Usted se encuentra en: »

Planificación Deportiva Actual

Al igual que todo, la planificación deportiva evoluciona en 2 líneas generales como el resto de apartados de la actividad física y el deporte,la tecnología y evidencia científica por un lado, permitiendo nuevas maneras de evaluar, medir, controlar y adaptar los resultados obtenidos como positivos en otros estudios, y por otro lado, la realidad y personalización permitiendo realizar planificaciones con cortos periodos de revisión e incluso llegando al Day to Day.

 

Si antiguamente conocíamos las planificaciones mediante grandes ciclos (macrociclos,mesociclos..) mas generales y a la vista actual, un poco “adivinas” (como podías saber con exactitud meses antes, lo que necesitaría exactamente un deportista..bola de cristal?)

 

Una gran parte de los entrenadores personales actuales, empiezan a considerar la planificación Day to Day (dia a dia) basadas en unos objetivos generales y con tests concretos en competiciones previas.

 

Que nos ha llevado a esta nueva manera de entender la forma de administrar la “dosis” de actividad a los deportistas? Tal vez la propia práctica y experiencia real “en campo” donde se han manifestado severas deficiencias con los métodos clásicos. Cuando trabajamos con deportistas de alto nivel e incluso con clientes de cualquier condición y queremos aportar el máximo de calidad, siempre tenemos en cuenta los siguientes aspectos:

 

-          Físico: Cargas, frecuencia de las cargas, volumen, intensidad, asimilación de las mismas,etc… y por lo tanto es muy aventurado saber con “semanas” de antelación como habrá asimilado todo esto el organismo de nuestro cliente, teniendo en cuenta además el nivel de calidad ofrecido en cada sesión.

-          Técnica: Un trabajo continuo, incluso los mejores deportistas siguen trabajando de forma habitual la mejora de la técnica de ejecución de sus gestos deportivos, por lo tanto, no seremos menos y dedicaremos parte del entrenamiento a mejorar, valorar y corregir aspectos técnicos, que sin duda tendrán énfasis en la parte Fisica.

-          Mente: Si cada vez somos mas conscientes de la necesidad de evolucionar la mente del deportista, tendremos en cuenta como interaccionar con este apartado y como ser capaces de mejorar aspectos como la motivación, el nivel óptimo de activación, los miedos, las creencias, los valores, burn out, etc….y en el que si no tenemos las herramientas necesarias, podremos contar con la ayuda de otros profesionales especializados en este campo, pero en ningún caso lo dejaremos pasar por alto.

-          Alimentación: Bien sabemos que el entrenamiento “acto de entrenar” nos hace mas débiles (al acabar un entrenamiento solemos estar mas débiles que al empezar) y por lo tanto será en el posterior proceso de recuperación donde se producirán las mejoras buscadas con el mismo. La alimentación juega un papel crucial en la obtención de una supercompensación óptima, aportando desde el primer momento al acabar el entrenamiento “ventana anabólica” los nutrientes necesarios para la reparación de tejidos y su posterior potenciación.

 

Si a esto añadimos, la gran importancia en la calidad del descanso, veremos como se crea una necesidad de “evaluación por sensaciones” diaria, que nos permita ajustar cada unos de los parámetros anteriormente nombrados a la situación personal del cliente, de esta manera, estamos seguros de estar aportando la dosis adecuada cada día en busca del rendimiento óptimo y la salud.