido al sonido que se emite al realizarlo, muy similar al zumbido de una abeja. Se realiza para alcanzar un estado de relax que permita iniciar la meditación, aleje los malos pensamientos, y apacigüe la emociones. Además, es muy sencilla de realizar, por lo que resulta adecuada para principiantes. ¿Cómo se hace Brahmari Pranayama?
  • Como en todos los Pranayama, nos sentaremos cómodamente y con la espalda recta. Como ya hemos dicho, Padmasana es una postura que nos va a servir para todos los Pranayama.
  • Inhalamos de forma lenta y profunda por la nariz.
  • Con los pulgares taparemos nuestros oídos, y con el resto de la mano podemos tapar nuestros ojos para concentrarnos más aún.
  • Al exhalar lo haremos de forma suave por la nariz, y con la boca cerrada entonaremos el manta OM, de manera que el sonido imitará el zumbido de una abeja.
En este video te explicamos más detalladamente como realizar Brahmari Pranayama:
Puedes consultar más videos en nuestro canal de YouTube.

Nadhi Shodhana Pranayama

Nadhi Shodhana Pranayama

Nadhi Shodhana Pranayama es una técnica empleada para poder limpiar nuestros canales de energía, ya que nadi que significa canal y sodhana significa purificar, limpiar. Resulta muy adecuado para calmar nuestra frecuencia cardiaca y reducir la ansiedad. Su principal característica es que se inspira por una fosa nasal, y se expira por la otra. Es por ello que a Nadhi Shodhana también se le conoce como respiración alterna. ¿Cómo se hace Nadhi Shodhana Pranayama?
  • Nos sentamos en el suelo cómodamente, o si lo preferimos también lo podemos hacer sobre una silla.
  • Con la mano derecha, colocada en posición de Mrigi Mudra, cerramos la fosa nasal derecha con el pulgar. Esto hará que debamos inhalar por la fosa nasal izquierda.
  • Con los dedos anular y meñique tapamos la fosa nasal izquierda y liberamos la derecha para exhalar por ella.
  • Una vez hemos exhalado, inhalamos por la misma fosa nasal, la derecha.
  • La cerraremos y liberaremos la fosa nasal izquierda para exhalar lentamente por ella.
  • Hasta aquí habremos realizado 1 ciclo.
  • Estos ciclos los haremos entre 3 y veces.
En este video te lo explicamos con más detalle:
Puedes consultar más videos en nuestro canal de YouTube.

Pranayama y sus beneficios

Los Pranayama ofrecen una serie de beneficios a los practicantes de yoga, de forma que les van a permitir mejorar su bienestar diario, además de ayudarles a realizar mejor sus rutinas y a aprender a respirar de una forma más adecuada. Tal es la importancia de los Pranayama, que son una de las partes que componen los cursos para poder ejercer como monitores de yoga en cualquier centro o escuela. Los beneficios del Pranayama son los siguientes:
  • Ejerce un efecto muy positivo en todo el cuerpo humano, abarcando el propio cuerpo físico, los órganos, la fisiología, los procesos metabólicos, el estado mental, el estado psicológico, el emocional, y el estado de energía con el cual nos sentimos.
  • Mejora el aporte de oxígeno y la expulsión del dióxido de carbono.
  • Purifica las vías respiratorias y los pulmones haciendo que mejore la circulación de la sangre.
  • Mejora la circulación y el transporte de fluidos en los riñones, estómago, intestinos, hígado... es decir, ayuda al buen funcionamiento de nuestros órganos
  • Mejora el proceso de digestión.
  • Purifica la sangre debido a la mejora del aporte de oxígeno.
  • Durante la retención de la respiración se estimula y favorece la respiración celular.
  • Crea un estado de gran vitalidad en la persona que los practica.
  • Ayuda a purificar los nadis y a eliminar los bloqueos energéticos.
  • Aumenta el nivel de energía dentro del cuerpo, es decir, mejora nuestra energía vital.
  • Equilibra la actividad de ida y pingala, los nadis o canales de energía.
  • Favorece e equilibrio y la unión de prana y apana.
  • Activa los chakras e incrementa su potencial.
  • Mejora el rendimiento intelectual al favorecer la concentración.
  • Favorece alcanzar un estado de calma y serenidad.
  • Nos lleva a un estado mental profundo que nos permite alcanzar la interiorización, mejorar la concentración y facilitar la meditación.
Ahora que ya conocemos que es el Pranayama en Yoga, es el momento de practicarlos para, así, obtener todos los beneficios que nos ofrecen estas técnicas respiratorias.