Usted se encuentra en: »

¿Puedo perder la grasa localizada?

Vivimos en una sociedad marcada por los cánones de belleza y la estética se ha convertido en un tema recurrente que se encuentra a la orden del día. ¿Quién no tiene idealizado a algún personaje famoso, alguna modelo que sirve de inspiración para poder llegar a tener su cuerpo? Pues sí, estamos permanentemente intentando alcanzar el cuerpo perfecto y buscamos la manera más rápida y eficaz de conseguirlo.

 Cientos de empresas nos publicitan pastillas o tratamientos milagrosos que nos ayudarán a alcanzar nuestros sueños, pero al fin y al cabo .no hacen más que auto engañarnos. No existen los milagros, es algo de lo que debemos ser conscientes.

 Otro aspecto es que podemos actuar sobre un área localizada de nuestro cuerpo, manteniendo el resto invariable, aunque no es tarea tan fácil. Lo primero de que debemos saber, es que al realizar ejercicio nuestro cuerpo actúa en conjunto y no sólo una determinada zona, por lo que los resultados se podrán observar en todo su conjunto.

 

 

FALSAS CREENCIAS

Durante la práctica deportiva, se inicia un proceso mediante el cual una serie de hormonas navegan por el torrente sanguíneo haciendo que el cuerpo utilice la grasa como fuente de energía. Este hecho, no se da en una zona concreta, ya que todo el cuerpo se ve afectado en su totalidad. De ahí extraemos lo que anteriormente hemos comentado que no es más que desmentir que podamos actuar sobre una determinada zona realizando una serie de ejercicios específicos. Cada vez que hacemos deporte ponemos nuestro cuerpo en funcionamiento y no sólo la parte de la que queremos desprendernos de más grasa.

 

La genética será un factor muy a tener en cuenta a la hora de perder grasa ya que por regla general se pierde la misma proporción de grasa en todas las partes del cuerpo. De todos modos, siempre empezaremos a perder grasa en zona donde haya un mayor volumen concentrado.

Aun así, existe mucha gente, que dice, que realizando diversos ejercicios consiguen reducir de una forma localizada la grasa de nuestro cuerpo. Por ejemplo que haciendo abdominales se consiga perder un mayor tejido adiposo de nuestro abdomen, realizando ejercicios de glúteos estilizar más la figura, etc.

Al final no es más que una ilusión, ya que lo que realmente sucede es que al tonificar la zona y endurecerla tenemos la sensación de que estamos quemando grasa y reduciendo ese tejido no deseado.

 

  

PAPEL DE LA ALIMENTACION Y DEL ENTRENADOR PERSONAL.

 

La alimentación supondrá un factor determinante para conseguir dejar a un lado esos kilos de más que queremos que desaparezcan, y poder conseguir un cuerpo con menor grasa localizada. Será importante marcarse una dieta, no demasiado severa para que no sea capaz de poder con nuestros ánimos y de este modo conseguiremos el complemento perfecto para alcanzar el cuerpo deseado.

La figura del entrenador personal juega un papel importante; llevar a cabo una rutina de manos de un profesional, que se centre más en las zonas que queremos tonificar será una buena opción para motivarnos y ser constantes cada día, él nos asesorará en cada momento de cómo trabajar esas zonas de as volumen y poder tonificarlas antes.

 

 

OTRAS CONSIDERACIONES.

Por tanto, el hecho de ejercitar una zona en concreto no será más que una pérdida de tiempo si lo que perseguimos es la pérdida de grasa localizada ya que supone una práctica fisiológicamente imposible.

No os dejéis engañar por productos milagrosos que reduzcan vuestra grasa corporal en cuestión de días y en la zona de vuestro cuerpo que deseéis, ya que por ahora como dijimos los milagros no existen.

Resultará de vital importancia realizar una rutina diaria de ejercicio aeróbico que sea capaz de reducir nuestra grasa corporal de forma gradual y, todo ello, complementándolo con una dieta equilibrada. Claro está, antes deberíamos ver de qué manera afectará sobre nuestro organismo ya que como todos sabemos cada persona posee una genética distinta y no a todo el mundo nos funcionará del mismo modo.