Usted se encuentra en: »

¿Como recuperarse de una rotura del tendón de Aquiles?

¿Como recuperarse de una rotura del tendón de Aquiles?

Este talón, llamado también cuerda de talón, es el más fuerte de nuestro cuerpo, se sitúa en la parte inferior de la pierna y es el tendón que une el talón con la pantorrilla.

¿Que lesiones puede sufrir el tendón de Aquiles?

Puede sufrir diversas patologías, entre ellas:

  • Bursitis: Inflamación de la Bursa que lo rodea, lo que implica un dolor un tanto desagradable de la zona.
  • Tendinitis común: Inflación del tendón
  • Tendinosis: Degeneración del tendón.
  • Rotura. Nos centramos a continuación de esta última.

La rotura de este tendón puede ser total o parcial y las causas pueden ser diversas, en gente joven suelen darse por algunas desviaciones que se producen de forma natural, por caídas o por practicar algunos deportes como fútbol, donde esta rotura parece ser la más común.

Tenemos que tener en cuenta que lo más común que se produce en este tendón es una contracción brusca del mismo, esto se debe a que tiene que existir un movimiento de descoordinación entre tobillo, rodilla y talón de Aquiles que produce esta rotura.

¿Cómo podemos tratar la rotura del tendón de Aquiles?

ROTURA DEL TENDÓN DE AQUILES.

Este tendón como hemos dicho anteriormente, se encuentra entre el talón y la pantorrilla , en la parte inferior de nuestra pierna, y supone uno de los tendones más fuertes de nuestro cuerpo ya que junto con el tobillo, soporta toda nuestra fuerza corporal cuando estamos de pie o erguidos.

La rotura, como hemos dicho, puede deberse a múltiples, causas pero también puede deberse simplemente a una descoordinación o equilibro entre diversas partes del tren inferior como el tobillo y la rodilla que hacen descompensar el peso del talón.

También puede romperse cuando hacemos un estiramiento más fuerte y menos frecuente de lo normal, como por ejemplo, una flexión dorsal.

Esta lesión, suele afectar a personas jóvenes de edades entre los 30 y los 50 años, se produce comúnmente debido a alguna sobrecarga o por realizar deportes sin previamente haber calentado la zona, lo que es muy típico, sobre todo, en deportes como el futbol, squash, carreras, ejercicios que implican salto…

Pero hay determinados momentos en los que el tendón puede sufrir roturas, como por ejemplo, si se inflama por determinadas causas, por tener artritis, diabetes, menos flexibilidad en la zona, inflamación crónica delos tendones, por tomar ciertos medicamentos como esteroides, por tener sobrepeso…

¿Cuales son los síntomas de tener roto el talón de Aquiles?

La rotura del tendón de Aquiles, suele ser muy dolorosa y lenta de recuperar, se siente un dolor muy fuerte en la zona del tendón, suele ir acompañado de inflamación y hematomas, así como dificultad para andar.

Ante esta rotura aunque lo supongamos, inicialmente es muy necesaria la aplicación de hielo e inmovilizar la pierna.

Los síntomas son los siguientes:

  1. Sensación de haberte dado un golpe
  2. Imposibilidad de doblar el pie
  3. Imposibilidad de andar
  4. Imposibilidad de ponerse de pie o de puntillas.
  5. Imposibilidad de doblar el pie hacia dentro

¿Cuales son los factores de riesgo que implican la rotura del talón de Aquiles?

Los factores de riesgo suelen ser los siguientes:

  • Edad: Como hemos apuntado anteriormente, la edad oscila entre 30 y 40 años.
  • Sexo: es más proclive a la rotura el hombre que la mujer.
  • Deportes más comunes: Las lesiones del tendón de Aquiles, se producen con más frecuencia en el futbol, squash o deportes de correr, patinaje o tenis.
  • Obesidad

A veces, hay médicos que inyectan esteroides para reducir el dolor y la inflamación de la zona, sin embargo, esto puede causar efectos muy perjudiciales pes puede debilitar los tendones más cercanos y producir la rotura del talón de Aquiles.

  • Inyecciones de esteroides: A veces los médicos inyectan esteroides en la articulación del tobillo para reducir el dolor y la inflamación. Sin embargo, estos medicamentos pueden debilitar los tendones cercanos, y se los ha asociado a roturas del tendón de Aquiles.
  • Determinados antibióticos: Existen determinados antibióticos como Antibióticos de fluoroquinolona, que pueden debilitar la zona y suponer también la rotura del

¿Como curar la rotura del talón de Aquiles?

Existen dos métodos distintos para tratarlo: método conservado o bien con cirugía.

Existe mucha controversia a la hora de elegir cualquiera de los dos, a continuación estudiamos los pros y contras de cada uno.

MÉTODO CONSERVADOR

metodo conservador utilizado para una rotura parcial del talón de aquiles

Normalmente, el método conservador, se enfoca más a personas que tienen una rotura parcial, así con personas de edad más avanzada. Tiene varias ventajas entre ellos claro está, que no te presentas a ningún tipo de cirugía. Es necesario con este método conservador tener el tendón inmovilizado por lo menos de 2 a 3 meses aproximadamente, con prohibición absoluta de apoyarlo. El paso siguiente será apoyar muy poco a poco con una bota de marcha y después tratarlo con rehabilitación y paciencia.

En esta recuperación funcional, es muy importante el margen de movimiento que le des al tendón, por lo que hay que comenzar con movilizaciones pasivas  y activas incluyendo tablas de ejercicio, tanto de fuerza como de resistencia. Estos ejercicios ser realizan muy lentamente incluyendo también ultrasonidos, laser así como masaje final a realizar por un fisioterapeuta o traumatólogo especialista.

Ventajas e inconvenientes del método conservador

Evidentemente, el no someterse a ningún tipo de cirugía, conlleva grandes beneficios, entre ellos, la ausencia de aplicar anestesia general o local.

No obstante, como inconvenientes también hay muchos, como por ejemplo, la recuperación no es tan buena si no hay operación, pues no es posible colocarse de puntillas antes de que pasen por lo menos 6 meses aproximadamente, además, el proceso de rehabilitación es mucho más largo.

No obstante, hay que tener en cuenta que si la rotura es total, es necesaria la cirugía, pues el método conservador solo se utiliza para roturas parciales.

TRATAMIENTO CON CIRUGÍA

¿Cómo es la operación del tendón de Aquiles?

Existen médicos que hacen una pequeña incisión el aparte anterior de la pierna y de esta manera, se realiza una sutura para poder ligar de nuevo ese tendón roto.

La solidez de esta operación suele ser muy buena si como la recuperación.

Tras la operación, se recomienda una recuperación muy rápida, se inmoviliza la pierna con un yeso inmovilizando el pie y se deja un tiempo inmovilizado, aproximadamente unas dos semanas, trascurridas estas se coloca una especia de bota para ir cargando parcialmente el peso.

Ventajas e inconvenientes del método conservador

La cirugía permite incorporarte con mayor rapidez a la vida cotidiana y devolver al tendón su movilidad funcional y su movimiento normal.

También existen inconvenientes, la cirugía conlleva mayor riesgo de infecciones y pueden derivar algunos problemas derivados de la anestesia general.

¿Como se previene la rotura del talón de Aquiles?

Para prevenir la rotura del tendón, se debe de realizar un buen calentamiento antes de realizar cualquier tipo de ejercicio físico y después ir realizando un adecuado enfriamiento del musculo, además, la parte más importante es realizar unos adecuados estiramientos, para ello, tienes que tener cuidado y si puede asesorarte algún entrenador personal.

El calzado también es de suma importancia, sobre todo, según el tipo de terreno que vas a utilizar, si es llano intenta utilizar un calzado que te sujete bien el pie y sobre todo te amortigüe.

Intenta fortalecer bien los músculos del tren inferior, sobre todo pantorrilla y los tobillos, esto te hará que el tendón de Aquiles tenga mucha más fuerza y equilibrio.

HAZ EJERCICIOS VARIADOS

hacer ejercicios moderados

Intenta alternar ejercicios y combinarlos, por ejemplo, ejercicios de bajo impacto con los de más bajo impacto, como correr, andar, nadar…

Como hemos dicho, también es necesario elegir adecuadamente la superficie en la que vas a realizar ejercicio físico, por ejemplo, no son adecuadas las actividades que provocan un alto impacto.

Aumenta progresivamente tus entrenamientos, pues muchas veces las lesiones del tendón de Aquiles se producen por un sobre esfuerzo intenso de una actividad de alto impacto, por ello intenta empezar de manera gradual e ir avanzando paulatinamente.

No obstante, las recuperaciones de una lesión son lentas y por tanto no es necesario que desesperemos, lo recomendable sería una vuelta gradual al movimiento deseado.

El ritmo debe ser lento y suave para recuperarnos de forma adecuada y además para evitar una fuerte y posterior recaída. Además de esto, recordemos que la presencia del entrenador personal siempre nos será de utilidad para tratar de evitar estas lesiones y hacer funcionar nuestro cuerpo de forma correcta.