Usted se encuentra en: »

Trastorno por Atracón. Como Remediarlo

Comidas de empresa, cenas de amigos, eventos familiares, meses de fiestas como es Diciembre, fines de semana distintos con comidas copiosas y difíciles de digerir, son solo algunos ejemplos de los atracones que nos damos eventualmente y que nos hacen sentir muy mal, a veces sin saber remediarlo.

Vienen fechas señalas y con ellas un sinfín de abundantes comidas, ¿Sabes que es un trastorno alimenticio por atracón?

Este trastorno se caracteriza por la presencia de episodios abundantes de comida en determinado momento. Significa ingerir una gran cantidad de alimentos con pérdida de control.

Normalmente, se desencadenan por estados emocionales negativos, como es la depresión, la ansiedad o la soledad. Además, también estos atracones se pueden dar tras un largo plazo de tiempo sin comer o simplemente ser producto de una falta de planificación en la dieta.

¿Cuáles son las consecuencias?

Los atracones por comidas, si son continuados, pueden llevarnos a ganar peso y a una obesidad reactiva, sobre todo si tu constitución tiende a engordar.

Es necesario conocer este trastorno para pensarnos dos veces estas navidades que comer o cómo hacerlo. Todos podemos saltarnos la dieta pero hacerlo desproporcionalmente puede causar perjuicios al organismo.

Los atracones por comida pueden provocar generalmente unos ardores producidos por un exceso de ácidos.

Además los síntomas producidos no son solo ardores su no también exceso de gases que provocan una incomodad enorme, nuestro estomago se hará grande y esto empujara a nuestros órganos más cercanos produciendo esto un gran malestar.

CURIOSIDADES.

Lo más curioso de este fenómeno, es que nuestro organismo es capaz de ponerle freno a estos excesos, pues tenemos una hormona llamada Péptido Tirosina Tirosina (PYY) que avisa al cerebro cuando nos sentimos llenos, provocando nauseas o mareos. Esto hace que dejamos de comer para no sentirnos más llenos.

Como solución rápida, muchas personas acuden a posteriori a zumos o comidas desintoxicantes o depurativas, como zumos de limón o zumos de zanahoria con manzana, que tienen a limpiar el organismo y a liminar las grasas que nos sobran.

Pero como en todo, esto no es milagroso, lo mejor es hacerlo con cabeza y no darnos estos atracones que no servirán de nada y que nos harán encontrarnos mal en cuanto acabemos la comida o la cena.

No obstante, no te sientas culpable después de haber tenido un atracón. La culpa no te ayuda, todo lo contrario, hace que te sientas mal contigo mismo y pierdas la sensación de poder controlar la situación. Por ello, debes de trabajar en esto, intentando controlar la ansiedad en determinados momentos y saber que comer en estas circunstancias sin que puedas sentirte mal.

Recomendamos hacerlo todo con cautela y sobretodo con cabeza para así disfrutar muchísimo más de la fiesta y de los tuyos sin remordimientos de haber ingerido más de la cuenta, recuerda que no es la última vez que vas a comer y por ello hazlo despacio , sin prisas y a disfrutar del momento.