Usted se encuentra en: »

Cómo hacer tus propias barritas energéticas en casa

Cómo hacer tus propias barritas energéticas en casa

Cuando vamos a realizar una actividad deportiva en la que el desgaste físico va a ser importante, resulta fundamental reponer líquido, sales, nutrientes y energía mientras estamos realizando dicha actividad. Una muy buena forma de reponer energía y nutrientes es, sin duda, comiendo barritas energéticas. Lo más cómodo siempre va a ser comprar este producto en cualquier supermercado o establecimiento especializado, pero también podemos prepararlo nosotros mismos en nuestra casa, pasar un rato entretenido y, además, dejar las barritas a nuestro gusto, ya que resulta muy sencillo.

Cómo hacer barritas energéticas

Para fabricar una barrita energética vamos a necesitar frutos secos, cereales, fruta preferiblemente deshidratada, y miel para unir los ingredientes anteriores y conseguir que la barrita tenga consistencia. Una vez tenemos todo esto podemos añadir otros ingredientes como canela, vainilla,, pipas de girasol, semillas de sésamo, lino... para darle un toque personal.

¿Qué utensilios vamos a necesitar?

  • Un bol de tamaño considerable para mezclar los ingredientes.
  • Una taza o vaso para medir las cantidades.
  • Una picadora si vamos a añadir semillas.
  • Una batidora.
  • Una cuchara de madera o espátula para mezclar.
  • Moldes de aluminio, aunque una fiambrera cuadrada o rectangular puede servir perfectamente.

¿Qué ingredientes vamos a necesitar?

  • ½ vaso de nueces.
  • ½ vaso de almendras. En lugar de estos frutos secos se puede utilizar cualquier otro, como avellanas, anacardos...
  • ¾ vaso de pasas, dátiles, higos secos, orejones, ciruelas deshidratadas... elegimos la fruta que más nos guste.
  • 1 vaso de copos integrales de avena.
  • 1 vaso de copos integrales de trigo.
  • 1 vaso de copos integrales de centeno. Se pueden poner los tres cereales, dos, o uno, como queramos. En caso de utilizar solo avena llenaremos tres vasos de este cereal.
  • 200 gramos de miel.
  • Un poco de aceite de girasol o de coco para pintar las paredes del molde y evitar que se pegue la masa.
  • Un poco de sal.
  • Si hemos decidido añadir semillas utilizaremos ¼ de taza.

Cómo elaborar las barritas

  • Primero trituramos los frutos secos en la batidora o picadora hasta que quede una masa uniforme. Una vez la tenemos la pondremos en el bol.
  • Ahora trituramos la fruta o frutas deshidratas que queramos utilizar hasta obtener una pasta que pondremos también en el bol junto a los frutos secos triturados y mezclaremos ambos ingredientes.
  • Añadimos el cereal o cereales y un poco de sal, algo menos de ¼ de cucharada y volvemos a mezclar hasta que quede uniforme. El ingrediente que le va a dar consistencia a la barrita va a ser la fruta deshidratada, y, a excepción del dátil, que es la única fruta con la seguramente no debamos añadir miel, el resto de frutas no van a conseguir la suficiente consistencia, por lo tanto deberemos añadir la miel.
  • En este punto podremos añadir también ingredientes adicionales como las semillas, que habremos pasado por la picadora,  polvos de vainilla o coco, e incluso pepitas de chocolate.
  • Una vez añadida la miel y los ingredientes adicionales mezclamos bien hasta que queden repartidos por toda la masa.
  • Es el momento de pasar esta masa al molde, antes de hacerlo pintamos con un pincel de cocina sus paredes con el aceite de girasol o de coco, así evitaremos que se nos quede pegada al retirarla.
  • Vamos llenando el molde con la masa poco a poco y apretando con los dedos para evitar que queden huecos, procurando que la superficie quede nivelada, es importante que la masa vaya quedando compacta, lo ideal es ir haciéndolo por capas.
  • Una vez tenemos el molde con toda la masa compactada y con la superficie superior nivelada, lo metemos en la nevera durante mínimo 1 hora.
  • Una vez enfriado sacamos la "barrita gigante" que tenemos dentro del molde dándole la vuelta y golpeando, deberá salir sin muchas complicaciones, y deberemos cortarla en trozos más pequeños para tener nuestras barritas energéticas caseras.

Deberemos tener en cuenta que a mayor temperatura ambiente menor consistencia tendrá la barrita, esto también ocurre con las barritas comerciales, por lo tanto a la hora de llevarlas con nosotros durante la actividad deportiva deberemos prever este hecho e introducirlas en un envoltorio adecuado.

 

Alguna vez seguro que has consumido las famosas barritas energéticas. Existen infinidad de tipos en que las podemos encontrar acudiendo al supermercado o bien en tiendas de nutrición.

El gran problema es que a menudo dudamos de si son buenas o malas para el organismo o si nos ayudan a practicar el deporte o si nos aportan más o menos energía que los alimentos naturales.

¿ De que están hechas las famosas barritas? composición

Las barritas son un buen complemento alimenticio para aportar todos los nutrientes que el deportista necesita tanto antes o después de un gran esfuerzo.

Pero cuidado con estas, realmente no debemos exceder de su ingesta pues en exceso no nos van a beneficiar. Las barritas energéticas están hechas con aceite de palma que es dos veces más saturado que el de  manteca. Esto se utiliza para poder transportar la barrita largas horas expuestas al sol o a condiciones climatológicas fuertes y no se derrita y permanezca con esa forma gelatinosa.

Están compuestas de hidratos de carbono aproximadamente un 60 u 80 % y por eso resultan energéticas. Pero no siempre es así sino que debemos de comprobar que la etiqueta coincida con el valor nutricional y comprarlas al menos con ese porcentaje de energía.

El resto de componentes son; de 3 a 15% de proteínas, de 4 a 24% de grasas y unas 390 o 400 calorías. Además están enriquecidas con vitaminas y minerales.

Estos datos son aproximados dependiendo por supuesto de la marca que compremos.

¿Cuáles son sus beneficios?

  • SON PRÁCTICAS. Las barritas son utilizadas por los deportistas que practican el deporte en exceso o en carreras de larga duración. Pensemos que en maratones o triatlones no podemos ingerir más que agua pero hay carreras muy largas en las que el deportista debe de ingerir alimento. Para ello se utilizan estas barritas que no ocupan casi espacio y pueden darte los nutrientes necesarios en el momento oportuno.Son muy recomendadas por entrenadores personales también para el gimnasio.
  • MUY DIGESTIVAS. Las barritas tienen la gran ventaja de que las podemos ingerir haciendo ejercicio pues la digestión es muy rápida, más que un plato de comida.También es verdad que debemos de tomarlas con agua pues es muy poco la humedad que tienen.
  • APORTAN GRANDES DOSIS DE ENERGIA. Por ello están hechas en la mayor parte de los casos de hidratos de carbono, vital para el aporte de energía para seguir realizando el ejercicio.
  • APORTAN LAS GRASAS NECESARIAS. Aunque el término nos asuste no es así. Son grasas buenas siempre que se tomen antes y el ejercicio dure de 60 a 90 minutos.
  • FUENTE DE VITAMINAS Y MINERALES. Además nos aportan el complemento vitamínico que necesitamos para continuar con el ejercicio y evitar el cansancio físico antes y después.

Por tanto, hay que tener cuidado también con la ingesta frecuente de estas barritas. Está claro que no nos va a aportar todos los nutrientes de un plato de pasta, un trozo de pavo o una pieza de fruta. Pero sí que nos aporta lo necesario para periodos de cansancio y de ejercicio físico largo y continuado. Son recomendadas por profesionales del Fitnes también para el sector musculación entre otros.

Las barritas además de los batidos y otros aportes alimenticios son una buena opción para el deportista.

 

 

 Especialízate con nuestro curso de nutrión para el Alto Rendimiento Deportivo