Usted se encuentra en: »

Entrenamiento En La Arena: Potencia Tu Resistencia

Entrenamiento En La Arena: Potencia Tu Resistencia

Llega el verano, buen tiempo y la necesidad de hacer deporte al aire libre, por supuesto, apetece meterse en el agua e irse a la playa a realizar entrenamientos más libres, respirando aire puro.

¿Es bueno entrenar en la arena?

Es una superficie que se utiliza mucho en el mundo del fitness , sobre todo , lo utilizan mucho los entrenadores personales para trabajar la actividad con sus clientes, pues es una forma de salir de la rutina diaria del gimnasio , además, el trabajo en la arena, potenciara más tus cualidades físicas , como la fuerza y la resistencia. Los continuos desniveles que soporta hacen fortalecer la musculatura.

Otro de sus beneficios, es la respiración, esta, se ve favorecida por la gran cantidad de oxigeno limpio que inhalas en la playa.

¿Qué podemos hacer en la playa?

-El trabajo en la arena, incluye una pluralidad de actividades, desde el running clásico por la orilla del mar que te hará trabajar mejor la circulación, hasta el mero hecho de andar por la orilla de la playa.

Puedes hacer en la arena entrenamiento funcional, incluso se está llevando de moda trabajar con pesas y haciendo entrenamiento de alta intensidad.

También puedes prepararte una clase de Pilates con banda elástica o si prefieres algo más pausado puedes hacer Yoga, solo o en grupo.

La arena, es ideal para estiramientos y relajación, puedes hacerlo individual o colectivamente, lo que te será más ameno.

Y ni que decir tiene, que después de todo esto, puedes incluir el deporte por antonomasia como es la natación en aguas abiertas, puedes acabar dándote un refrescante baño, el agua del mar tiene muchas propiedades curativas.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de trabajar en la arena?

La arena, es para trabajar en temporadas primaverales y estivales, no obstante, los deportistas también la utilizan en invierno, veamos algunos puntos a tener en cuenta:

  1. El trabajo en la arena, supone más esfuerzo debido que se hunden los pies y trabajamos más la fuerza, intenta alternar  trabajo en suelo y otros días en la arena.
  2. Antes de entrenar, intenta realizar estiramientos antes para no lesionarte.
  3. Intenta coger buenas horas de poco sol e hidratarte bien, las primeras horas de la mañana son las mejores.
  4. Utiliza cremas solares para evitar quemarte al entrenar, parece que aprecias menos los rayos del sol, sobre todo si acabas nadando en el agua.
  5. No abuses del entrenamiento en la arena blanda, esta, puede hacer que suframos inflamaciones en algunos tendones, por ello aconsejamos poder alternar el entrenamiento en otras superficies.
  6. Intenta llevar buen calzado, no entrenes descalzo, notaras el agarre y te sentirás más seguro y sin riesgo de lesiones, evitar el riesgo de doblarte el pie.
  7.  Si tu idea es correr o andar por la orilla, hazlo con precaución,  debido a lo irregular de la superficie. Fortalece tus tobillos y evita esguinces, pues son muy comunes.
  8. Si puedes, no vayas solo, benefíciate de la ayuda de un entrenador personal que te marque los ritmos y te dé las pautas para llevar la mejor precaución.

Por todo ello, este año no veas la playa solo como un lugar de descanso en la tumbona, benefíciate de sus efectos en tu salud, puedes alternar para no aburrirte entre entrenar en lugar cerrado y en espacio abierto y además en la playa, aprovecha el sol, pues este, desarrolla también propiedades muy beneficiosas que en invierno no podemos disfrutarlas, recuerda siempre hidratarte y hacerlo todo con mucha cautela.

 

 Especialízate con nuestro curso de CROSSTRAINING, HIIT y Functional Training