Lunes a Viernes de 8:00 a 19:00h
963950076

Cómo usar los bloques de yoga y para qué sirven

Cómo usar los bloques de yoga y para qué sirven

Los bloques para hacer yoga son un elemento muy interesante dentro de la práctica de esta disciplina tan de moda en los últimos años.

Gracias a estos bloques o ladrillos, los practicantes de yoga van a poder obtener una serie de beneficios en la práctica, especialmente si hablamos de yoguis principiantes.

Sin embargo, los bloques de yoga también sirven parapracticantes avanzados, ayudando a que puedan ir un punto más allá a la hora de alcanzar cierta profundidad en sus asanas.

Por lo tanto, nos encontramos ante un elemento de yoga que cuenta con una gran importancia, tanto desde el punto de vista del practicante, como desde el punto de vista de un instructor o instructora de yoga de cara al trabajo con sus alumnos.

En este artículo vamos a ver qué son los bloques para hacer yoga, para que sirven, cómo se usan y cuáles son las medidas más comunes dentro de este material para yoga tan interesante.

Qué es un bloque de yoga

Los bloques para hacer yoga, también llamados ladrillos de yoga, son un material pensado para facilitar la realización de asanas, haciendo que el practicante pueda adaptar su postura haciéndola más accesible.

Con ello, un yogui puede realizar ciertas asanas de manera adecuada, y que sin la ayuda del bloque de yoga no podría realizar por diferentes motivos como puede ser la falta de equilibrio o la imposibilidad de alcanzar cierta profundidad en la postura.

La forma de los bloques o ladrillos de yoga es, como su nombre indica, la de un prisma rectangular, como si de un ladrillo se tratase.

Antiguamente los bloques de yoga se fabricaban en madera; sin embargo, actualmente es más habitual encontrarlos fabricados en espuma densa y firme, haciendo que resulten más ligeros y cómodos, siendo igualmente resistentes.

¿Para qué sirven los bloques de yoga?

¿Para qué sirven los bloques de yoga?

Los bloques de yoga se utilizan, principalmente, para hacer más fáciles algunas asanas o posturas, ya que permiten a personas con poca flexibilidad contar con un punto de apoyo más cercano.

También sirven para personas con poco equilibrio, ya que al no forzar tanto la postura, va a resultar más sencillo mantenerse en una determinada asana.

Es decir, nos van a ayudar a adaptar las posturas haciéndolas más accesibles, aunque no seamos capaces de realizar su versión completa.

Estos van a ser los principales usos de los bloques de yoga en practicantes principiantes.

Pero debemos saber que también tienen su utilidad en practicantes avanzados, ya que van a permitir contar con apoyos más alejados que los que ofrece nuestro propio cuerpo.

Pueden servir también como apoyo para la espalda en asanas que requieren una gran extensión de la columna vertebral hacia atrás.

Un ejemplo claro de ello es la postura del pez, o Matsyasana, donde podemos poner un bloque debajo de la columna para contar con mayor soporte.

Por lo tanto, nos encontramos ante un material de yoga con gran utilidad a todos los niveles.

Cómo se usan los bloques de yoga

Los bloques de yoga van a ofrecer 3 alturas, y ello se debe a que podemos apoyarlos en cualquiera de sus 3 dimensiones.

Colocándolos de esta forma los podremos utilizar según nuestra necesidad en cada asana.

Además, en caso de ser necesario, se pueden apilar para ofrecer aun mayor altura si así lo necesitamos.

En el siguiente video te enseñamos con todo detalle cómo utilizar los bloques de yoga en principiantes, a lo largo de una secuencia de saludo al sol donde se incluyen unas cuantas asanas importantes.

Puedes consultar más videos en nuestro canal de YouTube.

Tipos de bloques de yoga

Los tipos de bloques de yoga se van a referir, por lo general, al material con el cual están fabricados; ya que en cuanto a su forma poca diferencia va a existir más allá de sus medidas y que es algo que veremos más adelante.

Centrándonos pues en el material de los bloques de yoga nos encontramos con los siguientes tipos:

Bloques de yoga de espuma

Bloques de yoga de espuma

Son los ladrillos de yoga más habituales en las salas de yoga y a nivel particular, especialmente entre los iniciados en esta disciplina. Aquí se incluyen tanto los de espuma como los de goma EVA.

Entre las ventajas de los bloques de yoga de espuma encontramos:

  • Son los más ligeros de todos, lo cual facilita su manejo y transporte. Suelen pesar entre 80 y 300 gramos, en función de la densidad de la espuma.
  • Son los bloques de yoga más económicos.
  • Se limpian con cierta facilidad, aunque también hay que decir que se ensucian muy fácil.
  • Son muy suaves y agradables al tacto.
  • Son muy cómodos debido a la textura de la espuma.

Entre las desventajas de los bloques de yoga de espuma tenemos:

  • Son los menos resistentes de todos, siendo su vida útil menor. Es decir, nos van a durar menos tiempo.
  • Son menos estables que los bloques de corcho o madera.
  • La espuma no es un material ecológico, por lo que a la hora de deshacernos de ellos deberemos buscar reciclarlos para evitar contaminar.

Los bloques de yoga de espuma son la opción más recomendable para yoguis principiantes debido a la poca exigencia de las asanas que van a realizar.

También son la opción adecuada para centros de yoga con gran afluencia de alumnos por su equilibrio entre durabilidad, facilidad de limpieza y coste.

Bloques de yoga de corcho

Bloques de yoga de corcho

Los bloques de yoga de corcho están fabricados con corcho natural, por lo que nos encontramos ante un producto totalmente ecológico.

Entre las ventajas de estos bloques de corcho para yoga encontramos:

  • Son más estables que los bloques de espuma y algo más pesados. Su peso se encuentra entre los 400 y los 900 gramos.
  • Tienen más resistencia que un bloque de espuma.
  • Su tacto es bastante suave y agradable.
  • Pese a su resistencia, sigue siendo un tipo de bloque para hacer yoga bastante cómodo.
  • Están fabricados de un producto natural, por lo que son ecológicos.

Las desventajas de los ladrillos de corcho para yoga son las siguientes:

  • El corcho es un material que se deteriora con la humedad, lo que quiere decir que, si los utilizamos habiendo sudado, pueden llegar a agrietarse o astillarse, y terminar apareciendo malos olores.
  • No se limpian con tanta facilidad como los bloques de espuma o de madera.
  • Son algo más caros que los bloques de espuma para yoga.

Es por este tipo de desventajas el que se recomienden más para uso individual o personal, que colectivo en clases y centros de yoga donde son sometidos a un uso más intenso y con menor cuidado.

Bloques de yoga de madera

Bloques de yoga de madera

Los bloques de yoga de madera también van a ser un producto totalmente natural. Los más habituales son los ladrillos de yoga fabricados en bambú, pero también los vamos a encontrar de madera de pino, arce, chopo o abedul.

Las ventajas de los bloques de madera para yoga son estas:

  • Son los bloques más resistentes de todos, siempre y cuando la madera sea dura. Esto quiere decir que los bloques de bambú o arce van a ser más resistentes que los bloques de pino o chopo.
  • Se limpian con facilidad, ya que la madera presenta un acabado liso.
  • Son un producto natural, como en el caso de los bloques de corcho.

En cuanto a las desventajas de estos bloques de madera para yoga encontramos:

  • Son bloques bastante pesados, especialmente los de maderas densas como la de arce. El peso de estos ladrillos es de entre 700 gramos y 1,2 kilos.
  • Al ser duros, van a resultar incómodos para los principiantes y para ciertas asanas.
  • Al ser la madera una superficie lisa, en el caso de utilizarlos con algo de sudor pueden resbalar.
  • Por el mismo motivo que el caso anterior, si utilizamos un bloque de madera en un suelo liso o pulido es muy probable que resbales y no nos ofrezca estabilidad.
  • Son los bloques de yoga más caros de todos.

Estas características hacen que los bloques de yoga queden relegados a usuarios avanzados y para ciertas prácticas.

Medidas de los bloques de yoga

En cuanto a las medidas de los bloques de yoga, deberemos tener en cuenta el tamaño de nuestras manos y de nuestro cuerpo en general; y también nuestra flexibilidad.

Los bloques los vamos a usar, en la mayoría de ocasiones, como apoyo para nuestras manos; sin embargo, también nos vamos a poder sentar sobre ellos, apoyar los pies o sostenerlos entre las piernas.

Por lo tanto, si somos una persona de pequeña estatura o con las manos pequeñas, optaremos por un bloque de tamaño pequeño.

Si somos de complexión media optaremos por un bloque estándar, y si somos una persona de gran estatura o con las manos muy grandes, elegiremos un bloque de yoga grande.

En cuanto a la flexibilidad, cuanta menor sea esta en nosotros o nosotras, mayor tamaño de bloque de yoga vamos a necesitar, ya que no podremos alcanzar tanta profundidad en la postura como alguien más flexible.

Las medidas estándar, o ideales de un bloque de yoga según B.K.S. Iyengar, el que fue fundador del Yoga Iyengar y uno de los maestros más famosos de la historia del yoga, son las siguientes:

  • 22,8 centímetros de largo.
  • 11,44 centímetros de alto.
  • 7,6 centímetros de grosor.

Tomando como referencia estas medidas, sabremos si un bloque de yoga es pequeño o grande, y veremos si se ajusta a nuestro tamaño corporal y necesidades durante la práctica de asanas y meditaciones.

¿Qué bloques de yoga son mejores?

¿Qué bloques de yoga son mejores?

Como hemos visto, existen tres tipos de bloques de yoga o ladrillos, en función del material con el cual están fabricados.

Sobre cual es mejor, esto va a depender del uso que le vayamos a dar, el entorno donde lo vayamos a utilizar y nuestra experiencia.

Con esto queremos decir lo siguiente. Si tenemos un centro de yoga donde acude una gran cantidad de alumnos a lo largo del día, será adecuado utilizar bloques de espuma debido a su facilidad de limpieza, comodidad y economía.

Si nuestro centro está más orientado a clases reducidas y de elevado nivel, podemos optar por bloques de corcho o madera, siendo también válidos los de espuma.

Si somos principiantes y practicamos yoga por nuestra cuenta, nos bastará con los bloques de espuma, aunque si queremos podemos optar por los de corcho siempre y cuando no tengamos tendencia a sudar en exceso.

Si somos yoguis avanzados, podemos optar por cualquiera de los 3 tipos, escogiendo uno u otro en función de las necesidades y del entorno.

Por lo tanto, no hay un bloque de yoga perfecto, tan solo bloques más válidos que otros en función de la situación en la cual se van a utilizar.


Con esto ya conocemos un poco mejor cómo se usan los bloques de yoga y qué tipo puede ser el que más se ajuste a nuestra práctica.

Ahora es el momento de incorporarlos a nuestras rutinas diarias y disfrutar de todos los beneficios que nos puede ofrecer este material de yoga tan útil.

apta vital sport » articulos » cómo usar los bloques de yoga y para qué sirven

Formación reconocida

Formación reconocida internacionalmente



APTA VITAL SPORT ha sido beneficiaria del Fondo Europeo de Desarrollo Regional cuyo objetivo es mejorar el uso y la calidad de las tecnologías de la información y de las comunicaciones y el acceso a las mismas y gracias al que ha podido promocionarse a través de medios digitales para la mejora de la competitividad y productividad de la empresa, del 15/12/2020 al 31/01/21. Para ello ha contado con el apoyo del programa TIC Cámaras soluciones impacto covid-19, de la Cámara de Comercio de Valencia

TIC Camaras
Diputacio de València
Camara de Comercio de España
Camara de Comercio de Valencia

Union Europea

FONDO EUROPEO DE DESARROLLO REGIONAL

UNA MANERA DE HACER EUROPA

IS VITAL BRAND SL, en el marco del programa ICEX Next, ha recibido el apoyo del ICEX y la cofinanciación del fondo europeo FEDER. El objetivo de este apoyo es contribuir al desarrollo internacional de la empresa y su entorno.