Usted se encuentra en: »

¿Donde va la Grasa que Perdemos?

Seguro que no es la primera vez que te lo preguntas, es muy normal estar a dieta y bajar  los kilos deseados, pero ¿Dónde va a parar esa grasa que acumulábamos en glúteos, abdomen o piernas?, ¿sabes cómo se expulsa?

Muchos médicos y entrenadores personales, han apostado a lo largo de los años por la teoría que dice que la grasa se pierde a través del calor o de la energía. Esta teoría no es válida.

Estudios australianos, demuestran que se elimina por una vía mucho más sencilla, a través de la respiración.

¿Cómo se produce este fenómeno?

El 85% de grasa que perdemos se exhala a través de los pulmones que se convierte en dióxido de carbono. El resto se elimina a través de:

  • Heces
  • Orina-
  • Sudor
  • Otros fluidos corporales como lagrimas

Estudios demuestran, que para perder 10 kilos de grasa necesitamos inhalar 29 Kilos de oxígeno. Si observáramos el recorrido de los átomos en nuestro cuerpo, observaríamos como más del 80% se expulsa en el momento de exhalar y expulsar el dióxido de carbono de nuestros pulmones, el otro porcentaje como ya henos dichos, se expulsan en forma de líquidos.

¿Qué es la grasa?

La grasa se conoce como una mezcla de hidrogeno, oxígeno y carbono. Cuando la grasa se elimina significa, que uno de los tres elementos se trasforma, veamos cómo;

El carbono, se convierte en dióxido de carbono (CO2).

El hidrógeno, se convierte en agua (H2O).

El oxígeno; de este elemento trata el descubrimiento de los científicos australianos. Han demostrado que el oxígeno se transforma mayoritariamente en CO2 .

¿Cuál es la solución?

Como vemos, la cuestión es moverse más, solo así conseguiremos que nuestro corazón bombee más rápido y tengamos mayor número de exhalaciones para eliminar grasa más rápido. Recuerda, que en una sociedad como esta donde la obesidad es latente entre nosotros, todos deberíamos de saber dónde va la grasa eliminada. 

Conclusiónes.

Los principales órganos excretores, son nuestros pulmones y por tanto es de suma importancia saber mantener un equilibrio entre la dieta que efectuamos diariamente, y las veces al día que exhalamos a través del movimiento.

Recuerda, entre más veces dediques a eliminar el dióxido de carbono a través de la exhalación, más grasa estarás eliminando.