Usted se encuentra en: »

Plataforma de vibración y Entrenamiento Abdominal

Plataforma de vibración y Entrenamiento Abdominal

El entrenamiento abdominal resulta de gran interés para todas las personas. Aunque en ocasiones se orienta la prescripción de ejercicio a que aparezca el conocido “six pack” o la “tableta de chocolate”,  una de las funciones primordiales del entrenamiento abdominal se centra en incrementar su eficacia como sistema estabilizador de la columna lumbar. El correcto funcionamiento estabilizador reduce el riesgo de padecer lesiones e incrementa el rendimiento motor funcional además de mejorar, notablemente, la apariencia estética de la dicha región. 

Formas de entrenar esta región hay muchas, pero en los últimos años, y gracias a la amplia investigación al respecto, los ejercicios de estabilización como el puente frontal, se han convertido en ejercicios imprescindibles en la prescripción para el fortalecimiento abdominal. 

Particularmente, el puente frontal supone un ejercicio calisténico, que, aunque puede ser sometido a diversas variaciones para incrementar su intensidad, para algunos practicantes puede resultar un ejercicio de escasa demanda y eficacia. Así pues, el entrenador personal o instructor de fitness debe buscar alternativas que permitan seguir incrementando el estímulo manteniendo el criterio de progresión necesario para obtener las adaptaciones deseadas. En este sentido, ha sido hipotetizado que una forma de incrementar la intensidad de este ejercicio sería añadiendo el estímulo vibratorio generado por una plataforma de vibración (ver foto 1).

Estos famosos dispositivos han demostrado su eficacia para obtener mejorías sobre el sistema óseo y sobre el rendimiento neuromuscular, principalmente de los miembros inferiores, pero resultan escasas las investigaciones que analizan ejercicios para el torso. En la búsqueda, se ha encontrado un trabajo de investigadores españoles dirigido por el doctor Lisón-Párraga del cual hemos podido extraer los siguientes datos. 

En primer lugar debe destacarse que la investigación se llevó a cabo con 31 sujetos estudiantes  sanos con una edad media de 26 años y la plataforma de vibración utilizada fue de la marca Galileo que genera vibración oscilante manteniendo una amplitud de 3 milímetros durante todas las pruebas. 

El estudio comparó la actividad muscular del recto abdominal  (utilizando electromiografía [EMG] de superficie) durante el ejercicio de puente frontal mantenido durante 9 segundos en condiciones de no vibración (PF0) y con diferentes intensidades de vibración 5 Hz (PF5), 16 HZ (PF16) y 20 HZ (PF20). Los resultados pueden observarse en el gráfico 1, detectándose una actividad muscular progresiva paralela al incremento de la intensidad donde la mayor actividad muscular corresponde con la mayor intensidad estudiada, de 20 Hz de vibración.

 

Gráfico 1. Porcentajes de actividad muscular (registrada con EMG) del recto abdominal durante la ejecución del puente frontal con distintas frecuencias de vibración: sin vibración (PF 0), 5 Hz (PF5), 16 HZ (PF16) y 20 HZ (PF20), tomado del original Lisón-Párraga et al. (2012).

Los investigadores aprovecharon para analizar las aceleraciones que sufría la cabeza durante este ejercicio en condiciones de vibración, para ello instrumentaros a los sujetos con un acelerómetro triaxial (permitiendo el análisis de tres ejes), lo que les permitió observar que a mayor intensidad (mayor aceleración) se requería de mayor coeficiente de amortiguación (que se calculaba al restar la aceleración máxima registrada en la cabeza a la aceleración máxima registrada para la plataforma de vibración). 

Los autores destacaron que pese a que el perfil de la muestra era joven muchos de ellos tuvieron problemas para mantener la postura durante 9 segundos, especialmente con las intensidades altas e incluso, dos de los mismos sufrieron sensaciones de nauseas. 

Con todo, se puede concluir que resulta eficaz la combinación de puente frontal y plataforma de vibración, siempre y cuando la persona que lo realice se encuentre en buena condición física, además de no poseer contraindicaciones médicas o dificultades motrices para mantener la posición y absorber las vibraciones.

Extraído del original

Lisón-Párraga JF, Martí-Salvador M, Harto-Cea D, Julián-Rufino P, Valero-Navarro J, Vera-García FJ, Pérez-Soriano P, Llana-Belloch S.
Efectos de un entrenamiento vibratorio sobre la actividad del rectus abdominis y sobre  la transmisión de aceleraciones durante la realización de un puente frontal.  RYCIDE Rev Int Cienc Deporte 2012; 29 (8): 127-141.