Usted se encuentra en: »

Piscinas. Aprovechalas y haz Ejercicio

Con la llegada del verano, es más común que pasemos más tiempo en zonas acuáticas que en el medio terrestre. Debido a las altas temperaturas, apetece mucho más salir de los espacios calurosos y darnos un gran chapuzón en el mar o sobre todo en las piscinas.

Hoy ,te desvelamos las claves para poder ejercitarte dentro del agua, ya que si pasas muchas horas en la playa o en la piscina, puedes aburrirte, y por ello, puedes sacar algún hueco para ejercitar piernas , glúteos e incluso brazos, y sentirte más satisfecha de tu baño.

No obstante, aconsejamos, antes de realizar cualquier ejercicio físico dentro del agua, poder consultar a tu entrenador personal de confianza, no obstante, las actividades acuáticas son muy saludables, sobre todo, para dolores de espalda y musculares.

  1. Utiliza churros o corchos para sumergirte y flotar; de esta manera, podrás pasar aproximadamente media o una hora, moviendo solo las piernas, y según la postura también podrás ejercitar el glúteo, colócatelo en las manos y deja tu cuerpo bien alargado en la superficie, de esta manera, puedes mover todas las piernas y el glúteo, recuerda, apretar el abdomen.
  2. Ves a la zona que no cubre; aquí, podrás trabajar en forma de saltos, zancadas o sentadillas, intenta pasar de una parte a otra pegando saltitos, zancadas o simplemente flexionando rodillas, veras la intensidad con la que trabajan tus piernas y en general todo tu cuerpo.
  3. Anda o corre;recuerda, que el ejercicio dentro de la piscina, se nota mucho más que fuera debido a la presión del agua, intenta correr de una parte a otra, o simplemente anda.
  4. Haz equilibrio; intenta mantenerte sobre una pierna y luego sobre otra, veras que es más difícil que en el suelo, también, puedes utilizar el churro o bien el corcho para colocarte encima sin caerte. Intenta concentrarte.
  5. Trabaja los brazos; Puedes utilizar algún material para poner más peso, pero con la presión del agua bastará, puedes abrirlos hacia los lados en posición horizontal e ir bajándolos hacia los pies o bien subiéndolos hacia arriba, puedes repetir varias series.
  6. Haz bicicleta; puedes cogerte de la pared o el borde de la piscina y doblar las piernas rápidamente.
  7. Nada; recuerda, que estas en la piscina y es el ejercicio más completo que puedes realizar, no importa de qué modo lo hagas pero intenta aprovechar el baño para hacer unos largos, márcate una meta y ponte algunos descansos. 

Recomendaciones.

Recuerda, que aunque estés en el agua, el sol traspasa igual aunque la sensación de calor sea menor, hidrátate como si estuvieras fuera y además, ponte crema que te proteja dentro del agua  de los rayos solares.

Recuerda, que debes usar un traje de baño que sea cómodo y adecuado si quieres realizar ejercicios. Si eres constante, esta temporada, disfrutaras de tu verano de una manera mucho más saludable.