Usted se encuentra en: »

El Huevo, El alimento Biológicamente más Completo

El huevo, alimento conocido a lo largo de los siglos, ha sido y sigue siendo utilizado para tratar la malnutrición en las zonas más pobres del planeta, debido a que su consumo diario puede aportarnos una gran fuente de proteínas.

¿Qué es?

El huevo es un alimento natural de origen animal, que no tiene ningún aditivo ni conservante, una de las fuentes más amplias de proteína que nos brinda la naturaleza a un coste muy bajo.

El huevo aporta solo 75 calorías por unidad, lo que es ideal para comer entre horas, debido a su poder saciante, además, es recomendado por los nutricionistas y profesionales del Fitness para los momentos de entrenamientos intensos o  de dietas hipocalóricas para combatir las náuseas, dolores de cabeza o vacío en el estómago que provocan estas dietas.

¿Por qué es un alimento funcional?

El huevo, cumple con las funciones del organismo más allá de las básicas, aporta beneficios extras para nuestra salud.

Está compuesto por los siguientes elementos;

  1. Aminoácidos esenciales
  2. Vitaminas y minerales en forma de omega 3
  3. Carotenoides; (con función antinflamatoria y también antioxidante).

Fuente de proteínas.

Entre las proteínas del huevo, destacan la ovoalbúmina (54%) ovomucina (11%) lisozima (3,4%) por sus propiedades antibacterianas.

La yema del huevo, aporta el 16% de la proteína. Estas proteínas, se utilizan incluso para medir el índice proteico de otros alimentos, es altamente digestible ya que el 95% es digerida por nuestro organismo fácilmente.

En cuanto al colesterol, el contenido medio es de 385 mg por 100 g de huevo entero  y se encuentra en la yema, por ello, algunos entrenadores personales, recomiendan comer solo las claras. Siempre se ha vinculado el exceso de colesterol con el consumo de huevo, sin embargo, diferentes estudios han demostrado que no existe ninguna relación al respecto. Esto se explica, porque el huevo presenta muchísimos más componentes que ayudan a contrarrestar el colesterol malo. Hablamos de vitamina B, o, antioxidantes (carotenoides, vit. E, selenio).

¿Beneficios para quién?

Dentro de los beneficios que ya hemos nombrado hay que tener en cuenta, que en la yema, se encuentran dos nutrientes llamados luteína y zeaxantina que son dos antioxidantes que ayudan a prevenir problemas que se desarrollan con la edad como la degeneración de los músculos, pérdida de visión y otros.

Es muy beneficioso para las embarazadas y para el feto ya que el consumo del huevo ayuda a prevenir los defectos o enfermedades en el embrión.

¿Cuáles son los beneficios en nuestro organismo?

  1. Aporta energía.; Aporta los nutrientes necesarios para pasar el día, lo que tiene un enorme poder saciante y evitara que piques entre horas.
  2. Reduce el peso; aporta gran fuente de proteínas, ideal para dietas proteicas.
  3. Ayuda a combatir enfermedades cardiovasculares; como ya hemos dicho, consumir un huevo diario reduce el riesgo de infarto y otras enfermedades del corazón.
  4. Mejora el colesterol; cuando tomas huevo varían los niveles de colesterol pero se trata de un colesterol bueno, así que no hay por qué preocuparse siempre que se tomen con moderación.
  5. Mejora la memoria y concentración; aporta una propiedad llamada colina lo que conlleva a estimular el aprendizaje y la memoria.
  6. Protegen la vista; Contienen propiedades que benefician la agudeza visual que se produce con el paso del tiempo.

 

¿Cómo tomarlos?

Al consumir el huevo, es mejor consumirlo en forma de tortilla o revueltos de claras de huevo que aportan más proteínas. No obstante, si eliges la opción de que sea frito opta por hacerlo a la plancha o pasados por agua, escalfados etc…nos aportara menos grasa y menos aceite.

Lo puedes consumir solo, en sopas o en ensaladas, cualquier combinación es perfecta a la hora de ingerir el huevo.

 

Otras consideraciones.

Desde el año 2000, la American Heart Association (AHA) en sus guías alimentarias para la población sana, habla del consumo de un huevo por día. Esta es la medida normal para llevar un estilo de vida saludable.

Por ello, debemos de entender que el consumo de este tiene que ser moderado, pues todo en exceso es malo. Acompáñalo de una alimentación variada y haz regularmente ejercicio físico, si añades este elemento a tu dieta, notarás sus efectos a corto plazo.