Usted se encuentra en: »

Ser o Tener

¡Bienvenid@s a la búsqueda del ÉXITO! Un gran clásico junto a la búsqueda de la felicidad. Tanto el éxito como la felicidad son dos grandes cimas que el ser humano ansía coronar, pero ¿estamos preparad@s para ese gran reto?

PRIMERA DECISIÓN: ¿Quiero TENER ÉXITO o quiero SER ÉXITO?

Much@s de nosotr@s podemos pensar ¿y qué más da, acaso no es lo mismo? No, no es lo mismo, tener lo utilizamos cuando hablamos de una posesión o pertenencia y ser lo utilizamos para atribuir una cualidad o condición intrínseca a algo o a alguien.

Entonces, ¿quieres poseer el éxito o quieres ser éxito?

SEGUNDA DECISIÓN: ¿Es conveniente que revise la idea que tengo sobre el ÉXITO?

Revisar de vez en cuando nuestras ideas y creencias sobre aquello que queremos alcanzar es un ejercicio muy útil, ya que nos permite encontrar caminos alternativos y enfoques diferentes. ¿Acaso no vivimos en un contexto cambiante? ¡Cambiemos nosotr@s también!

¿Qué es para ti el ÉXITO? A muchas personas no les resulta fácil contestar esta pregunta, y muchas de las que sí la contestan, contestan cosas tales como:

  • “El éxito es poder vivir de mi profesión”.
  • “El éxito es que cuando llegue al final de mi vida, esté orgullos@ de lo que he conseguido”.
  • “El éxito es algo parecido a la guinda de un pastel”.
  • “El éxito es haber conseguido algo que querías”.

Este tipo de respuestas son bastante comunes, ¿cuál sería la tuya?

TERCERA DECISIÓN: ¿Estoy preparad@ para asumir el reto?

Muy probablemente estés preparad@ para ser éxito o muy probablemente no, eso va a depender única y exclusivamente de cómo actúes y de cómo vayas integrando cada acierto y cada fallo en tu camino.

Hay quien se conforma con llegar, “¡rápido, rápido!”, pero y luego qué. ¿Cuántas veces habéis pensado o sentido algo como “vale, ya lo he conseguido, y ¿ahora qué?” Ahí está la clave, acumulamos éxitos, o al menos eso creemos, hasta que de tanto acumular acaba perdiendo el sentido.

El dinero, los bienes materiales y el estatus representan el éxito para muchas personas, ¿y para ti?, ¿el éxito se basa en tener mucho de algo?

Asumir el reto, implica hacer todo aquello necesario para convertirte en éxito. ¿Qué prefieres que el éxito venga de fuera o que el éxito forme parte de ti?

¿Es el éxito tu META o es el éxito el camino en sí?

 CUARTA DECISIÓN: ¿Cuándo empiezo a ser éxito?

Si de mí dependiera, hoy mismo, pero depende de cada un@. La pregunta que subyace a esta decisión es, ¿qué tengo que hacer para ser éxito?, aunque sería mejor preguntar ¿qué quiero hacer?

En primer lugar, analizar y reflexionar sobre aquello en lo queremos ser éxito (profesión, familia, deporte, amigos,…), pero ¡ojo!, ¿las personas nos dividimos en diferentes ámbitos o somos un TODO? Esto sería como preguntar ¿eres deportista o persona?, ¿eres madre o persona?, ¿eres entrenador/a o persona? Las respuestas resultan obvias, el TODO es la persona y las partes son nuestras pequeñas parcelas de actividad.

¿Quieres ser éxito en el TODO o en una parcela de tu vida?

Recapitulemos sobre las decisiones propuestas hasta ahora:

  1. Quiero SER éxito.
  2. Para mí el ÉXITO es …
  3. El éxito es el CAMINO que me conducirá hasta la meta.
  4. ¡AHORA!

Si tus respuestas se parecen a las que acabas de leer, es el momento de ponerse en marcha. Si no se parecen, es que tal vez entiendes el éxito de otra manera, por supuesto totalmente respetable.

QUINTA DECISIÓN: Empiezo a ser éxito y me comporto como tal

¡Bien! L@s que hayamos llegado a tomar esta última decisión, estamos en el punto en que dejamos a un lado el ansia por llegar y empezamos a disfrutar de las experiencias del camino. El camino se compone de experiencias personales, profesionales, deportivas, y todo aquello que para nosotr@s es importante. Vamos a tener en cuenta cada pequeño avance, vamos a aprender a reconstruir ese camino cada vez que demos un traspié, al fin y al cabo podemos equivocarnos.

10 ideas de cómo puedo comportarme para SER ÉXITO:

  1. Yo decido hacia dónde me dirijo y dirijo mi vida.
  2. Elijo la ACCIÓN y no me siento a esperar que algo ocurra.
  3. Aprendo de los ERRORES y sé que son inherentes al camino que he tomado.
  4. No me rindo, cambio de estrategia y persisto.
  5. Mis armas son el AMOR y el HUMOR.
  6. No me quejo, no me justifico y acepto el cambio como parte de mi experiencia vital.
  7. Vivo el mientras. La vida la disfruta AHORA, sé que el futuro es incierto.
  8. No vivo en el pasado, sólo puedo influir en el momento PRESENTE.
  9. Confío en mis posibilidades, conozco mis fortalezas y las utilizo.
  10. Mi verdadero éxito es disfrutar del camino.

Lo que tengo lo puedo perder (dinero, coches, casas, estatus,...).

Lo que SOY forma parte de mí. Llegar a la META es muy satisfactorio, disfrutar y aprender cada día con lo que hago, es el verdadero ÉXITO.