Usted se encuentra en: »

Entrenamiento interválico de alta intensidad para la salud y enfermedad (HIIT)

AEROBICEl entrenamiento interválico de alta intensidad (HIT) por sus siglas en inglés, es una metodología de entrenamiento que se caracteriza por periodos de breves de actividad física de intensidad elevada seguido por periodos de descanso o de una actividad física de baja intensidad.

Los principales efectos de este tipo de entrenamiento se pueden resumir en dos grandes bloques:

1)      Un consumo energético similar o superior al entrenamiento aeróbico continuo

2)      Mejora igual o superior de los parámetros de salud en personas sanas o enfermas (por ejemplo, incremento de la biogénesis mitocondrial).

Estas mejoras se pueden apreciar sobre el control metabólico del músculo esquelético (adaptación periférica), así como en las modificaciones de la función cardiovascular (adaptación central).

Estos efectos pueden apreciarse incluso con volúmenes de entrenamiento bajos. Pero la persona percibe este tipo de entrenamiento como más disfrutable que el ejercicio aeróbico continuo de larga duración.

Resulta escasa la investigación sobre un perfil de población enferma, y aunque se desconoce cual es la intensidad umbral, a partir de la que se pueden comenzar a disfrutar de este tipo de entrenamiento, los datos observacionales e investigaciones experimentales ponen de manifiesto que puede ser aplicado con cautela en un grueso de personas con situaciones patológicas asociadas, sin riesgo para su salud y con un alto nivel de beneficio.

Las personas que buscan un rendimiento físico, también se pueden ver beneficiadas por este método de entrenamiento.

No obstante, tal y como señalan los autores de la revisión que se está sintetizando en el presente artículo, aun falta mucho por investigación, específicamente sobre la relación dosis-respuesta en relación a las modificaciones biológicas (a nivel molecular), genéticas (traslación, traducción de proteínas), riesgo de sobreentrenamiento del organismo. 

Sin embargo, su aplicación cada vez es más extendida, y supone una forma muy interesante de entrenamiento, que los instructores de fitness y entrenadores personal deberán tener en cuenta y poder incluir en sus programas de ejercicio físico.

Nota del autor.

El presente artículo pretende realizar una breve recomendación general para este situación médica particular, lo cual NO SUSTITUIRÁ NUNCA, ni el diagnóstico ni el tratamiento tano médico como fisioterapéutico que se pueda haber emitido. Así mismo, se recomienda que si usted padece la situación tratada a lo largo del artículo, se ponga en contacto con su médico, fisioterapeuta o prescriptor de ejercicio para que puedan realizar un estudio profundo y personalizado de su situación, pudiendo ajustarle al máximo la realización de ejercicio físico o el tratamiento más acertado para usted.