Usted se encuentra en: »

Que es la temida Tendinitis, causas, tratamientos

Que es la temida Tendinitis, causas, tratamientos

En épocas de entrenamiento intenso, o muy intenso, es común que puedan aparecer los síntomas, de una lesión muy extendida, entre los atletas de distintas disciplinas, nos referimos a la tendinitis, que es ni más ni menos, que la inflamación de un tendón, motivada casi siempre por una sobrecarga o un uso excesivo del mismo durante el entrenamiento.

¿Que es la tendinitis?

También, en algunos casos puede ser causada, por un golpe o impacto en la zona lesionada, esto causa dolor, o sensibilización cerca de una articulación, haciéndonos imposible la correcta práctica de nuestra actividad deportiva, y forzándonos a realizar un reposo hasta reanudar la misma. Todo esto se ve agravado, en los deportistas, que por la naturaleza de su entrenamiento, realizan movimientos repetitivos y también por algunos malos hábitos posturales.

Es por esto muy importante, que la práctica deportiva, se realice con una correcta ejecución, para ello, un buen método de prevención, sería estar bajo la supervisión de un buen entrenador personal que nos observe y corrija cuando sea necesario, así como también, realizar un descanso adecuado en nuestras rutinas de entrenamientos.

No confundas la tendinitis con otra lesión

En un primer momento, es fácil confundirla con otra lesión, que también puede ser causada por una sobrecarga. Hablamos de la bursitis, con unos síntomas similares, pero que en lugar de localizarse en los tendones, lo hace en las bursas, unas bolsitas diminutas rellenas de un liquido lubricante, ubicadas, entre los tejidos de los huesos, músculos y tendones. Por eso es importante un buen diagnostico que las diferencie, para así tratar a cada una como sea necesario, y poder curarlas lo más rápidamente posible.

Como hemos comentado anteriormente, la tendinitis produce dolor a lo largo del tendón afectado, que se acentúa con los movimientos de la articulación afectada y puede acompañarse de inflamación local y disminución de la movilidad articular.

Cuando se trata la tendinitis, el objetivo es reducir, y eliminar el dolor y la inflamación, algunas veces es necesario, el uso de férulas o yeso, que inmovilicen la articulación afectada, administrando antiinflamatorios, preferiblemente no esteroides, como por ejemplo, el ibuprofeno.

También resultan muy efectivas, las inyecciones de esteroides en la zona lesionada, así como el frió o el calor ayudan bastante en la mejoría. Cuando los síntomas remiten, es muy conveniente realizar ejercicios de rehabilitación y el fisioterapeuta, nos puede ayudar aplicando tratamientos con ultrasonidos, hidroterapia y masajes personalizados para mejorar el funcionamiento del tendón, evitando así, la recaída de la lesión o peor aun la rotura del mismo. No obstante, de esto hablaremos mas tarde.

Por último queremos recordar, que una alimentación rica en productos que contengan magnesio y silicio fortalecerá músculos y tendones. Las ensaladas y frutos secos, contienen magnesio en alto grado, y el silicio lo encontraremos en los cereales y en las aguas minerales. La piña resulta muy conveniente también, para pacientes que sufren tendinitis, posee una sustancia llamada bromelina que tiene propiedades antiinflamatorias y diuréticas y es aconsejada en casos de retención de líquidos.

¿Cuales son los tipos de tendinitis?

Respecto de la tendinitis en el mundo del deporte, podemos decir, que es uno de los lesiones deportivas más frecuentes, y que supone un problema muy importante para los deportistas comunes, podemos decir, que este tipo de lesión constituye más del 20% de los motivos de consultas a fisioterapeutas y a traumatólogos, esto se debe a que en el ámbito deportivo, generalmente, se somete al músculo y al articulación, a una serie de movimientos que a veces, llegan al sobre entrenamiento.

Respecto al concepto de tendinitis, podemos decir, que es el cambio morfológico que se produce en todo el tejido que conlleva el colágeno del tendón, y que supone una inflamación de esos tejidos.

Respecto al tipo de tendinitis, podemos destacar

Tendinitis de hombros

Es una de las más frecuentes, que se diagnostican con mayor rapidez, tiene una mayor incidencia entre personas que superan los 40 años de edad, va asociado actividades que suponen una gran implicación del brazo.

Tendinitis de codo

Podemos hablar del codo de tenista, codo de golfista, o codo de escalador, asociado a traumatismos muy locales ,unido a una actividad excesiva que implique mucho ejercicio de codo.

Tendinitis del talón de Aquiles

Afecta de manera directa a este tendón, se da mucho en atletas y futbolistas profesionales.

Tendinitis de muñecas o de manos

Suele ir asociado a un ejercicio excesivo de esta parte del cuerpo.

Causas de la tendinitis

Veamos las causas de la tendinitis; existen múltiples causas, sin embargo, parece ser que las más frecuentes son las que se producen en el mundo del deporte, pueden ser por deformidades anatómicas, como por ejemplo, trastornos estáticos, desviación de los ejes de los miembros inferiores, displasia de caderas, etcétera, o pueden ser mecánicas, es decir, por un agotamiento funcional del tendón.

  • Actividad deportiva
    Normalmente, la tendinitis se relaciona con la actividad deportiva, es decir se produce cuando estás muy intensa y se puede llegar al sobre entrenamiento, las tendinitis, se producen cuando aumenta la cantidad y la intensidad del ejercicio físico.
  • Insuficiencia técnica
    Por otra parte, otra de las causas sería la insuficiencia técnica, aquí entra en juego el papel del entrenador personal, este permite adecuar una buena técnica para mejorar el rendimiento.
  • Terreno
    Además, el terreno donde practiques el deporte o ejercicio físico, también es primordial a efectos de no sufrir una tendinitis, como por ejemplo, en superficies artificiales, deportes en salas, tenis, carreras de pie, los tendones, se ven afectados con mayor frecuencia por este tipo de lesiones. Por otra parte, terrenos naturales como el césped, son menos nocivos.
  • Material
    Otra de las causas, puede ser el material, es de gran importancia, como hemos dicho otras veces, el calzado que utilices para hacer ejercicio físico, en cada una de las prácticas deportivas será necesario utilizar distinto material adecuado al tipo entrenamiento, así como el tipo de clima con el que se realiza.

Todos los materiales, deben estar bien adaptados a cada deporte, y sobre todo, a cada persona además, hay otras causas por las que se produce tendinitis, las causas pueden ser metabólicas, por ejemplo: una buena alimentación, e hidratación de la que hablaremos más tarde, causas vertebrales, por causas infecciosas, o causas degenerativas estas últimas están asociadas a la edad.

¿Cómo se detecta una tendinitis?

Veamos cómo se detecta una tendinitis: en primer lugar, se realiza una exploración clínica, es necesario realizar unas pruebas específicas para dar un diagnóstico específico, y la causa del mismo, tenemos que tener en cuenta diversos factores:

En primer lugar, la aparición del Dolor; clásicamente la tendinitis, aparece de carácter progresivo, lo normal no es que arranque de forma brusca, el dolor suele localizarse en el tendón, pero a veces, puede irradiar en el músculo.

En segundo lugar, el dolor es mayor al iniciarse el esfuerzo, después una vez calentado el tendón, o el músculo suele desaparecer, también va en progreso el dolor desde una intensidad suave, a una mayor, y como hemos dicho las causas pueden proceder de diversos factores: como un mal entrenamiento, terreno inadecuado, mal material, calentamiento inexistente…

¿Como tratar la tendinitis?

Ahora veremos las formas de tratar la tendinitis;

En primer lugar, será necesario localizar la gravedad y la causa del mismo, existen diversos tratamientos según qué tipo de persona sea se aplica uno u otro, hay que tener en cuenta, que para todos se pueden utilizar medios terapéuticos o de fisioterapeutas, o bien quiromasajistas.

No obstante, vamos hablar de determinados tratamientos más específicos;

En primer lugar, factores tecnológicos; es decir se trata de eliminar todos aquellos métodos que puedan proponer o provocar una sobrecarga en el tendón, es decir, durante la práctica deportiva hay que detectar el mal movimiento que se está realizando, aquí es donde entra en juego el entrenador personal.

  • Tratamientos profilácticos; es decir, hacer consciente al deportista de que debe de utilizar una correcta postura, una adecuada alimentación, consejos dietéticos, como por ejemplo beber 2-3 litros de agua al día.
  • Tratamientos médicos; sobre todo, es el más importante. El reposo en una tendinitis es indispensable, no obstante, no siempre se lleva a cabo, lo que supone un problema al deportista puesto que la lesión no se resuelve tan fácilmente.
  • Infiltraciones locales; también cuando el dolor es consecutivo, cabe hablar de infiltraciones locales, se tratan de inyecciones, anestésicos o analgésicos u otras sustancias, son la terapia que a elección de muchos autores es la más eficaz. Cuando existe un dolor intenso, sobre todo en deportistas, que necesitan practicar deporte por competición, o de forma rápida.

Fisioterapeuta; por otra parte, hay que destacar, muy importante, el trabajo del fisioterapeuta, será necesario corregir la tendinitis desde el punto de vista de los quiromasajistas y fisioterapeutas, se pueden utilizar técnicas de masaje, técnicas de estiramientos o bien ejercicios, como por ejemplo, bandas elásticas u otro tipo de ejercicios recomendados por profesionales.

El profesional, detectará el origen de los desequilibrios biomecánicas para intentar corregirlos, es importante, el fortalecimiento de los grupos musculares localizados, la mayor parte de veces, también es recomendable efectuar un trabajo funcional.

 La mayoría de veces, este tipo de rehabilitación, suele ser por un plazo corto de tiempo, además, como otros métodos podemos hablar de la crioterapia, que ejerce una acción analgésica y vaso constructora, en la primera etapa, por ejemplo, bolsas de hielo, esponjas congeladas, habitualmente se prescriben para unos 15 o 20 minutos, de manera que no pueda calentarse demasiado o quemar la piel.

En segundo lugar, también el calor utilizado más bien en patologías musculares.

En tercer lugar, corrientes eléctricas, las ondas cortas o bandas mecánicas.

La radioterapia antiinflamatoria, debe de reservarse para casos extremadamente importantes.

Además, como hemos dicho, el masaje también se recomienda para los músculos y tendones.

Tratamientos naturales contra la tendinitis

Veamos cómo tratar la tendinitis de una manera natural para no acudir a medios químicos, ni tampoco a médicos.

En primer lugar, hay que tener en cuenta que la tendinitis ,como la mayor parte de las inflamaciones del cuerpo, se pueden controlar con remedios caseros, de forma natural.

Primero, inmovilizaremos la zona afectada, muchas veces el médico opta por inmovilizar la zona afectada con un yeso, no obstante, otras personas optan por recomendar el reposo, puedes optar por uno por otro.

En segundo lugar, son muy típicas y muy conocidas para este tipo de lesiones, las infusiones de sauce, tiene un compuesto llamado salicina, que es compuesto de la aspirina, se recomienda para aliviar el dolor y para relajar la zona afectada, esto no se recomienda para personas alérgicas, puesto que puede producir un problema de estómago o bien una irritación del mismo.

También la equinácea es muy conocida por su gran potente efecto antiinflamatorio, resulta muy útil y eficaz para este tipo de lesiones. Para preparar estos tipos de infusiones debes de mezclar una cucharada de esta planta con agua tibia o caliente, dejarla reposar 10 minutos, y después ingerirla.

Por otra parte, es muy recomendable compresas frías, y también calientes, como hemos dicho anteriormente ,se recomienda la aplicación inmediata de hielo para reducir la inflamación, durante 15-20 minutos, también se recomienda poner un trapo o una sábana debajo del hielo para no quemar la piel y que no se aplique de forma directa.

Otra de las plantas conocidas, se denomina cárnica ,es una de las plantas conocidas por su gran efecto antiinflamatorio, ideales para músculos, y también para tendones, el licopodio, igualmente muy conocido por su efecto antiinflamatorio, al igual que la planta de Aloe Vera ,es necesario extraer la pulpa, licuarla muy bien y aplicar el jugo resultante sobre la zona afectada ,cubriéndolo con un ligero vendaje, hay que dejarlo actuar y aplicarlo al menos 2 veces al día.

Sobre todo, otro de los medios caseros más eficaces es efectuar ejercicios de estiramientos casi siempre los fisioterapeutas trabajan de esta manera.

Que alimentos nos cuidan de la tendinitis

En cuanto el tipo de alimentos que cuidan la tendinitis, vamos a dar algunos consejos: una alimentación rica en vegetales y frutas, especialmente la piña ayuda a mantener los tendones en buen estado, es aconsejable mantenerse hidratado tomando 8 vasos de agua al día, o bien 2 y medio o 3 litros. Ingerir mucha vitamina C, resulta imprescindible para la creación del colágeno, la cantidad diaria de esta vitamina sería aproximadamente 400- 600 miligramos.

Por otra parte, otro de las frutas más conocidas para proteger los tendones pueden ser; fresas, papaya, kiwis, naranjas, mango, etcétera.

También se recomienda ingerir magnesio o glucosamina, esta última se encarga de construir el colágeno y ayuda a proteger y a reducir los dolores articulares.

Por otra parte, el magnesio es uno de los minerales indispensables para producir proteínas en nuestro organismo, hablamos de elastina y colágeno.

Los alimentos más ricos en magnesio pueden ser nueces, vegetales, verdes, almendras ,arroz, patatas asadas etcétera…