Usted se encuentra en: »

Posturas de Yoga para abrir los chakras

Posturas de Yoga para abrir los chakras

Usar el Yoga para abrir los chakras es una de los mejores métodos por los cuales podemos optar a la hora de conseguir alcanzar nuestra paz y armonía interior.

Los chakras son un elemento de nuestro ser que debemos tener en cuenta si queremos trabajar el espíritu, la mente y todo aquello que tenga que ver con nuestro yo interior.

Este trabajo, además de verse reflejado en una mejor sensación con nosotros mismos o mismas, también se verá reflejado en nuestra actitud con todo aquello que nos rodea.

Es por ello que en Yoga podemos encontrar asanas o posturas que nos permiten abrir los chakras, focalizando el trabajo sobre cada uno de ellos de manera específica.

¿Qué son los chakras?

Los chakras son los centros de energía espiritual que tiene el cuerpo humano. Estos chakras se encuentran repartidos a lo largo de la columna vertebral, desde su base hasta llegar a la cabeza.

En total el cuerpo humano cuenta con 7 chakras, cada uno con una función específica, y conectados con los principales órganos y glándulas que poseemos, de forma que permiten actuar en nuestro cuerpo a diferentes niveles:

  • Físico
  • Mental
  • Espiritual
  • Emocional

Además, a cada uno de estos 7 chakras se les asigna un color determinado, y el cual está relacionado con la función que va a cumplir.

El significado de chakra es rueda, y ello se debe a que cuando se activan actúan como una rueda que gira sobre sí misma a modo de vórtice en sentido de las agujas del reloj, momento en el cual se forma un vacío en su centro.

El problema aparece cuando los chakras dejan de girar a la velocidad adecuada dándose una situación de hipofunción  (giran muy lento), o de hiperfunción (giran demasiado rápido); es decir, no están equilibrados.

Significado y colores de los chakras

Significado y colores de los chakras

Los chakras están conectados a las glándulas y órganos de nuestro cuerpo, como ya hemos comentado.

Además, los chakras están conectados, a su vez, a una frecuencia de vibraciones asociada a un color, de forma que cuando giran resuenan, y lo hacen dentro de cada uno de estos colores.

Los colores de los 7 chakras, y las glándulas sobre las que actúan son los siguientes:

CHAKRA

GLÁNDULA

COLOR

ELEMENTO

Corona

Pineal

Violeta

Luz interior

Entrecejo

Pituitaria

Índigo

Luz

Garganta

Tiroides

Azul

Éter

Corazón

Timo

Verde

Aire

Plexo solar

Páncreas

Amarillo

Fuego

Sacro

Gónadas

Naranja

Agua

Raíz

Adrenal

Rojo

Tierra

Posturas de Yoga para abrir chakras

Asanas para el primer chakra: Raíz o Muladhara

Asanas para el primer chakra: Raíz o Muladhara

El primer chakra es el chakra raíz o Muladhara, asociado al color rojo y al elemento Tierra. Constituye el centro de nuestra energía y promueve el instinto de supervivencia.

Se ubica en el inicio de la columna vertebral (en la zona baja o base entre el ano y los genitales), y por ello recibe el nombre de chakra raíz.

Se encarga de mantenernos arraigados física y emocionalmente con el mundo y con nuestro ser.

Cuando el chakra rojo empieza a girar tiene la capacidad de estimular al resto de chakras, por lo que se trata del más fuerte de todos.

Las posturas para activar el primer chakra

Tadasana o postura de la montaña: Se trata de una de las posturas más recomendadas para los principiantes en Yoga y, de hecho, es la asana a partir de la cual se parte para realizar todas aquellas que sean de pie.

Tadasana o postura de la montaña

Vrksasana o postura del árbol: la postura del árbol es perfecta para practicar el equilibrio, teniendo mucha relación con el elemento asociado el primer chakra: la Tierra.

Vrksasana o postura del árbol

Al realizar la postura del árbol necesitaremos sentir esa conexión y enraizamiento de nuestro cuerpo con la Tierra.

Virabhadrasana I o postura del guerrero I: otra asana ideal para principiantes y que permite el trabajo de todo nuestro cuerpo.

Virabhadrasana I o postura del guerrero I

Problemas relacionados con el primer chakra:

  • Falta de actividad: aparición de miedos.
  • Exceso de actividad: sentimientos de codicia.

Asanas para el segundo chakra: Sacro o Svadhisthana

Asanas para el segundo chakra: Sacro o Svadhisthana

El chakra sacro está asociado al color naranja y al elemento Agua.

Svadhisthana se ubica en la zona superior del ombligo, por lo que va a influir en todo aquello que tenga que ver con la función que cumplen órganos como los riñones, estómago o la vejiga, y también con la función de los órganos genitales. .

La función del segundo chakra es la de dar equilibrio a nuestra sensibilidad y sensualidad, mejorando la capacidad de respuesta dela persona mediante la apertura a nuevas experiencias vitales.

Mejora nuestra manera de afrontar la vida abriendo el flujo hacia la misma.

Las posturas para activar el segundo chakra

Uttanasana o postura de la pinza: una asana excelente para trabajar la flexibilidad de las piernas y la movilidad de nuestra columna. Ideal tanto para principiantes como para practicantes de Yoga más avanzados.

Uttanasana o postura de la pinza

Upavistha konasana o postura del ángulo abierto: ideal para trabajar la flexibilidad de las ingles y de la columna. Ayuda a masajear todos los órganos de la cavidad abdominal, sobre los cuales actúa el segundo chakra.

Upavistha konasana o postura del ángulo abierto

Dandasana o postura del bastón: otra muy buena asana indicada para principiantes. Permite estirar la espalda y las piernas, además de alinear la columna vertebral.

Dandasana o postura del bastón

Problemas relacionados con el segundo chakra:

  • Falta de actividad: aparición de sentimientos de apatía.
  • Exceso de actividad: magnificación de las emociones.

Asanas para el tercer chakra: Plexo solar o Manipura

Asanas para el tercer chakra: Plexo solar o Manipura

Manipura chakra, o tercer chakra, está asociado al color amarillo y el elemento con el que se relaciona es el Fuego.

Se ubica en el plexo solar, como indica una de sus denominaciones, y también actúa sobre algunos órganos del sistema digestivo.

Representa el poder de la persona, la capacidad de realizar una acción, de tomar decisiones, de aumentar la confianza y de enfrentar a los riesgos del día a día.

Las posturas para activar el tercer chakra

Adho Mukha Svanasana o perro  que mira hacia abajo: una de las ventajas de esta postura es que permite soportar parte del peso del cuerpo con las piernas y también con los brazos, por lo que la implicación muscular es total.

Adho Mukha Svanasana o perro  que mira hacia abajo

Ustrasana o postura del camello: la postura del camello nos ayuda a mejorar la postura corporal, a estimular los órganos de la región abdominal y a aliviar ciertos dolores de espalda. Es una para personas con cierto nivel dentro del Yoga.

Ustrasana o postura del camello

Setu Bandhasana o postura del puente: terminamos las asanas para activar el tercer chakra con la postura del puente. Nos permite estirar la musculatura del pecho, el abdomen; y trabajar los glúteos y las piernas.

Setu Bandhasana o postura del puente

Es, también, una asana para personas más experimentadas.

Problemas relacionados con el tercer chakra:

  • Falta de actividad: sensación de indecisión y dudas.
  • Exceso de actividad: exceso de agresividad.
Puedes consultar más videos en nuestro canal de YouTube.

Asanas para el cuarto chakra: Corazón o Anahata

Asanas para el cuarto chakra: Corazón o Anahata

Anahata chakra o cuarto chakra se asocia al color verde, y el elemento relacionado al mismo es el Aire.

El chakra del corazón lo podemos encontrar, como es de suponer, en el centro de este órgano tan importante. Se va a encargar de actuar sobre la parte superior de nuestro pecho, especialmente de órganos como los pulmones y del mismo corazón.

El cuarto chakra influye sobre los sentimientos de compasión, armonía, amor, el sentimiento de familia y de pareja, la amistad… algo que hará mejorar, sin duda, nuestra relación con las personas que conviven con nosotros.

Las posturas para activar el cuarto chakra

Bhujangasana o postura de la cobra: volvemos a una postura muy sencilla y muy válida para yoguis principiantes. Sirve para trabajar la flexibilidad de la columna, de la zona lumbar y del pecho; relaja la musculatura de la espalda.

Bhujangasana o postura de la cobra

Trabaja la musculatura de los brazos, nos puede ayudar a mejorar la postura corporal, y también a mejorar la capacidad pulmonar ya que durante su ejecución se expande el tórax.

Marjariasana o postura del gato: la postura del gato es una de las más famosas dentro del yoga, ya que se suele incluir en un gran número de secuencias de asanas.

Marjariasana o postura del gato

Nos permite flexibilizar la columna vertebral, fortalecer hombros y muñecas, mejora la circulación de nuestro cuerpo, y también a relajar la mente y a aliviar tensiones.

Problemas relacionados con el cuarto chakra:

  • Falta de actividad: afloramiento de actitudes antipáticas y poco agradables.
  • Exceso de actividad: exageración en los sentimientos amorosos.

¿Te gustaría trabajar como Instructor de Yoga?

INSTRUCTOR DE YOGA

Curso ONLINE con diploma de VALIDEZ INTERNACIONAL

Asanas para el quinto chakra: Garganta o Vishuddha

Asanas para el quinto chakra: Garganta o Vishuddha

Vishuddha chakra es el chakra asociado al color azul, y su elemento correspondiente es el Éter.

El quinto chakra se encuentra en la garganta y actúa sobre todos los elementos de nuestro cuerpo que se encuentran en esta zona: la propia garganta, la boca, las cuerdas vocales…

Se relaciona con todo lo que tenga que ver con la conciencia y la voz que guía a nuestro espíritu, con la creatividad, con la forma en que nos comunicamos con el resto de personas, y con todo lo relacionado con el habla.

Las posturas para activar el quinto chakra

Matsyasana o postura del pez: debido al estiramiento de cuello realizado, va a influir directamente sobre esta zona. Sirve para expandir la caja torácica, aumentar la capacidad pulmonar, y relajarnos después de un día en el cual se han pasado muchas horas sentado.

Matsyasana o postura del pez

Vajrasana o postura del diamante: esta asana ayuda a mejorar el proceso digestivo, mejora los síntomas de la ciática, y es ideal para practicar la meditación.

Vajrasana o postura del diamante

Halasana o postura del arado: postura ideal para trabajar toda la musculatura de la espalda, y debido al movimiento realizado va a ejercer una acción directa sobre la glándula tiroides.

Halasana o postura del arado

En mujeres actuará sobre los ovarios, y en hombres sobre la próstata.

Problemas relacionados con el quinto chakra:

  • Falta de actividad: exceso de timidez.
  • Exceso de actividad: se puede tender a hablar en exceso.

Asanas para el sexto chakra: Entrecejo o Ajna

Asanas para el sexto chakra: Entrecejo o Ajna

Ajna chakra, o tercer ojo,  se asocia al color índigo (entre azul oscuro y morado), y el elemento con el que se relaciona  es la Luz.

El nombre de tercer ojo se debe a que se encuentra ubicado entre ceja y ceja, actuando sobre los ojos y gran parte de la cabeza.

La energía del sexto chakra es la afecta a la memoria y a la concentración. Mejora nuestra intuición, la sabiduría y lo relacionado con la mente. Influye positivamente sobre la creación, la imaginación y con el hecho de “ver más allá” de los que tenemos delante.

Las posturas para activar el sexto chakra

Balasana o postura del niño: postura bastante sencilla que trabaja la zona de las caderas y piernas, además de relajar la columna vertebral y ayudar a tratar el dolor de espalda.

Balasana o postura del niño

Mejora la circulación en la zona de la cabeza, ayudando también a minimizar los dolores en la misma. Como añadido, nos servirá también para relajar el sistema nervioso y reducir el estrés.

Makarasana o postura del cocodrilo: asana típica para finalizar una sesión de Yoga, y que nos sirve para relajar la musculatura de los hombros y espalda.

Makarasana o postura del cocodrilo

Estira los músculos de la cadera y ayuda a liberar tensiones mentales haciendo que nuestra mente mire hacia adentro, relajándola y calmando la ansiedad.

Problemas relacionados con el sexto chakra:

  • Falta de actividad: afloramiento de sentimientos de confusión.
  • Exceso de actividad: padecimiento de insomnio y exceso de arrogancia.

Asanas para el séptimo chakra: Corona o Sahasrara

Asanas para el séptimo chakra: Corona o Sahasrara

Sahasrara chakra representa el color morado, y su elemento asociado es el Pensamiento o Luz Interior.

El séptimo chakra se encuentra en la parte superior del cráneo, más concretamente en la coronilla, y actúa sobre nuestra fuerza y sobre las experiencias que nos van formando.

Nos conecta con el infinito revelándonos poco a poco el sentido de la vida.

Las posturas para activar el séptimo chakra

Sirsasana o postura del pino: se trata de una postura avanzada y que se encuentra en lo más alto dentro del conjunto de asanas.

Sirsasana o postura del pino

La postura del pino nos ayuda a reducir las tensiones de las piernas, a mejorar el sistema respiratorio y circulatorio, y a aliviar tensiones en la zona lumbar.

Ardha Padmasana o postura del medio loto: tratamos ahora la que puede ser la postura más famosa dentro del Yoga.

Ardha Padmasana o postura del medio loto

La postura del medio loto es ideal para practicar la meditación y la concentración. Sirve también para mejorar las digestiones, el proceso menstrual y los problemas de ciática.

Problemas relacionados con el séptimo chakra:

  • Falta de actividad: rigidez de pensamientos.
  • Exceso de actividad: exceso de espiritualidad.