Usted se encuentra en: »

Estoy a Dieta y No Adelgazo, ¿Qué Hago Mal?

El cuerpo es un aspecto que preocupa enormemente a la sociedad. Las últimas tendencias nos han ido llevando hacía cuerpos tonificados, sin grasas localizadas y totalmente esculpidos.
El problema radica en que nuestro organismo no va a llegar a alcanzar esta figura si no incluimos una serie de hábitos saludables que nos ayuden a conseguirlo.
Hacer dieta supone la clave para llegar a donde queremos aunque en determinadas ocasiones no es tan fácil como parece ya que nos cuenta más de la cuenta y desistimos durante el camino. Hemos de ser conscientes de que la constancia es fundamental, por lo que no debemos resistir a las primeras de cambio.
A lo largo del presente artículo trataremos de analizar qué pautas nos conviene más seguir para poder adelgazar y ver qué causas podrán impedir que lo consigamos por realizarlo de manera poco adecuada.

 

CAUSAS POR LAS QUE NO ADELGAZAMOS
En un primer momento podríamos generalizar diciendo que no adelgazamos porque consumimos más energía de la que realmente necesitamos. A continuación entraremos al detalle y enumeraremos posibles causas del fracaso de nuestra dieta.

Come sin prisas
Acostúmbrate a ingerir los alimentos despacio ya que de este modo colaboraremos al proceso de la digestión. Cuanto más despacio vayamos menos calorías habremos consumido antes de estar saciados.

 

Realiza las cinco comidas
Es recomendable no saltar ninguna de estas comidas. Claro está que deberán ser poco abundantes, evitando acabar hinchados en cada una de ellas.

 

Duerme el tiempo suficiente
Para que tu organismo se regule el descanso es fundamental por lo que dale importancia a las horas de sueño y no descuides este aspecto ya que es muy importante.

 

Haz ejercicio
Quizás haces menos ejercicio del que deberías. El ejercicio aeróbico es esencial para nuestro organismo por lo que practicarlo con asiduidad debería ser lo habitual. Regula nuestro organismo y nos ayuda a quemar calorías de una manera más rápido. Puedes acudir a un entrenador personal, quizá, estés entrenando mal o menos de lo que tocaría, sé constante y aprovecha los beneficios de un profesional del fitness. Tómatelo enserio y notarás cambios.

Analiza los alimentos
No sólo es importante comer menos en una dieta, es igual de importante ver qué alimentos encajan mejor y cuáles contribuyen más a que adelgacemos. Huye de los fritos e intenta refugiarte en las verduras, hortalizas y aquellos alientos que menos aporte calórico contengan.


Otras consideraciones
Por tanto, hemos visto cómo adelgazar no supone un aspecto tan fácil de conseguir. Hay que ser conscientes que ha de ser una práctica habitual, constante y que no abandonemos. Lo ideal sería que toda nuestra vida mantuviéramos unas pautas saludables en nuestra vida que nos llevaran a una vida totalmente saludable.

El ejercicio será un aspecto obligatorio ya que favorece una mejora en nuestro organismo y sus beneficios son notables. La práctica deportiva supone uno de los ejes de un cuerpo diez.

Puede que los consejos que hemos ido detallando nos influyan a cada uno de diferente manera por lo que es muy recomendable que acudamos a un profesional de la materia para que previamente nos estudie y nos pueda aportar consejos personalizados que nos ayude a alcanzar nuestro objetivos de la manera más rápida y efectiva posible.

 

Especialízate con nuestro curso de nutrión para el Alto Rendimiento Deportivo