Usted se encuentra en: »

El Verdadero Secreto de un Vientre Plano

Todos soñamos con tener un vientre plano , seguro, que es uno de tus propósitos siempre que te apuntas al gimnasio y decides cambiar tu estilo de vida, no obstante esto no es tarea fácil si no sabes bien cómo hacerlo.

Es un error pensar que se puede conseguir un abdomen plano solo matándote a hacer abdominales, esto ayuda a fortalecer pero jamás hará que perdamos esa grasita que nos sobra.

Por tanto, ejercitar la zona no va a perder grasa al igual que si fuera el glúteo o las piernas, sino que es mucho más sencillo que eso, veamos cuales son las claves para reducir el abdomen;

  1. Realiza ejercicio cardiovascular regularmente, no hay mejor forma de perder la grasa abdominal que quemando calorías, intenta hacer 40 minutos diarios, ya se andar, correr o ir en bici.
  2. Realiza una dieta saludable, este es el punto más importante, de nada servirá si haces ejercicio constante y comes dulces o alimentos con grasas, intento tomar menos ración de carbohidratos y más proteínas, combina las verduras y las frutas.
  3.  Fortalece todo el cuerpo, no solo te centres en la zona abdominal, debes de trabajar todos los músculos de tu cuerpo para tener mayor compensación.
  4. Reduce todo lo que puedas el consumo de azúcar, al menos la refinada. Esta medida determinará que los niveles de insulina permanezcan bajos y los de glucagón muy altos. Esta es la hormona que se encarga de transformar en energía la grasa, puedes sustituirla por azúcar moreno, es mucho más sana.
  5. ¡Mastica! ; como sabes, la digestión comienza por los primeros bocados, si no los digerimos de forma adecuada tendremos como resultado una mala digestión, el resultado nos dará un sinfín de gases y sensación de hinchazón. Por tanto, practica el aquí y el ahora, disfrutando dela textura del alimento, del sabor, del gusto…
  6. Menos sal, redúcela todo lo que puedas. Es una aliada de las barrigas aunque no lo creamos, quizá mucho más que el azúcar. Puedes sustituirla por numerosas hierbas aromáticas que le den sabor a tus comidas.
  7. Toma bebidas digestivas, como por ejemplo el té o el agua de piña. La cafeína también beneficia el aparato digestivo y ayuda a eliminar grasa pues tiene funciones diuréticas. 

Con estos trucos, tienes más que suficiente para empezar y ponerlos en práctica, recuerda, que lo más importante es la dieta que lleves y el ejercicio cardiovascular que practiques diariamente, el cuerpo necesita moverse, además ,evita todos los gases posibles y, ni falta decirlo, todos los alimentos industriales , así como comidas rápidas y preparadas,que se trasforman en grasa difícil de quitar.

¡Manos a la obra!